CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

8 MIN

Tipos de híbridos-eléctricos: MHEV, HEV, PHEV, BEV... todo lo que necesitas saber [vídeo]

David G.Artés | 1 Feb 2021
Tipos De Hibridos Electricos
Tipos De Hibridos Electricos

Te presentamos todos los tipos de híbridos y eléctricos, una guía completa de ventajas e inconvenientes de cada nivel de electrificación (MHEV, HEV, PHEV, BEV) para que sepas cuál se adapta mejor a tus necesidades. El año 2021 es definitivamente el año de la electrificación del automóvil, obligada por la normativa anticontaminación, así que conviene estar bien informado antes de comprar coche.

Empecemos por el principio: los coches diésel y gasolina puros, prácticamente se han terminado y los pocos que quedan morirán en breve para dar paso a modelos con alguna ayuda eléctrica para moverse, así que vamos a ver cada tipo de hibridación con sus principales ventajas e inconvenientes.

1. MHEV (Mild Hibrid Electric Vehicle) = Microhíbridos = Hibridación ligera

La forma de electrificación más fácil y más parecida a los coches que había hasta ahora son los microhíbridos, por sus siglas en inglés MHEV (Mild Hybrid Electric Vehicle).

¿Qué son los MHEV?

Un coche microhíbrido, también llamado de hibridación ligera, lleva un pequeño motor eléctrico que asiste a la conducción en momentos puntuales y sirve también como motor de arranque. Es como un sistema start-stop avanzado que empuja un poquito el coche al ponerse en movimiento y en momentos puntuales de circulación, almacenando la energía de las frenadas en una pequeña batería, normalmente de 48 Voltios.

Ventajas de un MHEV

•SENCILLO
•BARATO
•LIGERO
•LIBERTAD PARA VIAJAR
•SIN ENCHUFE
•ETIQUETA ECO

La ventaja de los Microhíbridos es que llevan el sistema más sencillo, más barato y más ligero para electrificar un coche al mínimo, con libertad para viajar, no requieren enchufe y logran la etiqueta medioambiental ECO.

Para viajes largos, donde vamos a quemar combustible, son los más recomendables.

Inconvenientes de un MHEV

•AUTONOMÍA ELÉCTRICA = 0
Por el contrario, un microhíbrido no puede desplazarse en modo eléctrico, siempre lo hace con el motor térmico, asistido o no por electricidad. El ahorro de combustible es pequeño en ciudad y no son tan silenciosos como el resto de variantes.

2. HEV (Hybrid Electric Vehicle) = Híbridos no enchufables

El siguiente nivel de electrificación corresponde a los híbridos no enchufables, por sus siglas en inglés HEV (Hybrid Electric Vehicle).

¿Qué son los HEV?

Los híbridos no enchufables son los híbridos de toda la vida. Llevan una batería más grande que un microhíbrido, pueden recuperar y almacenar más energía al frenar y llevan un motor eléctrico más potente que puede mover el coche por sí mismo, en completo silencio, durante uno o dos kilómetros.

Ventajas de un HEV

•SENCILLO
•BARATO
•LIGERO
•BUEN AHORRO EN CIUDAD
•AUTONOMÍA ELÉCTRICA
•LIBERTAD PARA VIAJAR
•SIN ENCHUFE
•ETIQUETA ECO

La ventaja de un híbrido no enchufable es que sigue siendo un vehículo relativamente sencillo, barato y ligero, porque la batería es todavía pequeña, pero al mismo tiempo nos ofrece más ahorro energético que un microhíbrido y una pequeña autonomía eléctrica que nos dará un enorme silencio y confort en ciudad y se va recargando una y otra vez. Posiblemente, son el punto de equilibrio más lógico para una gran mayoría de usuarios, tanto en ciudad como en carretera.

Inconvenientes de un HEV

•NO LOGRA LA ETIQUETA CERO
•PUEDEN PERDER MALETERO

En cuanto a sus inconvenientes, a pesar de contar con una pequeña autonomía eléctrica, los híbridos no enchufables se conforman con la etiqueta ECO y no alcanzan la etiqueta CERO. También pueden perder algo de maletero para alojar la batería.

3. PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle) = Híbridos enchufables

En el siguiente peldaño están los híbridos enchufables, por sus siglas en inglés PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle).

¿Qué son los PHEV?

Los híbridos enchufables son vehículos que pueden circular como eléctricos durante decenas de kilómetros, gracias a una batería grande que se enchufa a un cargador y gracias a un motor eléctrico potente, que mueve el coche con soltura. Además, llevan un gran motor gasolina o diésel para viajar sin límites de autonomía.

Son Santo Grial de la electrificación porque reúnen lo mejor de los dos mundos. Sin embargo, esta fórmula es la que tiene, también, más inconvenientes.

Ventajas de los PHEV

•100% ELÉCTRICOS EN CIUDAD
•VIAJAR SIN LÍMITES
•ETIQUETA CERO

La gran ventaja de los híbridos enchufables es que pueden funcionar como eléctricos en trayectos urbanos, sin quemar una gota de combustible de lunes a viernes, recargando de noche a tarifas valle muy baratas y pueden llevarnos de viaje el fin de semana sin limitaciones, como un coche convencional. Todo ello, con la etiqueta medioambiental CERO.

