Volvo asume que lo más importante, pronto, no será vender coches

 |  @davidvillarreal  | 

Que una marca acuda sin un solo coche a un evento de primer orden, como el Salón del Automóvil de Los Ángeles, resulta transgresor. Volvo asegura que el propio nombre del evento, Automobility LA, un juego de palabras con la palabra automóvil y movilidad, ya era suficientemente revelador para tomar esta decisión. Pero lo cierto es que Volvo ya piensa en las transformaciones que vivirá esta industria en los próximos años y asume que el hecho de vender coches será solo un eco del pasado, por otra parte necesario, en un periodo de transición que se antoja largo, y repleto de retos. En cualquier caso, Volvo asume que lo importante, pronto, no será vender coches.

Volvo acude a Los Ángeles sin ningún coche

Volvo acudirá al Salón de Los Ángeles desplegando su tecnología, su visión del futuro de la industria, y de la movilidad, pero sin ningún coche. No es que Volvo haya perdido el interés por vender coches y, de hecho, la cuenta de resultados de la marca cuadrará únicamente si venden coches, muchos coches. Volvo ha experimentado en los últimos años una transformación enorme, que sobre todo tiene que ver con el desarrollo de productos, enfocarse en la calidad, en la distinción que antaño podía haberse resentido bajo el paraguas de Ford y, por supuesto, valores que siempre la han acompañado, como la innovación en sistemas de seguridad.

Pero Volvo, que este año no ha acudido a citas tan importantes como el Salón de París, ha considerado que lo importante en esta feria era mostrar, a la prensa, y a sus potenciales clientes, lo que nos tienen que ofrecer en materia de movilidad. Y eso es también lo que consideran será más importante en los próximos años.

Volvo tiene claro que, en el futuro, el grueso de su negocio girará en torno a los servicios, y no necesariamente a la venta de coches, también que en 2025 la mitad de sus coches serán eléctricos, y una tercera parte autónomos

Volvo apuesta todo al coche como servicio, los eléctricos, y los autónomos

Volvo asegura que a mediados de la próxima década la mitad de los coches que salgan de sus fábricas serán completamente eléctricos, una tercera parte autónomos y que establecerán 5 millones de relaciones comerciales con sus clientes. Si las dos primeras afirmaciones son sorprendentes y dignas de grandes titulares, esta última lo es aún más. Volvo ya no habla del número de coches que venderá, ni tan siquiera del número de coches que esperan producir. Nos habla de relaciones con sus clientes, desde el que adquiere un coche, hasta el que lo utiliza suscribiendo un plan de renting, o alguno de los planes de utilización de coches que ya ofrecen, o incluso sistemas de tipo car-sharing.

Si por algo ha apostado Volvo recientemente, ha sido por ofrecer su servicio Care by Volvo, que va más allá de la venta de coches, e incluso del renting tradicional. El cliente paga una cuota, que en España parte de los 466 euros, y disfruta del uso del coche que más encaja en sus necesidades en cada momento, dentro de la oferta actual, que incluye Volvo XC40, Volvo XC60 y Volvo V60. Definitivamente, 466 euros al mes, y en unas condiciones fijadas muy concretas, no es una cuota asumible por cualquier cliente. Pero está claro que es un primer paso, muy decidido, y certero, hacia el nuevo paradigma del mercado del automóvil al que nos dirigimos.

Volvo promete que en este evento presentarán muchos avances, y demostrarán servicios basados en la conectividad, la entrega de paquetes en el coche, la conducción autónoma, el coche compartido y, por supuesto, sus servicios de suscripción Care by Volvo.

Lee a continuación: M-Sport pone a la venta su legendaria flota de Volvo S60 de reconocimiento de tramos de rallye

Ver todos los comentarios 1
  • Draco82

    Esos precios de Care by Volvo, son absurdos, por mucho que todo vaya incluído. Muy lejos está eso de no tener coche en propiedad…