Corea del Norte debe 300 millones a Suecia por mil Volvo 144 que jamás pagó: esta es su historia

 |  @sergioalvarez88  | 

Corea del Norte nos fascina y aterroriza a partes iguales. Es uno de los últimos países verdaderamente herméticos del mundo, un reino comunista en el que una élite hereditaria mantiene el poder con un puño de hierro, mientras su población sufre el tremendo aislamiento internacional del país. En Diariomotor hemos dedicado un especial a su peculiar industria automovilística, y en esta ocasión hemos querido ahondar en una de sus historias más surrealistas, que antes habíamos mencionado de pasada. La historia de las 1.000 unidades de Volvo 144 que Corea del Norte compró a Suecia y jamás pagó: Suecia sigue sin olvidar la deuda de Pyongyang.

Corea del Norte era una economía boyante

Para conocer esta historia debemos remontarnos al pasado. Tras la Guerra de Corea, la parte norte – que sabemos es la buena y auténtica, dirigida por un Gran Líder – se sumió en un profundo aislamiento internacional. Repudiada por occidente, pasó a convertirse en un estado satélite a la Unión Soviética. El “telón de acero” dividía ambas coreas, igual que dividía a Europa occidental y oriental. Durante las primeras décadas, la influencia soviética se tradujo en grandes inversiones extranjeras, un ejército en constante crecimiento y una boyante industria minera. Increíble pero cierto.

Los empresarios suecos vieron en Corea del Norte un buen destino para las exportaciones de bienes industriales y automóviles.

Corea del Norte crecía a un ritmo endiablado, con crecimientos interanuales del PIB que llegaban al 25%, fruto de su relación completamente dependiente con la Unión Soviética. A mediados de los años 70, el mundo sabía que el pequeño reino comunista – aún gobernado por Kim Il-sung, el “Líder Eterno” – poseía interesantes recursos mineros. En Suecia, los socialistas empujaron al gobierno a reconocer formalmente a Corea del Norte. Tras este reconocimiento, los empresarios suecos creyeron ver una excelente oportunidad de negocio. Como podéis intuir, la oportunidad no se materializó: todo terminó en una gran estafa internacional.

En su momento, a Corea del Norte le interesaba ser reconocida por occidente, y los periodistas internacionales que visitaron la nación en los años 60 y 70 quedaban admirados con el desarrollo del país. Un desarrollo que era un espejismo, ya que la doctrina Juche de Kim Il-sung acabaría sumiendo al país en la ruina absoluta en las décadas venideras. A principios de los años setenta, Suecia estrechó lazos diplomáticos con Corea del Norte, y Volvo fue una de las primeras empresas en aventurarse a este mercado virgen. Mostraron a Corea del Norte sus nuevos 144, robustas y elegantes berlinas, de las que Kim Il-sung se enamoró.

Los mil Volvo de la discordia

Tras consultar sus materiales promocionales, en 1974, el gobierno de Corea del Norte – en una economía planificada, sólo el gobierno tiene la potestad de importar bienes – encargó nada menos que 1.000 unidades de Volvo 144. Empresas como Atlas Copco y Kockum también aprovecharon la coyuntura para vender sus productos en el pequeño reducto comunista. Por suerte, tuvieron a bien contratar seguros a la exportación, avalados por el propio estado sueco. Al año de entregar los coches a Pyongyang, Volvo comenzó a aceptar que Corea del Norte no tenía intención alguna de pagar los 1.000 vehículos que les habían enviado.

Corea del Norte habría pagado a Suecia – principalmente – en recursos minerales. En 1976, el precio de los minerales se desplomó, y jamás pagaron sus deudas.

Corea del Norte había fundido sus fondos en proyectos megalómanos de nula rentabilidad, y no tenía dinero para pagar a los inocentes suecos. O quizá nunca pensaron pagar sus importaciones. Esa es la versión sencilla, la versión más compleja y realista es que Corea del Norte esperaba pagar en cobre y zinc sus importaciones, en las que se incluía el equipamiento minero para extraerlas de la tierra. En una feria comercial se destapó un grave escándalo de espionaje industrial – que implicaba a oficiales norcoreanos – y para más inri, el precio internacional de estos recursos naturales había caído en picado.

