27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Un extensor de autonomía ultracompacto nos recuerda lo caras que son las baterías

( @@davidgartes ) el

La compañía británica alemana Mahle acaba de presentar un compacto conjunto motor-generador de 70 kg pensado para acoplarse como extensor de autonomía a un vehículo eléctrico de tamaño reducido. Increíblemente, su coste es el mismo que supondría añadir baterías para sólo 30km adicionales.

Mahle es un peso pesado en la industria de componentes. Acostumbrados a desarrollar piezas de todo tipo, se han lanzado a la fabricación de un pequeño extensor de autonomía que consta de un motor bicilíndrico de 4 tiempos y 900 cc capaz de desarrollar 30 kW de potencia máxima con un consumo ridículo, unido a un generador totalmente integrado en el bloque. Ambos elementos conforman un compactísimo y liviano bloque de 416mm x 327mm x 481mm (se parece a una maleta de mano).

Según Mahle, los problemas principales de un vehículo eléctrico a baterías son el elevado coste de éstas y la reducida autonomía que proporcionan por kilogramo y euro invertidos. Esto es evidente para cualquiera. A partir de aquí, proponen una solución que aumentaría la autonomía en unos 500 ó 600 km (dependiendo del depósito a instalar y del coche a mover) y, sobre todo, la posibilidad de repostar en cualquier parte.

Mahle range extender
El objetivo de la empresa es que diferentes fabricantes, con eléctricos en su gama presente o futura, puedan «subcontratar» el diseño y la fabricación de este tipo de motores, por ser de tirada aún muy reducida y orientados a un pequeño nicho de mercado.

Y es que, según Bernd Mahr, CEO de Mahle Powertrain Ltd. el coste de la autonomía en un eléctrico ronda los 100€/km. Esto significa que, para añadir 30 km. de autonomía habría que desembolsar unos 3.000€ adicionales, que es lo que viene costando su extensor.

En resumen, gracias a Mahle, por el coste de 30 km de baterías adicionales convertimos un eléctrico puro en un coche que puede llevarnos a cualquier sitio. La idea tiene tanto sentido que casi nos hace olvidar que el objetivo inicial de un coche eléctrico es no ser de combustión… ¿o esto es ser más papista que el Papa?

Van a tener razón los que dicen que, de momento, la hibridación es el único camino razonable a seguir, al menos para coches que pretendan ser polivalentes.

Fuente: SAE International
En Tecmovia: Volvo ensaya tres alternativas híbridas sobre sus modelos C30 y V60 | Mis baterías duran 10 años; y después ¿qué? | Los híbridos Toyota se convierten en generadores mediante salidas de corriente | El Opel Ampera, sometido sin piedad a un largo viaje: resultados y reflexiones

Comentarios...

  1. May0013

    Excelente el comentario final:
    La idea tiene tanto sentido que casi nos hace olvidar que el objetivo inicial de un coche eléctrico es no ser de combustión… ¿o esto es ser más papista que el Papa?
    Pues yo creo que efectivamente, estamos siendo más papistas que el papa. Un eléctrico para el 80-90 % de su uso en modo eléctrico, y un pequeño motor de combustión para situaciones excepcionales.
    Saludos.

No está permitido comentar.