ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

3 MIN

Personal Rover vs Segway: comparativa de un transporte ecológico unipersonal

Desde que vi el caso del Segway fui consciente de su comodidad y gracia. Otra cosa es su practicidad, que unido a su elevado precio (5.000 $) quita las ganas a uno de comprarlo. Una empresa llamada Personal Rover ofrece a la venta un producto que le da nombre. Segway y Personal Rover son similares en funciones, el segundo es quizá más rudo pero también menos caro, pero su precio es más bajo, cuesta 1.000 $.

A los Personal Rover los definen como scooters eléctricos de cuatro, tres y dos ruedas. Sin embargo me recuerda más a unos esquís con sus palos montados sobre un patinete. Inclinando el cuerpo a un lado y al otro nos permite girar este vehículo eléctrico como si un Skate se tratara. Sus palos de esquí nos permitirán no perder el equilibrio recordándonos si cabe cada vez más un esquiador. Una diferencia muy destacable entre el Personal Rover en comparación con el Segway, es la practicidad a la hora de guardarlo, es plegable.

El Segway es más futurista, el Personal Rover se parece más a un patinete pero es más barato

Por lo contrario, el Segway cuenta con una estructura superpuesta encima de dos ruedas neumáticas. De esta estructura nace una estructura en forma de mástil futurista que permite regular la altura, este le permitirá girar gradualmente el vehículo unipersonal según se incline a derecha o a izquierda dependiendo del giro que se desee. Su funcionamiento está basado en la percepción de los sensores que analizan peso, posición y grado de inclinación de su ocupante.

La carga varía entre las 4-8 horas en el Personal Rover, toda una ventaja si las comparamos con las 8 y 10 horas que puede tardar en cargarse el Segway. Todo un punto a favor del primero si tenemos en cuenta la autonomía y la velocidad son similares en los dos.

Pues sus similitudes son, que los dos te permiten ir a una velocidad cercana a los 20 km/h durante una autonomía de unos 20 kms y su peso está cerca de los 41 kilogramos en el Personal Rover, 13 menos que el Segway.

En definitiva, mi opinión es que no me gastaría el dinero en ninguno de los dos, si me viera obligado elegiría el Personal Rover. Por ahora yo me quedo con la bicicleta, un medio de transporte más barato y con el que hago ejercicio que nunca está de más. Además en comparación con esta, estos contamina por el acto de recarga a través de la fuente eléctrica .

¿Y vosotros?

Fuente: Personalrover, Tusegway
En Tecmovia: 10 años de Segway: reflexiones sobre diseño industrial y movilidad sostenible | Ridekick: ayuda eléctrica para tu bicicleta en forma de pequeño remolque | Ford se sube al carro de las bicicletas eléctricas con la E-Bike Concept

Cargando...