En cualquier caso, el resultado es que Volvo nunca vio el dinero, pero acabó recuperando el valor de los coches gracias al seguro a la exportación que habían firmado con el estado. Volvo se olvidó del tema, pero Suecia jamás lo ha dejado pasar: al fin y al cabo, es Corea del Norte quien le debe dinero. Sí, más de cuarenta años después, aún les deben dinero. De forma bianual, funcionarios suecos calculan el montante que Corea del Norte les adeuda, sumando los correspondientes intereses y penalizaciones. El valor de esos mil Volvo 144 asciende actualmente a unos 300 millones de euros, tras ajustar la inflación.

Al parecer, Corea del Norte también debe unos 5 millones de euros a Rolex, que les vendió 2.000 relojes con la inscripción “regalado por Kim Il-sung”. Verídico.

De forma pragmática – y en verdad ilusa – comunican bianualmente a Corea del Norte el montante que deben. Estas comunicaciones deben ser ya consideradas una especie de comedia en Pyongyang, que jamás pagará por estos coches. Newsweek calculó que si Pyongyang vendiera los 1.000 coches a su valor de mercado – estimado en tablas en unos 2.000 euros unitarios – conseguirían pagar aproximadamente el 0,6% de su deuda. Teniendo en cuenta que son ya coches clásicos relativamente cotizados y quizá en subasta – porque soñar es gratis y son coches con cierto pedigrí – los norcoreanos obtuviesen más que 2.000 euros por coche.

Todos ellos eran de color verde oscuro, y una gran parte de ellos aún circula, testimonio vivo de su fiabilidad y dureza. Muchos de ellos están impecablemente mantenidos, dentro de estándares norcoreanos, y los pocos extranjeros que han conseguido montarse en alguno, atestiguan su excelente estado. No nos sorprende, ya que con sus cuatro discos de freno, cinturones de seguridad y robustos motores old-school, siguen siendo coches muy superiores a cualquiera de los productos de Pyeonghwa Motors. Aunque a Kim Jong-un le encanten los Mercedes, muchos años pasarán hasta que estos Volvo desaparezcan de Pyongyang.

Estos Volvo 144 se han convertido ya en parte inseparable del paisaje urbano de Corea del Norte. En su mayor parte han sido usados como taxis en la capital, así como coches privados para altos cargos del partido.

Volvo debería aprovechar la ocasión para explotar la excepcional imagen de marca de estos Volvo 144. Aunque asociaciones con Corea del Norte no sean las mejores para una empresa cuyo mercado principal es Estados Unidos, que estos coches sigan rodando – 43 años después de haber sido entregados, sin una red de mantenimiento adecuada y con carreteras en mal estado – es un testimonio que Volvo debería aprovechar. Lo dejamos caer.

Fuente: Newsweek | Drivemag | Magnet

Lee a continuación: ¿Plan para este fin de semana? Acompáñanos al Iberian Porsche Meeting en Cascais, la mayor concentración de Porsche en la península

  • Kanzler

    Los suecos se lo merecen por idiotas.

    Cuando Pinochet desde Chile quiso comprar toda la flota gubernamental , coches, camiones, omnibuses, etc., los “Podemitas” del sindicato sueco en Gotteborg, para satisfacer las “pasiones de venganza” de los terroristas chilenos con asilo político en la ingenua Suecia, lo despreciaron no vendiéndole la flota Volvo, pero si los 1.000 Volvos 144 a Corea del Norte.

    Pinochet mandó a los suecos a tomar por culo y compró todo Mercedes. Hoy se estará revolcando de risas en la tumba y los suecos no cobraran nunca.

    Pero una pregunta? Que seguro pagó a Volvo por no cobrar os coches de parte de Corea del Norte?

