CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

¿Qué es un caballo de vapor? ¿Consume un coche más por tener más caballos?

Juan Carlos Lezama Gonzalez | 18 Sept 2022

Desde bien pequeños todos hemos oído la expresión "¿cuántos caballos tiene tu coche?". Siempre hemos relacionado que un coche es mejor y tiene más potencia cuantos más caballos tenga. Pero ¿sabemos realmente qué significa que un coche tenga x caballos? ¿tienes claro qué son los caballos de un coche? Aunque sea un concepto que hemos escuchado miles de veces, es normal no tener muy claro a qué se refiere. En este artículo trataremos de explicarte lo que son, para que cuando vayas a comprarte un coche, sepas bien lo que estás comprando.

¿Qué son los caballos de vapor?

Seguro que este término lo conocerás solo por "caballo" pero su nombre completo es "caballo de vapor" o más conocido como CV. El CV es una unidad de medida de potencia. Se define como la potencia que se necesita para levantar un peso de 75 kgf (kilogramo-fuerza o kilopondio) a un metro de altura en 1 segundo.

¿Qué otras unidades de medida de potencia existen?

Para nosotros, españoles, la unidad de medida de potencia es el caballo de vapor. Sin embargo, para los ingleses y americanos, esta medida es diferente, ellos tienen el caballo de fuerza o horsepower (HP). Esta medida es casi igual que la del caballo de vapor siendo la equivalencia 1 HP = 1,014 CV. Es normal preguntarse por qué no utilizamos nosotros también HP en vez de CV. El CV surgió en Francia por la necesidad de de encontrar una unidad similar al HP pero adaptado al sistema métrico decimal que se había adoptado en el país.

En Alemania a esta unidad de medida se la conoce como "Pferdestärke" o PS, que viene a ser lo mismo que el caballo de fuerza anglosajón.

En cambio, el Sistema Internacional de Unidades establece que la unidad de medida de potencia sea el kilovatio (kW). La equivalencia del kW con el CV es 1 kW= 1,36 CV. Aunque como vemos, el uso de estas unidades de medida dependerá del país donde te encuentres.

¿Cómo influyen los caballos en un coche?

Cuanta más potencia tenga un coche, más podrá acelerar y más velocidad alcanzará. Aun así esto dependerá del tipo de coche que tengamos.

Si tenemos un coche con 150 CV de potencia que no es muy grande y pesa más bien poco (unos 1000 kg) podemos decir que tiene un motor potente. Pero si tiene un motor de 150 CV y pesa bastante más, en ese caso tendrá un motor normal para ese coche.

Esto se debe que la potencia del motor está relacionada con el peso del coche. No es lo mismo tirar de un coche de 1000 kg que de un coche de 2000 kg.

Para determinar si un coche es potente debe pesar 10,5 kg por cada CV. Y si es muy potente, serán 8,5 kg por cada CV.

¿Tener más caballos sale realmente más caro?

Al comprar un coche, es normal que busquemos lo mejor, dentro de lo que nos podamos permitir. Es lógico que nos preguntemos si debemos comprar un coche con mucha potencia o no, y si esto nos saldrá más caro a la larga. La respuesta a esto dependerá mucho del uso que le quieras dar al coche.

Si tenemos un coche con un motor de pocos caballos y queremos recorrer muchos kilómetros por carretera, tendrá que funcionar a revoluciones más altas a marchas más cortas en bastantes ocasiones, como al adelantar, y esto supone un mayor consumo y por tanto un gasto superior. En cambio, si tenemos un motor con muchos caballos no tendríamos que sobrerrevolucionar, pues tendrá fuerza suficiente para elevar la velocidad sin necesidad de tener que bajar de marcha.

Por eso decimos que dependerá de para qué vayamos a usar el coche. Si compramos un coche con pocos caballos para que haga muchos kilómetros en carretera, tendremos que exigirle mucho y consumirá más. Por el contrario, si compramos un coche con muchos caballos y solo lo vamos a utilizar en la ciudad y para hacer tres o cuatro viajes al año, probablemente nos habremos pasado de potencia y estaremos gastando más dinero del necesario.

No obstante, salvo que nos pasemos el día en la carretera y tratemos de realizar estas mediciones en base a un coche de 60 CV, casi siempre podremos decir que un coche con un motor más potente es un coche que gasta más combustible. Claro está, hay que respetar el hecho de que alguien quiera un coche más potente "porque sí", pero al hablar de consumo podemos generalizar y decir que más potencia es más consumo.

Esto sucede porque más potencia implica casi siempre un motor más grande. El motor es más grande porque trabaja con más combustible, y por tanto, el consumo es mayor. Y sí, podemos hablar de los turbos, y de la optimización de la centralita. Pero en general, más caballos es más consumo.

Y ya no solo es porque un coche con muchos caballos consuma más, si no que además te gastarás más a la hora de comprarlos porque son más caros, en parte porque cuentan con mejores componentes. También implican más impuestos debido a su potencia fiscal o incluso a cuestiones como la contaminación. Y esto sin olvidarnos de la cuestión de los neumáticos y los frenos, que deben ser de un nivel superior en coches con más potencia, lo que de nuevo nos lleva a un coste superior en términos de mantenimiento. Todos tenemos al amigo del "quiero y no puedo" que se compró aquel coche al que no podía cambiarle los neumáticos por el precio que tenían.

Por lo que podemos decir que a grandes rasgos los coches con más caballos gastarán más y saldrán más caros.

No siempre comprarse un coche con muchos caballos significa tener un coche mejor. Al final, lo que necesitas es un coche que se adapte a ti y a tus necesidades. Si únicamente vas a usar el coche en entornos urbanos, quizá deberías optar por un coche que sea menos potente, ya que se amoldará mejor a lo que necesitas y gastarás mucho menos dinero. En estas situaciones tenemos que ser prácticos porque comprar un coche es una inversión muy importante, a pesar de que entre nuestros gustos esté tener un coche muy potente.