CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

Las principales fuentes de energía eléctrica con las que la humanidad consigue cosas como luz o coches eléctricos

Juan Carlos Lezama Gonzalez |
Fuentes De Energia Electrica
Fuentes De Energia Electrica

Encontramos la energía eléctrica presente en nuestro día a día en casi todo lo que hacemos, desde despertarnos por la mañana con un despertador hasta la película que vemos por la noche. Todas las máquinas que utilizamos utilizan energía eléctrica para funcionar. Para obtenerla, el hombre utiliza varias fuentes de energía eléctrica.

Conocer de qué manera se obtiene y cuáles son las fuentes de energía eléctrica que podemos utilizar, es algo que todos deben conocer. Aquí vamos a responder algunas de las preguntas más comunes que las personas suelen hacerse sobre la electricidad y las fuentes de energía eléctrica.

¿Qué es la electricidad?

La electricidad es un fenómeno natural que se puede utilizar para energizar equipos y dispositivos electrónicos de potencia. Todo lo que está a nuestro alrededor se encuentra constituido por átomos, y en todos los átomos hay electrones. Con esto quiero decir, que la electricidad es el flujo de electrones de un átomo a otro.

A este flujo es lo que llamamos corriente eléctrica. Los átomos que intercambian fácilmente corrientes eléctricas se conocen como conductores. Estos conductores se pueden combinar para permitirnos controlar el flujo de electricidad para nuestro beneficio.

¿Cuáles son las fuentes de energía eléctrica?

La electricidad se obtiene de diferentes fuentes y esas fuentes se pueden dividir entre renovables y no renovables. Las fuentes de energía renovables se pueden reponer naturalmente, mientras que las fuentes no renovables son finitas.

Las fuentes de electricidad más comunes del mundo no son renovables, como por ejemplo el gas y el carbón. Otras fuentes de electricidad comunes incluyen la energía nuclear, la hidroeléctrica, la eólica y la energía solar.

Energía hidroeléctrica

Las centrales hidroeléctricas generan electricidad a partir del movimiento del agua. Para obtenerla, se construyen represas en los ríos para retener el agua, creando embalses, los cuales son muy parecidos a un lago. El agua es conducida a través de tuberías hasta una sala de máquinas.

A través de turbinas y generadores se transforma la presión del agua contenida en la represa en movimiento, generando electricidad a partir del agua. La energía hidroeléctrica es una de las más utilizadas en el mundo.

La principal desventaja de este tipo de fuente de energía eléctrica, es que por su gran tamaño suele tener un gran impacto en el medio ambiente. Como es la deforestación que ocasiona su construcción, el cambio del curso de los ríos y además requieren de una extensa área de inundación.

Energía eólica

Las centrales eólicas convierten el viento en energía. Al igual que con la energía hidroeléctrica, funciona a través de turbinas. Estas turbinas son activadas a través de un molino que se mueven debido al viento. Además de las turbinas, también utiliza generadores que, gracias a un rotor, generan campos electromagnéticos que se transforman en energía eléctrica.

Es una fuente de energía eléctrica 100% limpia, con un impacto ambiental reducido. La principal desventaja es la intermitencia, después de todo, no siempre hay suficiente viento para la generación de electricidad a través de este proceso.

Energía termoeléctrica

Las plantas termoeléctricas son otras fuentes de energía eléctrica. En este tipo de generación de energía, el sistema funciona calentando el agua por medio de combustibles fósiles, como lo es el petróleo, el gas natural y el carbón.

El calentamiento produce vapor, el cual es conducido por medio de tuberías a las turbinas, haciéndolas girar. Las turbinas están conectadas a generadores que crean un campo electromagnético interno, que es lo que genera la electricidad.

A diferencia de la opción anterior, esta fuente de electricidad no es renovable, ya que se alimenta de combustibles fósiles que no son renovables, porque son finitos. La quema de los combustibles fósiles, causa un gran impacto ambiental generando contaminación del aire.

Energía solar

La energía solar utiliza la luz y el calor del sol para generar energía renovable no contaminante. Los paneles solares o las células fotovoltaicas son las formas más comunes de aprovecharse de la energía solar. A medida que la luz del sol se vuelve más intensa, aumenta el voltaje generado entre las dos capas de la celda fotovoltaica.

Cuando la luz solar golpea los paneles solares, los átomos sueltan sus electrones y estos fluyen a través de las celdas y generan energía eléctrica. En otras formas, la energía del sol se usa para hervir agua y operar una turbina de vapor para generar electricidad de manera similar a las plantas de energía nuclear o de carbón.

Las plantas de energía solar están ganando popularidad constantemente con el aumento en el precio de los combustibles fósiles. A través de grandes reflectores atrapan la energía solar. Esta energía luego es dirigida a los receptores donde se emplean diversas tecnologías para accionar turbinas de gas o vapor para generar electricidad.

La energía nuclear

La energía nuclear se genera de la energía contenida en el núcleo de un átomo. Las centrales nucleares de energía utilizan el proceso de fisión nuclear, que es el proceso que se utiliza para dividir un átomo, para crear energía.

Por lo general, las centrales de energía nuclear usan átomos de uranio que se dividen cuando son golpeados por un neutrón, liberando calor y radiación, creando más neutrones.

Una vez que los neutrones chocan con otros átomos de uranio, el proceso se repite de nuevo. Para producir calor las centrales nucleares se aprovechan de esta reacción en cadena. Cuando se combina con agua, el calor produce vapor que luego se usa para generar electricidad que podemos usar en nuestros hogares.

¿Qué fuentes de energía contribuyen a la contaminación del medio ambiente?

A pesar de que la forma más económica de generar energía es mediante la quema de combustibles fósiles como el gas natural, el carbón y el petróleo, es también la más peligrosa para el medio ambiente.

La quema de combustibles fósiles libera dióxido de carbono a la atmósfera, lo que ha sido vinculado con graves complicaciones ambientales. Complicaciones tales como el calentamiento global, el cambio climático, la contaminación del aire, los desastres naturales, la destrucción del hábitat y problemas de salud crónicos.