CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

4 MIN

Lo que muchos no entienden sobre qué es la última cuota de un coche y que debes saber sí o sí a la hora de la financiación

Juan Carlos Lezama Gonzalez | 5 Oct 2022
Que Es Utilma Cuota Coche 1
Que Es Utilma Cuota Coche 1

Hoy en día, casi todo el mundo que se compra un coche lo financia. Hay varios tipos de financiaciones, de hecho, hay una que muchas personas piensan que es como un renting, pero no lo es. En estas financiaciones, se paga una entrada, una cuota mensual durante el tiempo que hayamos pactado y finalmente, cuando haya pasado ese tiempo pactado, una última cuota que se puede pagar o no. En este artículo te explicamos en qué consiste esa última cuota y cuándo te puede venir bien pagarla o cuándo no si tienes este tipo de financiación.

¿Qué es la última cuota?

La última cuota que pagas por tu coche financiado se llama Valor Futuro Mínimo Garantizado (VFMG). Esta cuota es el valor que tendrá nuestro coche pasado los dos o tres años que hayamos estado pagando de cuotas mensuales, es decir, cuando finalice el contrato. Este valor se calcula en función de los kilómetros que se preve que el usuario realice.

Si el usuario del coche ha hecho más kilómetros de los que se esperaba o el coche está en muy malas condiciones, le tocará abonar la diferencia. Por el contrario, si el valor del coche es mayor al establecido, será el concesionario el que tendrá que abonar la diferencia. Puede también que se haya acordado un VFMG fijo independientemente del futuro valor del coche.

¿En qué tipo de financiación se utiliza la última cuota?

Este tipo de financiación se llama multiopción, esta fórmula financiera nos permite comprar un coche nuevo, disfrutarlo durante unos años y cuando finalice el contrato tendremos varias opciones:

  • Podemos devolver el coche sin ningún coste adicional, solo tenemos que devolver el coche al concesionario y no tendremos que abonar más dinero.
  • También tenemos la opción de cambiar de coche si queremos algo nuevo o un poco diferente. En estos casos, podrían hacernos algún descuento por volver a usar el mismo modelo financiero y que el coche nos saliese más barato.
  • Y por supuesto, podemos decidir comprar el coche, lo único que tendríamos que hacer es pagar la cuota final. Aquí se procedería a realizar la transferencia del vehículo para ponerlo a nuestro nombre si no lo está aún.

En las cuotas mensuales de este tipo de financiación suelen incluir los impuestos, seguros y mantenimiento. Podemos contratar un coche nuevo con todo incluido.

Este modelo de financiación no se puede aplicar a coches de segunda mano.

¿Cuándo no deberíamos pagar la última cuota?

Puede que el coche sea de una empresa y lo haya estado llevando un comercial que no lo ha tratado muy bien. El coche no está mal, pero en el interior huele a tabaco y se nota que no ha sido tratado con cuidado. En esos casos, como no has superado el número de kilómetros y el coche no ha sufrido accidentes ni tiene golpes, puedes devolverlo o cambiarlo por otro coche.

También te interesaría cambiar de coche si por ejemplo en esos dos o tres años que has estado pagando la cuota, tu familia ha crecido y has tenido un hijo. Puede que en ese momento necesites un coche más familiar del que tienes actualmente, así que puedes cambiarlo por otro sin pagar la cuota final.

¿En qué casos es mejor pagar la cuota?

Si cuidas muy bien el coche, deberías quedártelo.

Si eres una persona que ha tratado muy bien el coche durante el tiempo que lo has estado pagando, te gusta y el coche en ese entonces no ha perdido el valor porque está muy bien tratado o no has hecho todos los kilómetros que se esperaba, te interesa quedártelo. Puede que incluso el concesionario o la marca te abone la diferencia, dependiendo de lo que se haya establecido en el contrato.

Es una opción que puedes tener en cuenta a la hora de comprar un coche, ya que ahora mismo casi todo el mundo te ofrece financiación para comprarlo. Esta financiación te permitirá tener más opciones a la hora de comprarlo porque no es tuyo definitivamente cuando empiezas a pagarlo.