CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

¿Qué es eso de comprar un coche "libre de cargas"? Lo que debes saber si buscas coche de segunda mano

Nuria Aguilar | 13 Nov 2022
Que Es Libre Cargas 1
Que Es Libre Cargas 1

Ahora mismo comprar un coche de segunda mano es la única opción de muchas personas para conseguir un vehículo. Claro está, cuando vamos a comprarlo, no compramos cualquier coche de segunda mano, primero nos aseguramos de que esté en unas condiciones aceptables. Pero eso no es lo único que tenemos que mirar, es necesario que nos aseguremos de que el coche esté libre de cargas para que luego no tengamos ningún problema con él. Aquí te explicamos cómo puedes mirarlo para que te asegures bien antes de comprar un coche de segunda mano.

¿Qué es un coche libre de cargas?

Un coche libre de cargas significa que no tiene multas, recibos o impuestos sin pagar, tampoco tiene embargos o precintos. Es importante que comprobemos esto al comprar el coche porque si no lo hacemos, estaremos comprando un coche sobre el cual una tercera persona o entidad tiene derecho a quedarse con él o a embargarlo.

Antes de comprar un coche de segunda mano a un particular, revisa que esté libre de cargas.

De hecho, si no especificamos en el contrato de compraventa que el vendedor se tiene que hacer cargo de todos los pagos pendientes, seremos nosotros los que tenemos que hacernos cargo. Esto suele suceder en compraventas entre particulares, por eso es importante que si vamos a comprar un coche a un particular y no a una empresa, comprobemos bien que no tiene cargas.

¿Cómo se comprueba que un coche está libre de cargas?

La DGT nos ofrece varias formas de saber si un coche tiene cargas o no. Podemos pedir un informe reducido del coche o un informe detallado.

Informe reducido: este informe es gratuito, el problema es que no es demasiado específico. Sólo nos dice la fecha de la primera matriculación en España, la marca y el modelos del coche, el combustible que usa y si el coche tiene o no cargas mediante un indicador. Si el indicador es verde el coche no tiene ninguna carga y si es rojo sí que tiene cargas pero no especifica cuáles.

Informe detallado: en este caso el trámite sí que nos costará algo de dinero, 8,67 euros. Sin embargo aquí podremos obtener más información del vehículo: la información administrativa, la identificación del titular, el municipio donde está domiciliado el coche, el historial de la ITV, el kilometraje, las cargas que tiene, los datos técnicos…

Cuál pedir depende un poco de lo que quieras saber. De todas formas el informe reducido es gratuito, lo puedes pedir en cualquier caso. Si al pedirlo el resultado es que el coche tiene cargas, puedes plantearte si pedir el informe detallado o no.

¿Cómo se solicitan estos informes?

El informe reducido podemos solicitarlo a través de la página web, por la app miDGT o presencialmente.

  • Si lo queremos obtener a través de la página web de la DGT solo tenemos que acceder al informe reducido con nuestro certificado digital o a través de cl@ve. En este caso solo necesitamos saber la matrícula del coche del cual queremos información. Una vez introducida podremos descargar el informe.
  • Desde la app solo tenemos que ir al menú principal y clicar en "mis trámites"- "vehículos"- "informe de vehículos". Y ahí podremos solicitar el informe reducido.
  • Presencialmente en una jefatura u oficina de tráfico, tendremos que pedir cita antes y llevar la solicitud para pedir el informe que podemos descargar en la pagina web o pedir en la oficina de tráfico a la que vayamos. También tendremos que llevar un documento que nos identifique como el DNI o el pasaporte.

El informe detallado también podremos pedirlo por la app, la web y presencialmente, y además tendremos un opción adicional, pedirlo por teléfono.

  • Por la web: tendremos que pagar la tasa del informe, acceder al tipo de informe que queremos con nuestro certificado digital o a través de cl@ve, seleccionar el tipo de informe que queremos (en este caso el completo), e introducir la información que se nos pida (el número de matrícula, el bastidor) y poner el motivo de consulta. Luego tendremos que poner en número de la tasa que hemos pagado y por último hay que descargar el informe.
  • Por teléfono: a través de este medio se nos harán algunas preguntas para comprobar nuestra identidad y tendremos que pagar la tasa previamente de manera telemática. Se nos enviará el informe a nuestro correo electrónico para que lo podamos descargar.
  • Por la app miDGT: tenemos que ir al menú principal y clicar en "mis trámites"- "vehículos"- "informe de vehículos". Después elegimos el informe detallado y podremos pagar la tasa directamente en la app.
  • Presencialmente: es exactamente igual que para solicitar el informe reducido. Lo único diferente es que tendremos que pagar la tasa.

La DGT explica todo lo que hay que hacer detalladamente, pero si aún así te parece complicado, hay empresas que se dedican a facilitártelo y ha solicitarlo por ti, pero claro está saldrá más caro que si lo haces tú mismo.

Además, si te cuesta entender el informe, no debes preocuparte porque la DGT tiene una guía en su página web que te ayudará a interpretar tanto el informe reducido como el completo.

¿Quién puede pedir esta información?

Estos informes están disponibles para cualquier persona. Por lo que si necesitas saber toda la información de un coche de segunda mano antes de comprarlo, no te preocupes porque está al alcance de tu mano.

¿Hay otro medio para saber si el coche tiene cargas?

Otra forma de saber si un coche esta libre de cargas es solicitando una nota simple es el Registro de Bienes Muebles. En la nota simple también se nos informará de cuáles son las cargas que tiene el coche. En el artículo "qué es la nota simple de un coche" te explicamos como puedes pedirla.

Da igual el medio a través del cual hagas la consulta, el caso es que es necesario hacerla para poder estar seguros de si comprar un coche o no, ya que no es tan raro que nos estafen. Si consultas la información podrás comprarlo sabiendo que no tendrás problemas en el futuro por multas pendientes o embargos y que no te tendrás que hacer cargo tú de nada de eso.