Por qué Volkswagen ve su futuro reflejado en Apple

 |  @davidvillarreal  | 

No son pocas las marcas de coches que han querido, y quieren, replicar el espíritu y los éxitos de Apple, en muchos sentidos. Nosotros, los medios, probablemente seamos culpables de haber extendido este cliché. ¿Qué marca podría verse reflejada mejor en Apple? ¿Tesla? Tal vez. El ejemplo de la marca de Elon Musk es muy interesante, el de un fabricante moderno, nacido de cero. Pero también lo es el del advenimiento del coche eléctrico. Y la oportunidad que plantea el futuro del automóvil para que una marca como Volkswagen pueda reinventarse por completo. ¿Pero qué busca, y qué necesita, Volkswagen de Apple?

La visión de Volkswagen y Apple

Pese a que Tesla nos ha dejado con la imagen más parecida que hemos visto en la industria del automóvil a las colas en la puerta de un Apple Store para adquirir el último iPhone el día de su estreno, con sus enormes listas de espera del Tesla Model 3, tenemos la sensación de que eso es lo último que busca Volkswagen. Cualquier fabricante sabe los riesgos asociados a tener a cientos de miles de clientes esperando su coche durante años. Y por fuerza, y tras los problemas en la producción y retrasos sufridos, Tesla debería saberlo ahora.

La visión de Volkswagen tiene que ver más con la estética, la simplicidad y la pureza.

Volkswagen no busca las colas en la puerta de Apple, ni las enormes listas de espera de Tesla

El Volkswagen I.D. Crozz es un anticipo del aspecto que podría tener un crossover eléctrico de dimensiones compactas.

El culto por el minimalismo y la estética de Apple

Reuters no tardó en encontrar un paralelismo entre Volkswagen y Apple que, sinceramente, parece bastante obvio. Y todo gracias a unas declaraciones de Klaus Bischoff, máximo responsable de Volkswagen, que no desentonarían en cualquiera de los memes que pululan por la red con algunas de las frases más repetidas que se le atribuyen al fallecido Steve Jobs.

Bischoff decía que para Volkswagen está en juego ser tan importantes, puristas y limpios como sea posible, y conseguir que el cliente pueda visualizar una arquitectura completamente nueva. Klaus también decía que “Volkswagen está redefiniendo sus valores para la era de la electrificación”, reconociendo además que probablemente se encuentre en uno de los momentos más apasionantes de su carrera, por hacer las cosas de una forma completamente diferente, sin los límites tan estrictos que se le habían impuesto hasta ahora en su trabajo.

Para Volkswagen, y para otras muchas marcas, la llegada del coche eléctrico supone comenzar de cero, con una hoja en blanco. Y Volkswagen, lejos de mantener la línea estética actual, y lejos de apostar por diseños recargados, buscará la simplicidad, el minimalismo. Y el mejor ejemplo lo tenemos en los prototipos Volkswagen I.D. que hemos conocido en los últimos años.

La llegada del coche eléctrico supondrá comenzar de cero para muchas marcas, una gran oportunidad, con muchos riesgos, pero también la oportunidad de redimirse

El Volkswagen I.D. Concept anticipa un compacto eléctrico, del tamaño de un Volkswagen Golf.

En apenas un par de semanas abre sus puertas el Salón de Ginebra. Y muy probablemente conoceremos un poco más acerca de la estrategia eléctrica de Volkswagen, que plantea el lanzamiento de una nueva línea de productos rupturista, al menos desde el punto de vista estético, con todo lo que nos habían ofrecido hasta ahora.

Lee a continuación: Así es el nuevo KIA Ceed 2018: el compacto coreano más europeo quiere el trono del Volkswagen Golf (+80 fotos)