27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Mitsubishi i-Miev: el eléctrico adecuado con el precio equivocado

( @@davidgartes ) el

El Mitsubishi i-Miev puede considerarse un auténtico pionero entre los coches eléctricos modernos. De hecho, es anterior al Nissan Leaf, que parece haberse llevado toda la fama en este aspecto. Presentado en Japón en junio 2009, no se vendió al gran público hasta mediados de 2010, llegando a Europa en diciembre de ese mismo año.

Hermano gemelo de los Citroën C-Zero y Peugeot iOn, de los que prácticamente sólo se distingue por el logotipo, este mini-coche eléctrico representa el concepto de urbano puro como ningún otro eléctrico «serio», al menos hasta ahora.

Mitsubishi_i-Miev_700-13

Este mini-coche eléctrico representa el concepto de urbano puro como ningún otro eléctrico «serio», al menos hasta ahora

Hablamos de un vehículo de 3,475m de largo por 1,475m de ancho, es decir, cortísimo y estrechísimo, y que desplaza una masa total de tan sólo 1.100kg. Se trata de una cifra récord para tratarse de un vehículo a baterías con cuatro plazas.

Movido por un motor de 67 CV ubicado en posición trasera y con tracción también posterior, se alimenta de 16 kWh de baterías de iones de litio capaces de suministrar energía ininterrumpidamente durante 150 km (homologación NEDC) siempre que nos comportemos con delicadeza con el pedal derecho. En cualquier caso, no puede superar los 130 km/h, salvo pendiente y viento a favor.

Realmente, es el modo perfecto de circular entre el tráfico, posiblemente mucho mejor que cualquier coche de gasolina para este propósito

Lo acertado del concepto viene definido por sus reducidas dimensiones y masa desplazada, la extrema facilidad de manejo en ciudad, donde es el auténtico rey con su cambio de marchas sin marchas, su silencio absoluto y sus recuperaciones desde velocidades muy bajas. Realmente, es el modo perfecto de circular entre el tráfico, posiblemente mucho mejor que cualquier coche de gasolina para este propósito.

Mitsubishi_i-Miev_700-10

Su principal enemigo, aparte de la total incapacidad para salir del medio urbano (tampoco pretende otra cosa ni engaña a nadie) es, sin duda, su precio. El ahorro extremo en materiales, acabados y equipamiento es palpable desde el primer minuto y hace difícil de justificar para un posible comprador un precio superior a los 12 ó 14 k€, ya teniendo en cuenta que nos apasione la idea.

Pagar el doble (27.140€) por este limitado vehículo es, sencillamente, inasumible.

Fuente: Mitsubishi
En Tecmovia: Peugeot iOn: el eléctrico del león a prueba (I) | Viviendo con un coche eléctrico (I): amor, curiosidad, Prozac y dudas

Comentarios...

  1. Borrasj

    Es de esperar que bajen el precio igual que sus hermanos.
    Si el Leaf se ha llevado todo el protagonismo es porque en el mundo real han llegado al mismo tiempo, y al mismo precio.

    Pienso también que el concepto correcto es el del imiev, pero lo que no puede ser…. No será… Y por el mismo precio el Mitsubishi parece una broma de mal gusto…

    Saludos y seguid así. Buen trabajo!!

No está permitido comentar.