Volkswagen IQ.DRIVE: en qué consiste la "conducción semiautónoma" del nuevo Passat

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Volkswagen Passat 2019 Iq Drive 02

Volkswagen acaba de presentarnos la última actualización del Volkswagen Passat y, tal y como os contábamos estos días, ya sabemos que la tecnología jugará un papel fundamental en un coche que, según Volkswagen, presentará las soluciones más avanzadas en "automatización parcial" de la conducción, o conducción semiautónoma, de Volkswagen. Así define la marca alemana el nuevo paquete tecnológico Volkswagen IQ.DRIVE que, como veremos a continuación, sigue siendo un conjunto de ayudas a la conducción que, sin lugar a dudas, ahora serán mucho más precisas y efectivas.

Volkswagen IQ.DRIVE y la conducción semiautónoma

Como otros muchos fabricantes, Volkswagen ya ha decidido englobar todas sus ayudas a la conducción en un paquete que se comercializará como Volkswagen IQ.DRIVE. Algún día, IQ.DRIVE llegará a ser una tecnología de conducción realmente autónoma, mientras tanto, Volkswagen asegura que irá evolucionando sus ayudas a la conducción e incluyéndolas en toda su gama de productos. Recordemos que marcas como Tesla, con Autopilot, y Nissan, con ProPilot, ya tomaron un rumbo similar, ganándose incluso la reprimenda de organizaciones como EuroNCAP, que consideran confuso hablar de "pilotos automáticos" a tenor del estado actual de la tecnología.

No parece que Volkswagen dé lugar a tales confusiones. Y la nomenclatura IQ se extenderá a otras muchas tecnologías de la marca, al igual que sus nuevos coches eléctricos se llamarán Volkswagen ID. Incluso sus faros más avanzados, de matriz de LED, se comercializan ya - desde el Volkswagen Touareg - como IQ.LIGHT.

Según Volkswagen, IQ.DRIVE incorpora tecnologías de conducción "parcialmente automatizada", que en realidad significa contar con asistentes a la conducción más avanzados hasta que, en el futuro, IQ.DRIVE disponga de conducción realmente autónoma

Volkswagen IQ.DRIVE en el nuevo Passat 2019

Podría decirse que el sistema IQ.DRIVE del Volkswagen Passat es un control de crucero adaptativo avanzado, es capaz de funcionar desde 0 a 210 km/h, mantenerse en el carril y la distancia de seguridad con los coches que le preceden, e incluso ajusta la velocidad para adaptarse a los límites de la vía y a situaciones especiales, como la aproximación a una rotonda, a una ciudad, o a un tramo muy revirado, asegurándose de que el coche llega a la velocidad adecuada.

IQ.DRIVE sigue necesitando un conductor detrás del volante y tanto técnica, como legalmente, no existe la posibilidad de que funcione sin intervención de un conductor, ni tan siquiera por un lapso corto de tiempo. De hecho, Volkswagen asegura que si soltamos el volante durante 10 segundos nos avisará con una serie de advertencias visuales, y acústicas, y si no volvemos a coger el volante reducirá la velocidad y parará a un lado de la carretera. Una solución que no solo está pensada para evitar un uso incorrecto de la tecnología, sino que también puede ser eficaz, por ejemplo, para evitar accidentes realmente graves en caso de desmayo o cualquier indisposición del conductor.

También resulta interesante saber que el sistema IQ.DRIVE que ya equipa el Volkswagen Passat es capaz de realizar maniobras de emergencia más complejas que la clásica frenada automática para evitar una colisión en ciudad. Según Volkswagen, al detectar un obstáculo el nuevo Volkswagen Passat es capaz de activar los sistemas de seguridad, y asistir la frenada y el giro del volante, para acompañar a la maniobra evasiva que inicie el conductor para evitar una colisión y garantizar que esta sea más segura y efectiva.

Más imágenes del nuevo Volkswagen Passat 2019:

Más imágenes del nuevo Volkswagen Passat 2019:

Lee a continuación: 2.0 TDI Evo: así es la última carta al diésel de Volkswagen

Ver todos los comentarios 0