CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Porsche

4 MIN

El Porsche 911 GT3 R Hybrid conquista su primera carrera de resistencia

David Clavero | 27 Oct 2011

El circuito de Laguna Seca, California (EE.UU.), ha sido el primero en ver a esta versión híbrida del Porsche 911 cruzar en primera posición. Tras los tres años que lleva Porsche con el desarrollo de esta versión híbrida del 911, parece que por fin han conseguido mostrar la teórica superioridad a las monturas convencionales. El dato más interesante en esta carrera ha sido la necesidad de tan solo tres paradas para repostar en las 6 horas que duró la prueba.

El curriculum del Porsche 911 GT3 R Hybrid cuenta con participaciones en carreras como: las 24 horas de Le Mans, las 24 horas de Nurburgring y el campeonato de las America Le Mans Series (ALMS). Sin embargo, esta alegría de Porsche es tan solo una sonrisa a medias, y es que el actual reglamento no permite la participación de variantes híbridas en la categoría GT. Este hecho desluce la pasada por meta en primera posición, pero muestra claramente que esta homologación no tardará en llegar tal y como ha sucedido en la categoría LMP1 de prototipos.

Uno de los pilotos de este 911 y campeón de las 24 horas de Le Mans con Audi, Romain Dumas, hablaba de este vehículo como un coche claramente superior a todos sus rivales. Las ventajas extras de los propulsores eléctricos conferían un plus a la hora de adelantar, mientras que la autonomía añadida hacía que las paradas en boxes fuesen inferiores al resto de participantes. El Posrche 911 GT3 R Hybrid realizó 3 paradas, por los 5 pit-stops que realizó el clasificado con menos paradas.

Objetivo: Mismas prestaciones con un menor consumo

El desarrollo de este Porsche 911 GT3 R Hybrid se está llevando a cabo por una colaboración entre Porsche Motorsport y Williams Hybrid Power. Actualmente se encuentra en su versión 2.0 y prioriza la idea de mantener sus prestaciones reduciendo cada vez más el consumo por vuelta cronometrada. El objetivo que persigue este proyecto es reducir lo máximo posible las paradas en boxes, de este modo, el tiempo que se consigue como ventaja es inalcanzable por sus rivales.

Motor gasolina de 460 CV y dos motores eléctricos con 100 CV

El propulsor que equipa este 911 es un Bóxer de 6 cilindros en línea con 3,6 litros de cilindrada y aspiración atmosférica. Su potencia se mantiene en 460 CV para garantizar el máximo equilibrio entre consumo y rendimiento. Su eje delantero cuenta con dos motores eléctricos capaces de entregar 100 CV de potencia conjunta, y que al entrar en funcionamiento proporcionan una tracción total que mejora el comportamiento y el paso por curva.

La apuesta de Porsche por esta variante eléctrica es muy alta, y están dispuestos a llegar hasta donde sea necesario para competir de manera oficial. Ya en 2010 estuvieron a punto de vencer en las 24 horas de Nurburgring, tan solo unos problemas mecánicos impidieron su proclamación como campeones.

El futuro será híbrido en las competiciones de resistencia, si lo permiten

Tal y como se muestran con estas propuestas, el futuro inevitablemente pasará por la hibridación de sus participantes. Sea cual sea la categoría, el contar con un apoyo eléctrico ofrece ventajas de prestaciones y de consumo, por lo que estas carreras son su mejor escenario. El reglamento cederá y dejará participar a estas mecánicas, aunque se prometen grandes limitaciones, lamentablemente, para poder igualar a todos los competidores.

Es aquí donde surge la eterna pregunta, ¿Son justas las limitaciones a las apuestas más arriesgadas en tecnología?. Por un lado si, y por otro no… el caso es que, si se le dieran «alas» a marcas que como Peugeot y Audi invierten de manera desmesurada, carreras como Le Mans perderían todo su atractivo por la supremacía en sus tecnologías.

Pero, limitar de la forma que se está haciendo y de la manera que se pretende en un futuro no muy lejano, ralentiza la evolución de los vehículos participantes. Un caso claro es el de la Formula 1 y la FIA, donde año tras año cierran el cerco a cada nuevo invento por parte de las escuderías. El verdadero espectáculo de la competición reside en la capacidad de cada equipo para competir con su propia idea del mejor coche. Ante estos dilemas de reglamento solo puedo acordarme de los míticos Grupo B de rallys, una época de competición pura y dura.

Os dejamos a continuación el vídeo-resumen de la participación del Porsche 911 GT3 R Hybrid en Laguna seca:

Fuente: Porsche En Tecmovia: Peugeot 908 HYbrid4: ganar Le Mans es lo único que importa, Toyota se medirá a Audi y Peugeot en Le Mans con un motor híbrido, El próximo Mitsubishi EVO será híbrido y puede que hasta Diésel En Diariomotor: Porsche 911 GT3 R Hybrid 2011, más eficiente y con 50 kg menos