ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

3 MIN

Ridekick: ayuda eléctrica para tu bicicleta en forma de pequeño remolque

En esos momentos que tus piernas piden un descanso, y que por más que bajes marchas, los pedales te siguen pidiendo un extra, cualquier solución sería buena con tal de que te ayudara a proseguir tu camino. Esta es la idea que persigue el modelo denominado como Ridekick, y que mediante su mayor baza, la rapidez de instalación/desinstalación, promete ofrecerte un plus de energía en el momento que sea necesario.

La bicicleta eléctrica es un transporte que está ganando adeptos en cada vez mayor medida

El concepto de bicicleta eléctrica es altamente atractivo para aquellos que quieren reducir su gasto en combustible, quieren eliminar su huella de contaminación y quieren poder seguir contando con un transporte capaz de un recorrido medio. Pero en la actualidad, o los modelos son excesivamente caros para un vehículo que finalmente también lleva pedales, o las prestaciones son escasas para lo que se demanda de su plus eléctrico.

Un apartado clave de este tipo de sistemas de asistencia eléctrica es la orografía al que pretendemos enfrentarlos. Si nuestro recorrido habitual es un camino llano, sin aparentes dificultades, las bondades de una asistencia eléctrica son «casi» innecesarias. Pero por contra, si este camino se encuentra con puntos donde existen bajadas y subidas que pueden atragantarse en algún momento, la cosa empieza a pintar favorable para este tipo de soluciones.

Ridekick: autonomía de 20 Km, 30 Km/h de punta y 6 horas de carga

A diferencia de otros sistemas integrados en la propia bicicleta, el Ridekick se anuncia como un sistema trailer, lo cual aporta una clara ventaja como sistema «Plug & Play», pero le confiere una extraña silueta a la zaga de nuestro vehículo. Claro está, que el pequeño remolque necesitará siempre de un lugar donde guardarse, pues si ya es peligroso aparcar tu bici en la calle más segura, el hecho de ir equipada con el curioso artilugio la convertiría en un objeto de codicia.

El Ridekick ofrece unas prestaciones bastante buenas para lo que se puede esperar de una bicicleta. Con un motor eléctrico de 500 Watios y una punta de 30 Km/h, el remolque es capaz de otorgar una autonomía de hasta 20 Km, una cifra bastante atractiva, si no fuera por el hecho de que necesita hasta 6 horas para poder recargar sus baterías por completo. Una apuesta atractiva como curiosidad, pero que ante los futuros sistemas universales integrados, como los homologados por la alemana Bosch, pueden quedarse en una mera anécdota, sobre todo si reparamos en su precio, unos 500€ al cambio.

Fuente: Ridekick
En Tecmovia: El domingo perfecto: Bicicletas eléctricas en un parque natural | Ford se sube al carro de las bicicletas eléctricas con la E-Bike Concept | smart ebike, la bicicleta “híbrida” de smart a la venta en 2012

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David Clavero

Desempeñando la labor de redactor y probador de coches desde su incorporación, su experiencia le ha permitido convertirse en presentador, creador de contenidos y coordinador editorial en diferentes proyectos dentro de Diariomotor.

Cargando...