Inconvenientes de los PHEV

•COMPLEJOS
•CAROS
•PESADOS
•LASTRADOS EN CIUDAD Y CARRETERA
•CONSUMO ALTO
•NECESITAN INSTALACIÓN ELÉCTRICA

Incorporan todos los elementos de un coche eléctrico y todos los elementos de un coche térmico a la vez

Son coches muy complejos, muy caros, muy pesados y necesitan ser muy potentes.
Además de perder espacio interior por la doble mecánica, son bastante ineficientes: en ciudad arrastran la mecánica convencional sin darle uso y en carretera arrastran la batería y el sistema eléctrico sin que sirva de nada.
Por último, nos exigen garaje en casa con instalación de recarga.

4. BEV (Batery Electric Vehicle) = Eléctricos

Por último tendríamos los coches 100% eléctricos, por sus siglas en inglés BEV (Batery Electric Vehicle).

¿Qué son los BEV?

Los coches eléctricos son los que funcionan sólo con baterías, y se recargan a través de un cargador.

Ventajas de los BEV

•SENCILLO
•MÁXIMA EFICIENCIA
•CERO EMISIONES EN MOVIMIENTO
•PRESTACIONES, TACTO
•ETIQUETA CERO

En los coches eléctricos casi todo son ventajas: son los más sencillos, los más fiables, los más fáciles y baratos de mantener, los que tienen mejores prestaciones, mejores sensaciones al volante, mejor tacto en curva, mayor silencio de marcha, más espacio interior y cualquier otra ventaja que os podáis imaginar, además de tener la etiqueta CERO. Un coche eléctrico es superior en todo a un coche térmico, salvo en un pequeño detalle: las baterías.

Inconvenientes de los BEV

•BATERÍAS: Densidad energética
•BATERÍAS: Tiempo de recarga
•BATERÍAS: Red de recarga
•BATERÍAS: Pérdida de capacidad
•BATERÍAS: Precio
•BATERÍAS: Instalación de recarga en garaje

Los coches eléctricos sólo tienen un problema, pero es un problema tan importante que ha impedido durante más de 100 años su expansión y su dominio del mercado: ese problema son las baterías.

Primero, porque las baterías tienen una densidad energética muy inferior al petróleo, lo cual significa que necesitaremos cientos de kilos de baterías para lograr una autonomía decente.
Segundo, porque recargar una batería lleva mucho más tiempo que rellenar un depósito e implica paradas prolongadas en viajes.
Tercero, porque no existe una red de recarga en nuestras carreteras suficiente como para salir de viaje con la confianza de poder recargar en cualquier momento y lugar.
Cuarto, porque las baterías no duran para siempre y su capacidad de recarga va mermando lentamente con los años, perdiendo capacidad.
Quinto, las baterías son caras de fabricar (aunque cada vez menos) y encarecen estos coches a pesar de que todo lo demás es mucho más sencillo que en un coche térmico.
Y por último, un coche eléctrico también nos exige instalación de recarga en nuestro garaje.

5. RESUMEN

A continuación, te mostramos una tabla resumen para que te quedes con lo esencial de cada grado de electrificación y para ayudarte a decidir cuál es tu punto óptimo cuando compres coche nuevo.

ELECTRIFICACIÓNMHEVHEVPHEVBEV
SencillezBuenaSuficienteComplejoMáxima
PrecioMínimoBuenoCaroCaro
MantenimientoNormalNormalCaroMínimo
Libertad para viajarTotalTotalTotalLimitada
Autonomía eléctricaNingunaPequeñaSuficienteMáxima
Limpieza ambientalRegular en ciudadBuen equilibrioMala en viajesMáxima
Etiqueta ambientalECOECOCEROCERO
InstalaciónSin enchufeSin enchufeEnchufe en garajeEnchufe en garaje

MHEV: Empezando por la hibridación ligera, vemos que su principal limitación es que no pueden funcionar en modo eléctrico, por tanto, ahorran menos y no son tan silenciosos como el resto de variantes.
HEV: Los híbridos no enchufables representan, a día de hoy, un equilibrio casi perfecto para una gran mayoría de usuarios. Incluso su pequeña autonomía eléctrica les permite un gran ahorro y confort en ciudad.
PHEV: Los híbridos enchufables, por su parte, tienen numerosos problemas al ser complejos y caros, ir muy lastrados de peso en viajes y exigirnos un cargador en nuestro garaje. Son una buena opción para coches grandes de lujo si queremos ir a trabajar en eléctrico y tener un coche potente para el fin de semana, pero pocos usuarios les sacarán todo el partido o amortizarán su diferencia de precio.
BEV: Por último, los coches eléctricos son la mejor opción en muchos aspectos aunque nos exigen un enchufe en nuestro garaje y su capacidad para viajar es limitada, si bien cada vez permiten mayores autonomías al tiempo que la red eléctrica nos va proporcionando puntos de recarga en las principales carreteras.