CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

Así funcionan las aceras-bici según la DGT, ¿por qué están enfrentando a ciclistas a peatones?

David Villarreal | @davidvillarreal | 3 Jul 2021
Acera Bici Madrid Cruce 2
Acera Bici Madrid Cruce 2

Las aceras-bici son un tipo de vía destinadas a las bicicletas, que discurren sobre las aceras y que están específicamente señalizadas y diferenciadas, con un color en contraste con el resto de la acera, para recordar la prioridad de paso de los ciclistas y que por ellas no deberían pasear los peatones. Por su propia naturaleza, la proximidad entre ciclistas y peatones, problemas de diseño y planificación, y el desconocimiento de la normativa, las aceras-bici suelen generar fricciones entre los ciclistas y los peatones. Ahora bien, veamos qué son las aceras-bici y cómo han de utilizarse estas vías para evitar esas fricciones y, sobre todo, garantizar la seguridad de los peatones y los ciclistas.

¿Qué es una acera-bici?

Como os decíamos, las aceras-bici son un tipo de vía destinada a las bicicletas. Las aceras-bici discurren sobre las aceras y, por lo tanto, he aquí la principal diferencia con los carriles bici, que discurren adosados a la calzada y en ocasiones con elementos laterales que lo separan físicamente de la calzada y de la acera.

Las aceras-bici se diferencian de la acera por su señalización. Disponen de marcas viales horizontales y verticales y además han de estar construidas en un color en contraste, similar al empleado en los carriles bici, para diferenciarlas de las aceras y del espacio reservado a los peatones.

Las aceras-bici están reservadas a los ciclistas (DGT) y, por lo tanto, los peatones no deben caminar por ellas, aunque sí atravesarlas transversalmente comprobando que no se aproxima un ciclista. La proximidad entre peatones y ciclistas hace que las aceras-bici suelan estar sujetas a restricciones especiales, disponer de límites de velocidad muy estrictos y zonas de paso en las que el ciclista ha de ceder el paso y el peatón tiene la prioridad. Por otro lado, lo aconsejable en este tipo de vías, existan o no restricciones, es circular en bicicleta a muy baja velocidad.

Acera-bici de sentido único (Google Maps).

Cómo utilizar con seguridad las aceras-bici

A continuación os proporcionamos algunos consejos para circular con seguridad en las aceras-bici que cada vez son más populares en muchas ciudades españolas.

  • Las aceras-bici no están pensadas para los peatones. Los peatones no deben pasear por las aceras-bici y deben asegurarse de que no se aproxima ninguna bicicleta antes de atravesarlas.
  • Los ciclistas han de prestar mucha atención a la señalización. Las aceras-bici suelen disponer de límites de velocidad muy estrictos, no están pensadas para circular en bicicleta a gran velocidad.
  • Incluso en aquellas aceras-bici que no dispongan de señalización que limite la velocidad del ciclista, se recomienda circular a muy baja velocidad para evitar situaciones de peligro para el ciclista y para el peatón.
  • Ten mucho cuidado con el sentido de la circulación. Algunas aceras-bici están diseñadas para la circulación de ciclistas en ambos sentidos, a pesar de ser estrechas. Prestar atención a la señalización y circula siempre pegado al margen derecho de la acera-bici.
  • Ten mucho cuidado en las zonas de paso de peatones. Las aceras-bici suelen disponer de zonas en las que el ciclista ha de ceder el paso a los peatones.
  • Ten mucho cuidado en las zonas de paso para ciclistas. Las aceras-bici suelen disponer de zonas de paso en las que atraviesan la calzada en paralelo a un paso para peatones (paso de cebra). Cuando no están reguladas por un semáforo y a pesar de que el ciclista tenga prioridad sobre los vehículos que circulan por la calzada se recomienda circular a baja velocidad y extremar la precaución, para garantizar que los conductores nos vean y se detengan.
  • Sé prudente y observa los cambios que se producen en el trazado de las vías ciclistas. A menudo un tramo de carril bici puede transformarse en una acera bici sin que ninguna señalización nos advierta del riesgo.
A pesar de su anchura y de la separación existente con el espacio de los peatones, el Ayuntamiento de Madrid considera a esta vía una acera-bici, por la que transcurre el Anillo Verde Ciclista (Google Maps).

La polémica alrededor de las aceras-bici

Como os decíamos, las aceras-bici suelen generar fricciones entre ciclistas y peatones, por la necesaria convivencia entre peatones y ciclistas que exigen, por errores de planificación y diseño en las aceras-bici y por el desconocimiento de la normativa. Los escenarios más polémicos que han de evitarse son los siguientes:

  • Peatones que caminan por las aceras-bici. Han de conocer que son vías reservadas a los ciclistas.
  • Aceras-bici que arrebatan espacio al peatón y que a menudo están mal diseñadas, y junto con otros elementos que ocupan la vía pública, como las terrazas, reducen significativamente el espacio del peatón.
  • Ciclistas que no circulan adecuadamente por las aceras-bici, que circulan a gran velocidad o sin tomar las precauciones necesarias.

Un ejemplo muy claro de esta situación lo encontramos en la anterior publicación en Twitter de la Guardia Civil.

  • La acera-bici, al menos inicialmente, parece bien planificada, en un tramo de acera muy ancho.
  • Si bien es cierto las terrazas de la hostelería limitan el espacio para los peatones, haciendo que el espacio del peatón sea impracticable y este tenga que pasear por la acera-bici.
  • Los peatones caminan por la acera-bici, algo que no deberían hacer y probablemente por la razón anterior.
Un cruce en una acera-bici (Google Maps).

Las diferencias entre aceras-bici y carriles-bici

  • La diferencia esencial entre un carril bici y una acera-bici es que esta última discurre sobre una acera y los carriles bici hacen lo propio sobre la acera
  • El carril bici discurre adosado a la calzada, en un solo sentido, o en doble sentido (Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial).
  • Los carriles bici pueden estar protegidos, con elementos que lo separan físicamente de la calzada y de la acera. Las aceras-bici no están protegidas.
  • También existen pistas-bici, que son vías reservadas a los ciclistas y con trazados independientes de las aceras y las calzadas.
  • También existen sendas ciclables, que son vías segregadas de vehículos a motor, en las que comparten espacio peatones y ciclistas. Las sendas ciclables suelen transcurrir por espacios abiertos, parques, jardines y bosques.