ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

7 MIN

Audi muestra los sistemas de seguridad del futuro

La firma de los cuatro aros alemana se preocupa por la seguridad vial y ha decidido deleitar a los medios con los proyectos en los que está trabajando para eliminar los accidentes en carretera. Según Audi, el 90% de los accidentes podrían evitarse ya que se producen por fallos humanos. Por ello, lejos de repetir qué incluyen los coches de hoy en día en materia de seguridad activa, vamos a hablar de cómo será el mañana de este tipo de asistentes mecánicos.

Asistente en atascos

Suponemos que a nadie le resulta agradable un atasco, sobre todo por el tiempo que se pierde o por los retrasos que uno sufre para llegar a un destino. Esto genera situaciones de estrés y situaciones en las que las reacciones de un conductor pueden llevar a maniobras bruscas y un accidente por alcance. Audi quiere llevar el sistema de control de crucero adaptativo con función de parada y arranque automáticos Stop & Go a un nuevo nivel.

La idea es que funcione entre 0 y 60 km/h, que acelere y frene el vehículo de forma autónoma y que pueda intervenir en el control de maniobra siempre dentro de unos límites, claro está. Funcionaría usando una cámara de vídeo que detecta las líneas de la carretera y otros objetos como peatones y vehículos. También con dos sensores de radar (permiten reconocer a los vehículos que se sitúan delante de nosotros, calcular la trazada del atasco y reaccionar ante los vehículos que se incorporan o abandonan la vía) con ángulos de 21 grados y de 250 metros de alcance y por último, 8 sensores de ultrasonido cuya función en vigilar el entorno del vehículo.

Pero no siempre puede activarse: el propio coche identifica con los datos de velocidad de nuestro vehículo y los de alrededor si nos encontramos en una retención. Entonces la función pasaría a estar disponible.

Pre sense city en ciudad

De forma básica, podríamos decir que se trata de un sistema de frenada automática mejorado. Lo cierto es que a su efectividad le precede un sensor PMD (photonic mixer device) que permite medir distancias de forma tridimensional e identificar sujetos en movimiento como un peatón (les reconoce a 20 metros para evitar colisiones) o parados como un árbol u otro coche.

Es capaz de decelerar 30km/h en el último segundo.

El sistema reacciona frenando el coche ante un peligro de forma leve, aunque en el último momento, si el conductor no reacciona, frena de golpe teniendo una capacidad de decelerar hasta 30 km/h en el último segundo. Es decir, en el último segundo, podría frenar de 30km/h a 0. El sistema funciona hasta 65 km/h, lo que significa que es una ayuda importante, pero no libre de reacción humana en algunos casos para detener el vehículo.

Súper frenadas en carretera

El sistema de frenada activa Pre sense está siendo desarrollado para frenadas a partir de 65 km/h y el correcto funcionamiento corre a cargo de escáneres láseres que mejoran la captación del entorno hacia delante, amplifican el ángulo de apertura y agudizan la precisión.

Cinturones inteligentes

Audi tiene en cuenta también la importancia del cinturón de seguridad como sistema de retención. En futuros modelos podríamos ver el cierre de cinturón activo en las plazas traseras, que consiste en un motor que desplaza hacia arriba el mecanismo de cierre para hacer más cómodo abrochárselo cuando abrimos una puerta y hacia abajo para ajustarlo una vez abrochado. También se desplaza hacia abajo en caso de accidente para tensarlo y garantizar más seguridad. Además, es posible que en el futuro veamos conectados los cinturones a los sensores que calculan si un choque es inminente y contra que objeto y tamaño es. De esta forma, el sistema de retención y de los airbags delanteros se ajusta en la medida que el coche considere oportuno antes del impacto para poder proteger lo más posible a los ocupantes.

Asistente en intersecciones

Los alcances laterales, que representan la segunda causa de muerte en carretera, son de especial importancia para el fabricante alemán que ha decidido centrar uno de los sistemas de seguridad del futuro en mejorar o evitar este tipo de percance.

En concreto, este asistente funciona a través de dos sensores de radar y una cámara con un objetivo gran angular (amplifica los grados de visión) que en conjunto abarcan las zonas delanteras y laterales del coche. Los sensores advierten de la presencia de un peligro en varias fases y la cámara complementa visualmente esta información.

Deja que el coche aparque solo

Que los coches aparquen solos ya no es una novedad, aunque el Parkpilot puede evolucionar de una forma considerable. La idea es la siguiente: uno se encuentra en el garaje, por ejemplo y mediante la llave de control remoto o un Smartphone le indica que realice las maniobras de aparcamiento. El turismo obedece, aparca usando el sistema de ultrasonidos y atendiendo a posibles obstáculos. Cuando ha acabado, apaga el motor, se cierra y envía un mensaje al propietario. Todo un lujo práctico.

Desaparcar marcha atrás con un ojo de más

A veces estas maniobras son complicadas, ya que en batería, como por ejemplo el parking de unos grandes almacenes, salir marcha atrás es una acción casi temeraria. La falta de visibilidad es un tema que Audi quiere abordar usando los sensores de radar del Audi side assist. De esta forma, el coche, a través de mediciones de distancia y velocidad, avisan al conductor de posibles alcances con turismos que circulan y no podemos ver.

Abrir la puerta sin visibilidad

Es otra acción que podría correr a cargo de los sensores del Audi side assist. A veces aparcamos y no vemos si viene un ciclista o un autobús en la misma dirección de forma clara. Es otra acción que podría terminar en accidente. La idea en este caso es incorporar una señal luminosa y acústica aunque también están probando avisos táctiles.

Marcha atrás con remolque

Como su propio nombre indica, se trata de una ayuda para maniobras cuando se ha incorporado un remolque y marcha atrás. Funciona a través de movimientos de dirección automatizados y un sensor que se sitúa en el acoplamiento del remolque.

Adiós hidráulicos, hola eléctricos

La última novedad nos la trae la firma de los cuatro aros a través de un moderno sistema que pretende sustituir los componentes mecánicos e hidráulicos del coche por eléctricos. Por eso se denomina “by wire”. Avances de lo que llegará a ser se ven en los mandos de caja de la caja de cambios automáticas. Poco a poco pretende ser extensible a otros sistemas como la dirección y los frenos.

Como se puede apreciar, la seguridad evoluciona hasta nuevos niveles y hasta podríamos llegar a hablar algún día de cero víctimas en carretera. En materia de seguridad cualquier noticia es buena y si el futuro es cercano, mejor para todos.

Fuente: Audi
En Tecmovia: Los falsos mitos de la masa desplazada Encuentro por la Seguridad Vial Laboral, La seguridad del nuevo Civic, también con caracter futurista, Los riesgos de la conducción subconsciente

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Javier Onrubia

Cargando...