    Claro…el seguro que tenía Volvo AB que era una firma sueca ja ja ja o sea que quien ha perdido son todos los suecos con sus impuestos.
    A disfrutar ovejas!

    • Jose

      No borreis los mensajes……… que no es nada democrático……………..chicos… !!!!

      Libertad de expresión….os suena ?????

    • Luiggi Van Madeliefje

      Mezclas muchas ideas y el odio te ciega bastante.

      La realidad es que Volvo se lo montó genial, ese año Volvo sustituia la serie 100 por la 200, no palmó un duro y lo que mandó no es otra cosa que el excedente de producción de un coche que estaba más que amortizado (se superaron el millón de unidades entre el 142 144 y 145 en 8 años de producción), lo liquidó y estaba respaldado por el estado.

      ¿Qué valor tenian estos coches? Sabiendo que un alpine eran 300.000 Pesetas ese mismo año en España quizá estamos hablando de menos de 2 millones de Euros… Si contamos con que esos coches eran excedentes de producción a precio de “fábrica” quizá estariamos hablando de una cuarta parte de esos 2 millones de Euros.

      ¿Qué esperaba el gobierno sueco? Lo que consiguió abrirse puertas en un mercado blindado como era la Europa del Este, y hacerlo con el visto bueno de occidente, se vendieron bastantes coches a los paises de telón de Acero pero no a cambio de dinero si no de materias primas que faltaban en Suecia (por ejemplo Azucar u otra clase de alimentos).

      Y por último que beneficios ofrecería vender todo eso que mencionas a Chile… En fín, sin entrar en valoraciones políticas, en 1974 ¿crees que podrías invertir en un país en el acaba de ser derrocada la democracia, más aún cuando el Mayo del 68 quedaba en la memoria de todos? Me parecería muy loco.

      Por otro lado he querido investigar más sobre eso que comentas… Pero tampoco encuentro ninguna fuente, ¿podrías añadirlas? Me parece un tema muy curioso ese que comentas de que lo rechazasen los sindicatos.

      • Kanzler

        “…Mezclas muchas ideas y el odio te ciega bastante…”

        Mira para comenzar vete hacer el cura al país de los enanos.

        Cual es tu mensaje? Que como -lo dices tu pues no es tampoco así- el 144 era ya fuera de producción?

        Y si así fuera que? Regalados era buen negocio o ya bastaba para que el cerdito que gobernaba Corea del Norte en ese momento se hiciera de 1.000 coches gratis.

        Seguro que Suecia se tomaba el café amargo si los países comunistas no le vendan “azúcar”.
        Donde te has criado chico? Dentro de una botella?

        O eres uno de los chilenos que nombro o uno de los tantos suecos ingenuos.

        Lo que comento del caso del rechazo de venta de parte de Volvo AB a Chile lo digo con fundamentos de causa y no se si hay algo colgado en internet, pues estas cosas especialmente en la Era “NiNi” que vivimos seguro no es noticia, pero si que así de estúpido por parte de los suecos fue y fue por presión de los terroristas chilenos asilados en Suecia, apoyados por los parasitos sindicalistas suecos.

        Guste o no a los nostálgicos que aun defienden los Maduro y otros traficantes gobernantes latinoamericanos.

        .

        • Jose

          Querido amigo….. sigues mezclando con cierto odio muy sesgado,( pero muy…. ) churras con merinas….. En el caso de Chile, el único terrorista ( fascista asesino, hijo de la grandísima p…… ) de aquella época fue un tal Pinochet y sus secuaces….. no la gente exiliada en otros países.Pero de que vas …..!!!!!!!!!!!!
          No hagas comulgar con ruedas de molino y a los presentes y a otros tantos que nos leen….POR FAVOR…..!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

          • Kanzler

            Exacto , tu lenguaje era el de esos que presionaron al sindicato sueco a no vender la flota de Volvo a Chile.

          • Jose

            Los suecos y nórdicos en general no soportan a los fascistas asesinos hijos de la gran…. Ya veo que a ti te encantan.

