comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volkswagen

4 MIN

Fruta prohibida: el Volkswagen Passat GT estadounidense disfruta de un VR6 atmosférico, proscrito en Europa

volkswagen-passat-gt-2018-p

La berlina no ha muerto. O al menos no ha muerto fuera de las fronteras europeas, donde el crossover y el SUV domina con puño de hierro el mercado. En EE.UU. el Volkswagen Passat es una berlina mucho más popular que en Europa, tanto que Volkswagen la fabrica localmente, adaptada a los gustos estadounidenses - incluso han escogido el Salón de Detroit para presentarnos el nuevo Volkswagen Jetta. Otra primicia de Detroit ha sido el Volkswagen Passat GT, la versión más deportiva de la gama. En sus entrañas late un motor icónico, proscrito a este lado del Océano Atlántico.

Hablemos del alma de este Volkswagen Passat GT, pues es el único elemento que añade carácter a un paquete de por sí demasiado anodino. Es un motor VR6 de 3,6 litros de cilindrada y 280 CV de potencia máxima. Un motor como los de antes, poco apretado y con una entrega de par muy elástica. Una de las características más curiosas de los VR6 - que técnicamente son motores en uve muy estrecha - es que sólo tienen una culata y una tapa de válvulas, logrando con ello un packaging muy compacto, unos menores costes de producción y un sonido único. Desgraciadamente, han pasado a mejor vida en Europa.

El último Volkswagen Passat con motor VR6 fue el R36, disponible hasta el año 2010 con 300 CV atmosféricos y tracción integral 4Motion.

24
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El problema de estos VR6 atmosféricos de gasolina... es que tienen el consumo de un motor atmosférico de seis cilindros. No es un consumo modesto, y en Europa conseguimos mejores prestaciones y un consumo muy inferior con motores 2.0 TSI de cuatro cilindros. Con todo, el VR6 tiene el encanto de los motores de antaño, poco apretados, refinados y con un sonido muy especial. En este Passat estadounidense, los 280 CV a 6.200 rpm se asocian a 350 Nm de par motor, disponibles a sólo 2.500 rpm. Toda la potencia pasa al suelo a través del eje delantero, sin opción a tracción total.

La única caja de cambios disponible es una DSG de doble embrague y seis relaciones, bañada en aceite y con posibilidad de cambiar de marcha mediante levas, ubicadas tras el volante. Volkswagen no ha anunciado datos de prestaciones, sólo de consumos: según el ciclo EPA estadounidense - mucho más realista que el NEDC - su consumo en autopista es de 8,4 l/100 km, consumiendo 12,4 l/100 km en un ciclo urbano. Cifras buenas si tenemos en cuenta que la gasolina cuesta la mitad de lo que cuesta en España. Este Passat GT tiene más diferencias con respecto a sus hermanos de gama.

Un discreto spoiler corona el portón del maletero. Dos salidas de escape protagonizan su zaga, por otra parte demasiado discreta.

Por ejemplo, un kit de carrocería inspirado en los GTI, con una calandra de nido de abeja con detalles en color rojo, llantas específicas - el modelo se llama Tornado, concretamente - de 19 pulgadas de diámetro y un kit de carrocería más agresivo. En el interior toma prestados elementos de los Volkswagen Passat R-Line, como sus asientos deportivos de cuero y Alcantara. No hay muchas más diferencias en el interior de estos Passat: el volante es común a otros Passat, así como el equipo de infotainment Composition Media, que como mucho puede tener pantallas táctiles de hasta 6,3 pulgadas.

El Volkswagen Passat GT es un coche interesante por su motorización, pero para los gustos europeos resulta muy anodino, incluso "barato". Con respecto a rivales como el Honda Accord o el Toyota Camry resulta poco espectacular, poco diferenciado de sus hermanos de gama. Volkswagen jugará la carta del precio en el mercado estadounidense, con precios que arrancan en 29.090 dólares - poco más de 23.800 euros.