CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

¿Qué es el impuesto de matriculación y qué estamos pagando realmente?

Nuria Aguilar | 13 Nov 2022
Que Es Impuesto Matriculacion 2
Que Es Impuesto Matriculacion 2

A la hora de comprarnos un coche, todos sabemos que tenemos que hacer varios trámites que nos costarán dinero ya que tenemos que pagar varios impuestos en España por tener un coche y circular con él. Una de las cosas que tendremos que pagar si compramos un coche nuevo es la matriculación. Cuando pagamos el impuesto de matriculación, el coche está oficialmente matriculado y solo nos quedan pulir algunas cosillas para que por fin podamos usar nuestro coche. Pero ¿sabes lo que es el impuesto de matriculación? En este artículo te lo explicaremos para que sepas qué es lo que estás pagando.

¿Qué es el impuesto de matriculación?

El impuesto de matriculación es un tributo que grava la primera matriculación de un coche en España. Este tributo se calcula sobre la base imponible junto con otras tasas o impuestos, como por ejemplo el IVA.

Este impuesto se basa en las emisiones de CO2 de un coche, por lo que variará dependiendo del modelo de coche. El impuesto que se aplica en la base imponible está entre el 0% y el 14,75%.

¿Cuándo se debe pagar el impuesto de matriculación?

Este impuesto se paga cuando matriculamos el coche, es decir, una vez, no es como el impuesto de circulación que hay que pagarlo anualmente. Normalmente el propio concesionario se encarga de los trámites de este impuesto englobándolo en la factura. Pero si no, es un pago que debemos realizar en la Agencia Tributaria o Hacienda.

Aunque el coche cambie de propietario, el impuesto de matriculación sólo se paga una vez.

No solo aplica a coches nuevos, puede que compres un coche usado pero que no esté matriculado en España, en ese caso, tendrás que pagar el impuesto de matriculación.

El impuesto de matriculación en 2022

Quienes hayan comprado un coche y lo hayan matriculado desde el 1 de Enero de 2022, les hará salido más caro ya que el impuesto de matriculación se calcula en base a una homologación nueva, la WLTP (World Harmonized Light-duty Vehicle Test Procedure, que traducido al español es "Procedimiento Mundial de Test Armonizado Para Vehículos Ligeros"). No es que haya cambiado el impuesto, lo que ha cambiado es el criterio de homologación de las emisiones de CO2.

Tanto la homologación de antes como la de ahora se dividen por tramos, dependiendo del tramo en el que se encuentre nuestro coche, se nos aplica un porcentaje de impuesto de matriculación u otro. El nuevo ciclo de homologación, al ser más realista, ha hecho que muchos coches suban de tramo y se consideran más contaminantes, por tanto, pagan más de impuesto de matriculación.

Por ejemplo, los coches que emitían 144 gramos por kilómetro de CO2 y que fueron matriculados cuando estaba la homologación NEDC, se les aplicaba un 0% de impuesto de matriculación, es decir estaban exentos de pagarla ya que se encontraban en el primer tramo. Sin embargo, con la nueva homologación, un vehículo que emite lo mismo, pasa a estar en el segundo tramo y se le aplica un impuesto de 4,75%.

¿Cómo se calcula el impuesto de matriculación?

Para poder calcular el impuesto de matriculación debemos fijarnos en los tramos en los que se divide la homologación WLTP:

  • En el primer tramo las emisiones de Co2 son hasta 120 gramos por kilómetro (120 g/km inclusive). A estos coches se les aplica un impuesto del 0%.
  • En el segundo tramo, las emisiones se encuentran entre 121 y 159 gramos por kilómetro. En este caso el porcentaje que se les aplica a estos coches es del 4,75%.
  • El tercer tramo está entre 160 y 199 gramos por kilómetro. A estos coches les corresponde un porcentaje del 9,75%.
  • Y finalmente, los coches del tramo 4 están en los 200 gramos por kilómetro o por encima. Estos tendrán que pagar un impuesto del 14,75%.

Una vez que sabemos el porcentaje que nos corresponde, la fórmula que debemos seguir es sencilla. El porcentaje se aplica sobre la base imponible del coche, es decir sobre el precio del coche antes de aplicarle los demás impuestos. De está manera obtendremos lo que nos costará el impuesto de matriculación.

Así si por ejemplo nuestro coche se encuentra en el segundo tramo (4,75%) y su base imponible es de 20.000 euros, el total que tendremos que pagar de impuesto de matriculación será de 950 euros.

Por lo general, el impuesto de matriculación está incluido en el precio de venta del coche, al igual que el IVA.

¿Qué coches están exentos de pagar el impuesto de matriculación?

Los coches eléctricos están exentos de pagar el impuesto de matriculación.

Hay algunos casos en los que los coches no deben pagar el impuesto de matriculación, por ejemplo:

  • Los coches que emitan 120 gramos por kilómetro o menos de CO2, ya que como hemos visto, a estos coches se les aplica un porcentaje del 0%. Entre estos están los coches eléctricos, los híbridos o vehículos pequeños.
  • Los vehículos para personas con movilidad reducida o que estén matriculados a nombre de personas con discapacidad para uso exclusivo tampoco tendrán que pagar impuesto de matriculación.
  • Los coches que están matriculados a nombre de otras personas pero están destinados al transporte de personas con movilidad reducida.
  • Los taxis, los coches de autoescuela o los coches de alquiler.
  • Ambulancias y vehículos destinados a la vigilancia o al socorro en autopistas y carreteras.
  • Vehículos para el transporte de mercancías o de viajeros.
  • Vehículos de aplicación industrial, comercial, agraria, clínica o científica que estén homologados por la Administración Tributaria.
  • Vehículos utilizados por las Fuerzas Armadas y cuerpos de Fuerzas de Seguridad.
  • Vehículos para uso particular de miembros de la OTAN.
  • Coches diplomáticos.
  • Vehículos especiales.
  • Vehículos de dos o tres ruedas que tengan una cilindrada igual o mayor de 250 cc.

Hay otros casos en los que no están exentos de pagar el impuesto de matriculación pero si que se les puede reducir:

  • Las familias numerosas por ejemplo tienen una reducción del 50% en vehículos con una capacidad de entre 5 y 9 plazas.
  • Las autocaravanas también disfrutan de una reducción, en este caso es del 30%.

El impuesto de matriculación hace que optemos por coches que contaminen menos ya que eso nos permitirá pagar menos o incluso estar exentos de pagarlo. Por eso, cuando vayas a comprar un coche ten esto en cuenta, y así sabrás por qué te cuesta más caro.