Uno de los clásicos más deportivos e icónicos de las cultura automovilística norteamericana ha cambiado de manos recientemente. Hablamos del Shelby Cobra, mejor dicho de 2 Shelby Cobra asociados a motores V8 de origen Ford. Dos piezas únicas que salieron a subasta por un precio de hasta 1,3 millones de dólares, que se han conservado en excelente estado y que se mantienen fieles a sus especificaciones originales. Si andabas buscando un Shelby Cobra, esta era tu oportunidad.

Continuar leyendo »

24 de mayo de 2016

La impresión 3D ya está suponiendo una verdadera revolución para la industria del automóvil. Pero ni creo que sea la que parece, ni la que nos cuentan que va a ser. Sobre el papel, la impresión 3D se erige como el futuro de la fabricación de automóviles. Es lo que nos cuentan en el Oak Ridge National Laboratory, el laboratorio dependiente del Departamento de la Energía nacido durante la Segunda Guerra Mundial para que un Dream Team de científicos desarrollaran la bomba atómica, el proyecto Manhattan. Un laboratorio que hoy en día se dedica a investigar sobre temas muy variopintos, incluida la fabricación de esta réplica de Shelby Cobra completamente funcional y muy creíble, por cierto, mediante impresión tridimensional.

Continuar leyendo »

Podría ser el rodaje de una escena inédita de El Lobo de Wall Street. Pero no lo es. Podría ser un reto de Top Gear. Pero no lo es. Podría ser una apuesta entre amigos. No lo sabemos, aunque quizás no vayamos tan desencaminados. Sea como fuere, lo que ves es un Shelby Cobra haciendo donuts, derrapando en un recinto cerrado y bailando alrededor de una columna. Un vídeo tan incomprensible como hipnótico. ¿Qué historia se esconderá tras él?

Continuar leyendo »

Si hablamos de los AC Cobra, sin duda nos estamos refiriendo a uno de los deportivos más emblemáticos e icónicos de la historia de la automoción. Nacido originalmente en Gran Bretaña, su leyenda aumentó gracias a Shelby, quien tuvo la visión de montar un motor americano de gran cilindrada en el ligero biplaza. Concretamente, un motor V8 de procedencia Ford. Los Shelby Cobra eran pequeñas bestias con unas prestaciones elevadísimas, convirtiéndose por derecho propio en una especie única difícil de igualar.

Continuar leyendo »

11 de julio de 2012

Esta semana el Salón de Nueva York celebrará un bonito aniversario puesto que se cumplirá el cincuenta cumpleaños del Shelby Cobra. Sin duda alguna, aunque no haya sido el único, pocos automóviles han sabido encarnar mejor el espíritu que transmite el deportivo ligero británico equipado con un descomunal V8 estadounidense. Allá por los años 60, después de haber hecho casi todo lo habido y por haber – de la vida rural pasó a trabajar como piloto e instructor de vuelo en la Segunda Guerra Mundial e incluso hacer sus pinitos en la Fórmula 1 con Aston Martin y Maserati – Carroll Shelby se enteraba de que un fabricante británico, Auto Carriers Ltd. (ahora AC Cars), había perdido a su proveedor de motores.

Continuar leyendo »

2 de abril de 2012

Aunque parezca que he querido hacer un juego de palabras con el título, nada más lejos de la realidad. Las partes cromadas de este 1965 Mercer-Cobra son de cobre, tal y como podemos ver gracias a su color característico en tonos marrones. No fue un coche de producción, “simplemente” fue un show car construido por Virgil Exner para promocionar la American Copper Development Association, la asociación americana para el desarrollo en la producción del cobre.

Continuar leyendo »

22 de julio de 2011

Una vez más, la compañía AC Cars hará presencia en el Salón de Ginebra con el AC Cobra, el perenne deportivo de origen británica aunque muchos lo consideren americano tras adoptarlo el mismísimo Carroll Shelby. Es un coche que lleva décadas pululando por las carreteras de medio mundo, pero aún sigue siendo sumamente atractivo y la empresa propietaria de sus derechos sigue vendiéndolo (a un buen pico) a quien le interese.

Continuar leyendo »

23 de febrero de 2011

Réplicas del AC Cobra (también conocido como Shelby Cobra) hay muchas, y no necesariamente tienen por que respetar el concepto original del chasis ligero británico y la brutalidad de los V8 americanos. Y es que cuando el presupuesto es apretado, la imaginación se agudiza y hasta un pintoresco utilitario japonés puede acabar convertido en un deportivo de peso pluma que rememora un clásico y garantiza kilómetros y kilómetros de diversión.

Continuar leyendo »