27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Audi e-bike Wörthersee: diseño de competición sin olvidar los pedales

( @ClaveroD ) el

El próximo día 16 de mayo, Audi presentará en la 31 edición del Wörthersee Tour 2012 esta espectacular bicicleta que emplea la última tecnología de la marca de Ingolstadt en varios ámbitos. El encuentro que se celebra a orillas de lago austriaco que da nombre a la exposición, resulta ser una cita obligada para los más fans de las marcas del Grupo Volkswagen, una cita donde el grupo deleita a sus seguidores con interesantes preparaciones y prototipos.

Podría parecer que como prototipo esta bicicleta fabricada por Audi se quede escasa frente a presentaciones de otros años, pero una vez conocidos sus secretos, pocos no querrán tener una aparcada en su garaje. Uno de los aspectos más interesantes es el conjunto eléctrico que funciona a modo de asistencia de los pedales, ofreciendo ese extra de par cuando nuestras piernas comienzan a bajar su rendimiento. Ojo al dato, esta asistencia eléctrica será capaz de entregar hasta ¡250 Nm! a la rueda trasera, ahí es nada.

Los últimos avances de Audi hacen olvidar que estamos ante una bicicleta

La e-bike está construida empleando íntegramente polímeros reforzados con Fibra de Carbono, CFRP, una tecnología que está desarrollando Audi de manera activa para trasladar todos sus beneficios a sus coches de calle. Gracias al empleo masivo de este diseño, la e-bike arroja un peso de tan solo 11 Kg sin incluir el sistema eléctrico, y establece una relación peso/potencia de 9 Kg por cada Kilowatio. Las baterías se pueden sustituir fácilmente por otro pack ya cargado, y su tiempo de recarga está fijado en 2,5 horas.

La potencia de su asistente eléctrico alcanza los 3 CV, ofreciendo varias posibilidades de funcionamiento que llegan a hacer de esta bicicleta un aparato digno de enfrentarse a vehículos de baja cilindrada. En el modo «muscle power«, la e-bike sólo está propulsada por la fuerza que ejerce el ciclista al pedalear, sin asistencia alguna del motor eléctrico. En el modo «Pedelec» la potencia de nuestras piernas se ve reforzada con el motor eléctrico, permitiendo alcanzar los 80 km/h dejando su autonomía en una horquilla de entre 50 y 70 kilómetros.

Existe un último modo denominado «eGrip» donde el único esfuerzo es el que realiza el motor eléctrico pudiendo alcanzar una velocidad de 50 Km/h. Existe también un sistema de control que nos permite usar la asistencia eléctrica para poder realizar caballitos seleccionando el ángulo respecto a la horizontal y el grado de dificultad.

Rápida, ligera y siempre conectada

Pero la e-bike alberga más detalles que la convierten en un codiciado instrumento de diversión. Nuestro Smartphone será un protagonista de primer plano al poder conectarnos a nuestra e-bike vía WIFI y acceder y configurar todos sus parámetros con solo pulsar un botón en nuestra pantalla. Grabar nuestras acrobacias en vídeo y colgarlas en Facebook o desactivar el inmovilizador de esta bicicleta son algunas de las opciones que ofrece su sistema de enlace.

Seguro que muchos estarán frotándose los ojos ante este prototipo de Audi, un vehículo que con un aspecto de bicicleta del futuro, esconde prestaciones de muy alto nivel en el apartado técnico y que además hace gala de novedosas soluciones que convierten nuestro teléfono móvil en un elemento indispensable. La única pega es que Audi habla de la e-bike Wörthersee como un prototipo de exhibición, por lo que tendremos que olvidarnos de poder contar con ella para nuestras escapadas de fin de semana.

Fuente: Audi
En Tecmovia: Audi MSF: materiales compuestos reforzados para sustituir a los metales | Opel RAD-e: la bicicleta eléctrica perfecta para la ciudad | Ford se sube al carro de las bicicletas eléctricas con la E-Bike Concept