          • Kanzler

            Te ha trastornado el exilio eh? JA JA JA…

            Tomado con calma, el futuro latinoamericano se llama Maduro ja ja ja

          • Jose

            Pero todavia hay fascistas asesinos vivos…..????????? jajjajajajajajajajaja………

          • Iker Gernika

            ¿Desde cuándo estar en contra de Pinochet es estar a favor de Maduro?¿Eres binario y solo comprendes un uno y un cero? Dictadores que asesinan o mandan asesinar en masa, que dan golpes de estado y que roban porque son unos ladrones no me merecen ningún respeto.

      • Rafel_de_Lluny

        No me gusta la dictadura norcoreana y no soy proMaduro. Eso no mke hace ver con buenos ojos al asesino de Pinochet.
        Madre mía. ¿Todavía te mueves con aquello de estás conmigo o contra mí?

    • Mikee Roquee

      esto ya habia pasado muchos años antes del gobierno de Pinochet o.O loooooooool

  • JJ

    Moraleja.
    No te fíes de un comunista.
    Ya se llevaría el dinero algún mediador comunero.

    • maikelcandanga

      Habiendo muchos estafadores capitalistas (GM, Ford, VW, McDonald’s, Disney…) ¿Para qué fiarse de un charlatán adorador de dólares disfrazado de socialista?

  • Gilo

    ¿Por qué es tan elevada la cifra (300 millones €)? Supone 300.000 € por cada coche…Es posible que esas penalizaciones e intereses sean tan elevados??

    • Jose

      Ya, se sabe …la inflación, expeculación, sesgo mediático…..uffffff …..mil cosas……

      • GTR43V3R

        …y añadimos clausulas de penalizaciones en caso de retrasos en los pagos + los intereses de esas penalizaciones, etc., etc.
        Sabemos que en cuanto a cobrar de forma legal el Capitalismo es el mejor (vease Hacienda) jaja

        • Kanzler

          :-))))
          Cuando no se trata de “iluminados”, mira Ronaldo o el Messi o Marichaladron

          El Messi comprobado que roba millones a Hacienda y aun le renuevan el contrato con 35 millones de euros al año.

          quien tiene la culpa?

    • Kanzler

      Pienso que se refiere a Coronas suecas y en ese caso serian € 31.068.000,-

  • X 2.0

    Ellos mismos admitieron que no son comunistas, siguen la doctrina Juche en la que todo gira en torno al líder. No leen ni a Marx, ni a Engels, ni a Lenin, ni tienen referencias de nada que salga de sus fronteras. Es un mundo literalmente a parte, ideológica y materialmente, aunque pueda recordar estéticamente a la Unión Sovietica.

    • Kanzler

      Exacto y funciona por ser una sociedad asiática, no creo de durara tanto en otro tipo de cultura.

  • X 2.0

    Sobre el mantenimiento de estos coches, contribuyen varios factores para que hayan llegado en su mayoría hasta día de hoy. Por un lado, en general, en Asia cuidan bastante bien de los coches, y sobre todo, tienen respeto al coche ajeno. Por otro lado son coches de mecánica sencilla, duros Volvo, seguramente los reparen con piezas pirata o copiadas artesanalmente. Lo de las piezas pirata es mas que probable, ya que China es uno de sus principales proveedores.

  • vorphalack

    Diariomotor ahora da opiniones políticas y caldea los ánimos para que muchos aquí en los comentarios terminen hablando de política y no de autos …por favor mas objetividad…son miles de capitalistas los que han cometido fraude a la las naciones y a los ciudadanos…son muchos los banqueros los que han robado a sus ahorristas.

    • AC/DC

      Si el capitalismo y sus capitalistas, son estafadores….
      Porque la vereda del frente también lo hace’? , o sera que cuando le toman el gustito al dinero, se dan vuelta la chaqueta?
      Aca en Chile los 2 partidos políticos con mas dinero, son el PS (Partido Socialista) y su hermano el PC (Partido Comunista) , como lo hacen?

  • AC/DC

    Comunistas con deudas impagas??? CUANDO, DONDE?!!! xd