comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Vídeo: los dos errores más comunes y peligrosos que cometemos al circular por una rotonda

conducir-en-rotondas-02

La Dirección General de Tráfico sigue peleándose con uno de los temas más polémicos para muchos conductores, las glorietas y rotondas. Todos creemos saber conducir bien en una rotonda, pero la realidad siempre choca - y nunca mejor dicho - con el aparente convencimiento del conductor de que lo que hace está bien. Es por lo tanto un tema del cuál hay que seguir haciendo pedagogía, desde la propia Dirección General de Tráfico, desde las autoescuelas, y desde medios como este, en el que no solo tratamos las novedades de la industria, sino también asuntos de seguridad vial. Estos días Tráfico publicaba un vídeo sobre cómo debemos circular por las rotondas, muy sencillo, y lo suficientemente claro para hablarnos de los dos errores más comunes a la hora de circular por las rotondas.

Primer error: atravesar en línea recta una rotonda. Y es que, por mucho que nos encontremos una rotonda vacía, y por mucho que atravesar los dos o más carriles que conformen la glorieta nos ahorre movimientos de volante, jamás debemos cruzar los carriles.

Tráfico nos recordaba que debemos utilizar el carril que nos convenga, que siempre debemos salir desde el carril derecho y, faltaría más, que cada cambio de carril ha de señalizarse.

Error muy común: atravesar en línea recta una rotonda cruzándonos varios carriles

Segundo error: salir desde un carril interior. Como decíamos anteriormente, solo podemos salir de una rotonda si nos encontramos en el carril derecho, en el exterior. No podemos salir desde el carril interior, cruzar el exterior, y tomar la salida porque, entre otras cosas, estaremos generando una de las situaciones más peligrosas, y por desgracia habituales, en las rotondas. Si nos encontramos en un carril interior antes de salir deberíamos realizar con suficiente antelación el cambio al carril exterior.

Que la salida que tomemos disponga de dos carriles no es una excusa para no hacerlo.

Error muy común: no respetar la norma que dice que para salir de una rotonda hemos de circular por el carril exterior

Más allá del último vídeo publicado por Tráfico, que es muy sencillo de comprender, la imagen superior es incluso más descriptiva de las formas de circular por una rotonda que son legales y seguras, y las que no lo son.

Esta explicación tampoco entra en otros falsos mitos. El primero, el que dice que para tomar una de las últimas salidas de la rotonda, o cambiar de dirección, hemos de circular por el carril interior. Una rotonda es una proyección de una carretera con varios carriles, con lo cual prevalece la norma de que debemos circular por el carril derecho. El segundo mito, el que dice que siempre hay que utilizar el carril exterior. El carril interior sí puede utilizarse, siempre y cuando nos cambiemos con antelación al carril derecho o exterior para salir de la rotonda, señalicemos nuestras maniobras, y sea necesario para adaptarnos a la circulación.

De todo esto ya os hablábamos hace tiempo en otro artículo titulado: si crees que sabes conducir en rotondas, ¿por qué sigues haciéndolo mal?