ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

1 MIN

Intersectors: el radar que hace más fácil el camino del ciclista

El hecho de contar con un carril exclusivo para los conductores de bicicletas no garantiza que el camino esté siempre despejado. Por ello, ante la obligación de tener que detenerse ante los semáforos de cualquier intersección en la ciudad de Pleasanton, California, se ha optado por un peculiar sistema para poder adaptar el tiempo en que se encenderá el color rojo.

Un programa informático se encarga de evaluar los parámetros recogidos para diferenciar entre bicicleta y otros vehículos

El sistema está basado en una tecnología que mediante microondas y el empleo de un radar es capaz de detectar la aproximación de una bicicleta, siendo capaz de diferenciar el número de ruedas gracias a un programa informático. Si en el momento en el que el radar detecta una bicicleta, el semáforo va a ponerse en color rojo, el sistema informático que controla el semáforo retardará, en un breve espacio de tiempo, el cambio de color para favorecer el paso de la bicicleta.

Una de las soluciones que más tiempo lleva sobre la mesa es la de adaptar el tiempo de los semáforos según las condiciones del tráfico. Es posible y viable económicamente, pero sigue sin ser algo que se lleve a la práctica

Se trata de un sistema bastante curioso por llamarlo algo entre muchos adjetivos. La población donde están instalados estos radares habla maravillas del sistema, pero honestamente, para un precio que ronda los 5.000 $ por aparato, se podrían haber buscado infinitas soluciones mucho más definitivas a la hora de arrojar resultados. Con una simple señalización y adecuación de la vía para la preferencia del carril bici, se conseguirían mejores resultados sin llegar a las cifras de las que estamos hablando.

Es muy meritorio el impulso que pretende dar la ciudad al empleo de la bicicleta mediante este sistema, pero con un coste por aparato de tal magnitud se pueden plantear otras soluciones. En EE.UU. todo es posible, y puede que el sistema se convierta en todo un éxito a aquel lado del charco, pues su única pega podría ser el precio a falta de conocer la exactitud a la hora de funcionar. La adecuación de los tiempos de los semáforos a la presencia real de vehículos y viandantes, se me antoja como una solución más efectiva, más económica y que beneficiaría a todas las partes por igual.

Fuente: Wired.com
En Tecmovia: Preferencia en el paso de peatones: ciclista vs coche | La DGT facilita la vida a los transportes de dos ruedas y complica a los de cuatro | Ridekick: ayuda eléctrica para tu bicicleta en forma de pequeño remolque |

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David Clavero

Desempeñando la labor de redactor y probador de coches desde su incorporación, su experiencia le ha permitido convertirse en presentador, creador de contenidos y coordinador editorial en diferentes proyectos dentro de Diariomotor.

Cargando...