CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

5 MIN

¿Qué es un detector de radares? ¿Es legal? ¿Cómo funciona?

Detector Radares Radar Fijo Senal

La última reforma de la Dirección General de Tráfico trae consigo novedades importantes, como la referente a los detectores de radar. La DGT sanciona con 200€ de multa y pérdida de 3 puntos del carné de conducir por llevar un detector de radares, aunque no lo uses. El detector de radares es un dispositivo que es capaz de identificar un radar y avisar al conductor para que este reaccione, y evite ser sancionado. Ahora bien, para entender el funcionamiento de este dispositivo y el riesgo que acarrea su uso, o incluso llevarlo en nuestro coche, es importante diferenciarlo de los inhibidores de radar y los avisadores de radares que funcionan con una base de datos. Antes de seguir, solo deciros que no recomendamos utilizar detectores de radar, ni llevarlos en el coche, porque son ilegales, y nos puede costar una multa.

La DGT advierte del uso de detectores de radar

El detector de radar, como os decíamos, es un dispositivo que es capaz de identificar la presencia de un radar. Los detectores de radar identifican la presencia de un radar rastreando el espectro electromagnético en el que suelen trabajar los diferentes tipos de radar móvil y fijo que funcionan en España. Los detectores de radar, no obstante, no son infalibles, por ejemplo, y por razones obvias, al identificar cinemómetros como el radar que emplea Pegasus.

Los detectores de radar son dispositivos compactos que, en algunos casos, requieren una mínima instalación para ocultarse en el automóvil y, en otros casos, son portátiles. En cualquier caso, es importante recordar el riesgo que supone llevar este tipo de dispositivos en el coche, puesto que es sancionable tanto llevar un detector de radar instalado en el coche, como uno portátil, tal y como veremos más adelante.

Los detectores de radar identifican la presencia de un radar rastreando el espectro electromagnético en el que suelen trabajar, y por lo tanto hay que diferenciarlo de inhibidores y avisadores de radar

Detectores, avisadores e inhibidores de radar

Es importante diferenciar entre detectores, avisadores e inhibidores de radar, porque existen diferencias importantes en su funcionamiento, pero también en las consecuencias que puede acarrear llevar uno de estos dispositivos en el coche y utilizarlos. El factor clave del detector de radar es que identifica la presencia de radares rastreando el espectro electromagnético, pero no interfiere en su funcionamiento.

El inhibidor de radar, por contra, sí que interfiere en el funcionamiento del cinemómetro, impidiendo la correcta detección y sanción de un vehículo que circula a una velocidad superior a la máxima establecida. El uso de inhibidores de radar, de hecho, está castigado con sanciones incluso más duras.

Los avisadores de radar, por otro lado, que sí son legales, tienen un funcionamiento bien diferente. El avisador de radar utiliza una base de datos en la que está registrada la posición de los radares fijos y de tramo - que es pública y compartida por la propia DGT - o incluso la posición habitual de radares móviles, y nos avisa al aproximarnos a esa posición. En la práctica, aplicaciones como Waze, e incluso SocialDrive, que se nutre de las colaboraciones de la comunidad, funcionan como un avisador de radar y, por lo tanto, son legales bajo la normativa actual.

A diferencia de los detectores de radar, los inhibidores son capaces de dificultar la labor de detección del radar, mientras que los avisadores, que son legales, funcionan con una base de datos con la posición de los radares fijos

Las multas previstas por la DGT a los detectores de radar

Desde 2021, la Dirección General de Tráfico ha endurecido la persecución de los detectores de radar. De hecho, con la última reforma del Reglamento General de Circulación, utilizar y llevar en nuestro coche - aunque no lo utilicemos - un detector de radar acarrea 200€ de multa y la detracción de 3 puntos del carné de conducir. Hasta 2021 solo estaba sancionado su uso, pero no llevar en el coche un detector de radar.

Desde 2021, la DGT no solo sanciona el uso de detectores de radar con 200€ de multa y 3 puntos del carné, sino que también sanciona y es ilegal llevarlos en el coche, aunque no los utilicemos

El uso de inhibidores de radar acarrea multas incluso más duras. La multa por utilizar un inhibidor de radar es de hasta 6.000 euros y conlleva la pérdida de 6 puntos del carné. Los talleres que instalen este tipo de dispositivos pueden enfrentarse, además, a multas de hasta 30.000 euros.

Los avisadores de radar, como os decíamos, son legales, y su utilización no está castigada con ninguna multa.

Más guías sobre normativa, la DGT y multas

- Qué es el phishing y la falsa multa de la DGT - Diferencias entre avisadores, detectores e inhibidores de radar

Último vídeo de Diariomotor

Si te gustan nuestros contenidos y nuestros vídeos, subscríbete al canal de Diariomotor en Youtube.