Pruebas de modelos de la marca Jaguar

Cuando se lanzó al mercado el Jaguar XE hace un par de años, todos lo bautizaron rápidamente como el BMW Serie 3 inglés. En cierto modo, la aventura de Jaguar en el segmento de las berlinas premium medianas es un ataque directo a sus rivales germanos, con una fórmula ya conocida: un diseño sobrio, cuatro puertas y un bastidor dinámico con propulsión trasera. Ahora, el Jaguar XE pasa por el garaje de Diariomotor, donde lo ponemos a prueba para averiguar si en verdad el triunvirato alemán debe temerle a este caballero británico.

Continuar leyendo »

El calor abrasador de un día como hoy puede resultar agotador. Especialmente si tienes que esperar media hora la llegada de tus compañeros mientras el sol cuece tu cogote a la parrilla. Pero eso poco importa, si lo que va a tener lugar durante los próximos días es un Summer Meet…

Continuar leyendo »

Ni siquiera llevo treinta minutos en la A7000 cuando mi Jaguar F-Type V8 S vuelve a ser interceptado por la Guardia Civil. Es la tercera vez que ocurre en cinco días, algo que comienza a ser preocupante... El caso es que, como en anteriores ocasiones, no he infringido ninguna norma de circulación. La razón es sencillamente que el F-Type hace demasiado ruido… que es un escándalo público. Puedes dar un paseo a 50 ó 60 kilómetros por hora que los escapes braman un sonido tan atroz, con continuos petardeos, que se oye a kilómetros a la redonda. Ese crepitar pone en alerta a las patrullas cercanas y, cuando finalmente te ven aparecer, es el turno del consabido control rutinario…

Continuar leyendo »

Propongo una berlina elegante y lujosa, por cuestiones obvias y objetivas que más adelante detallaré, un estilo inconfundible y la promesa de confort y unos consumos muy contenidos que hasta hace tan sólo unos años hubieran sido casi inimaginables en un sedán de Jaguar que de proa a popa mide cerca de 5 metros de longitud. Un turismo para todo, pero que destaca y con diferencia por lo que aporta en trayectos largos, por autovía y autopista, a velocidades de crucero legales y considerablemente altas allá donde nos lo permitan (en la famosas Autobahn alemanas) o donde no nos vean.

Continuar leyendo »