CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

3 MIN

¿Qué es una luna en un coche, y qué importancia tiene?

Juan Carlos Lezama Gonzalez |
Luna
Luna

Una cosa es segura, cuando se hablan de las lunas de los coches, es que todos saben cómo bajarlas y subirlas. Pero es mucho lo que se debe saber de la luna de un coche, desde de qué tipo pueden ser, hasta como limpiarlas.

A medida que avanza la tecnología, las lunas de los coches se hacen cada vez más seguras. Aquí vas a aprender qué es la luna de un coche, cuáles son sus propiedades y algunos otros aspectos relacionados.

¿Qué es la luna de un coche?

Al conducir, es importante que se vea con claridad en todas direcciones, en este sentido las lunas de un coche da una mayor visibilidad hacia el lado lateral izquierdo y derecho de un coche. La luna se encarga además de evitar que puedan entrar al habitáculo objetos u otros elementos a su interior.

En caso de suceder algún tipo de accidente, también ayuda a evitar que los ocupantes del coche puedan salir despedidos del mismo. Las lunas por lo general suelen fabricarse en diferentes tipos y capas de laminados. Estos pueden ser térmicos, atérmicos y también tintados, aunque existe una mayor variedad. También pueden fabricarse en diferentes tipos de vidrio.

Tipos de luna que suelen montar los fabricantes

Las lunas de los coches se fabrican en diferentes tipos de vidrio de seguridad. Esto con la intención de proteger tanto la estructura del coche como a los ocupantes del interior.

Luna templada

Este tipo de luna se compone de una capa de vidrio endurecida a través de procesos térmicos, en donde se emplean hornos a temperaturas de 600°C. Por lo general tienen un grosor de 5 mm. Son muy resistentes a los impactos y cuando se rompe suele hacerlo en cientos de pequeños pedazos. Se utiliza para las lunas laterales y la luneta traseras del coche.

Luna laminada

Este tipo de vidrio por lo general suele utilizarse en el parabrisas. Su composición es mucho más compleja que una luna templada, los fabricantes insertan una capa delgada de película entre dos capas de vidrio y las fusionan mediante calor y presión para hacer una luna laminada.

La luna laminada actual consta de una fina capa de polivinilbutiral insertada entre dos capas de vidrio sólido.

Luna tintada

Este tipo de lunas, han sido tratadas en su fabricación con un tipo de color para hacer un vidrio polarizado, el cual puede ser azul, verde u oscuro. Este tipo de luna ayuda a reducir el resplandor y mantiene el coche más fresco bajo la luz solar directa.

Lunas electrocrómicas

Este tipo de lunas cuentan con una característica fotocromática, pudiéndose aclarar u oscurecer, acorde con la incidencia de la luz directa del sol sobre las lunas.

Lunas atérmicas

Este tipo de lunas disminuye ser deslumbrado por la gran luminosidad que suele haber en ciertas épocas del año. Las lunas son coloreadas con ciertos óxidos metálicos que se disuelven en el vidrio durante el proceso de fabricación. Estos óxidos suelen ser de coloraciones verde, azul y bronce.

Son lunas que permiten que se pueda alcanzar en el interior del habitáculo, la temperatura deseada en un menor tiempo.