comscore
MENÚ
Diariomotor
Volvo

3 MIN

Los primeros Volvo S90 fabricados en China comienzan a llegar a Europa, y no deberías preocuparte

volvo-s90-china-p

Volvo ha anunciado hoy en una nota de prensa la inauguración de una ruta ferroviaria desde su factoría china en Daqing y su centro europeo de distribución en Zeebrugge, Bélgica. La apertura de esta ruta comercial marca el inicio de la exportación de Volvo S90 fabricados en China al continente europeo. Antes de que os echéis las manos al cielo, hemos de dejar claro que no hay motivos para la preocupación, porque no es el primer Volvo fabricado en China y exportado más allá de sus fronteras. Esta noticia tiene implicaciones más profundas y aspectos positivos que requieren leer entre líneas y tirar de hemeroteca.

Volvo ya fabrica en China los S60 Inscription de batalla larga que vende a continuación en Estados Unidos.

21
FOTOS
VER TODASVER TODAS

No todos los Volvo son fabricados en Suecia. Una parte importante son construidos en los Países Bajos, y desde hace unos pocos años, los coches destinados al mercado chino son producidos localmente en Daqing. China es un mercado donde las berlinas aún son vistas como coches de representación, más refinados y elegantes que un todocamino. En las instalaciones chinas de Volvo se producen entre otros vehículos, los Volvo S60 Inscription. Estas versiones lujosas de batalla larga de los Volvo S60 son exportados al mercado estadounidense, cuyos consumidores no han tenido una reacción adversa al origen de estas berlinas.

En Daqing también se producen multitud de Volvo S90, la mayor parte de ellos destinados al mercado local. Sin embargo, han comenzado a exportar a otros mercados, entre ellos al europeo, los Volvo S90 Excellence. Es la versión más premium del Volvo S90, en la que se suprime el asiento del copiloto, y se transforma en un reposapiés con sistema de infoentretenimiento incluido. El objetivo es que al menos uno de los pasajeros de las plazas traseras viaje con un espacio y confort digno de una limusina. Por supuesto, su nivel de equipamiento y motorizaciones es el más alto de toda la gama. Su precio también acompaña.

Por el momento, sólo los Volvo S90 tope de gama serán exportados al mercado europeo, pero la marca ha anunciado que pronto todos los S90 fabricados en Daqing serán exportados fuera de China. Serán exportados en unos contenedores especiales, en los que caben tres Volvo S90, colocados en diferentes ángulos mediante unos anclajes especiales. Cada convoy de frecuencia semanal va cargado sólo con coches Volvo y puede albergar la friolera de 225 vehículos. Otra de las ventajas del ferrocarril son unas menores emisiones de CO2 con respecto al transporte marítimo, así como un tiempo de tránsito un 66% inferior.

La exportación de productos de lujo fabricados en China a Europa no es nada nuevo. Fijaos en los iPhone de gama alta, teléfonos de más de 1.000 euros de los que nadie cuestiona su origen. Lo mismo ocurre con multitud de productos electrónicos. Estos Volvo S90 son la punta de lanza de una ofensiva que pronto otros fabricantes podrían replicar, de ser exitosa y de ser bien recibida por parte del público europeo. Volvo asegura que los controles de calidad de estos coches son tan exhaustivos como los de los coches fabricados en Europa, y son ensamblados usando los mismos medios de producción y materiales.