ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

5 MIN

Audi MSF: materiales compuestos reforzados para sustituir a los metales

Con la presentación de la tecnología Audi MSF, tenemos que hacernos a la idea de que los metales en los automóviles poco a poco irán perdiendo protagonismo en favor de otro tipo de compuestos. Compuestos donde las fibras relacionadas con el vidrio (GFRP) y el carbono (CFRP) serán las verdaderos protagonistas ofreciendo similares cualidades mecánicas que elementos como el Acero o el Aluminio, pero otorgando un recorte en el peso muy importante en la era de la máxima eficiencia.

Los plásticos reforzados en fibra de carbono irán siendo cada vez más protagonistas en los vehículos de serie

Bajo esta ideología donde los metales están destinados a un lugar no tan destacado, Audi, una de las marcas más pioneras en la realización de carrocerías, chasis y estructuras mediante el empleo de novedosas técnicas de desarrollo, producción y ensamblaje con el Aluminio como materia prima; da un un nuevo paso hacia el futuro para dar la bienvenida a una nueva denominación dentro de sus diseños y aplicación de soluciones para dar lugar a los vehículos más ligeros de sus segmentos. Esta nueva denominación recibe el nombre de Audi MSF (Multimaterial Space Frame).

CFRP & GFRP: ¿El Adiós definitivo al Acero?

Es inevitable acudir de un modo rápido a otra denominación dentro de la marca de los cuatro aros, hablamos de las siglas ASF (Audi Space Frame). Un diseño que a lo largo del tiempo ha ido evolucionando en varias etapas mostrando como la aplicación de numerosas técnicas que abarcan desde la soldadura, el remachado y el uso de diferentes tipos de adhesivos tienen su hueco en la fabricación de vehículos. Ofreciendo unas cualidades iguales o mejores que el Acero, pero otorgando una importante reducción de peso respecto a este.

Materiales híbridos: la clave entre peso y resistencia

Es por ello que esta nueva denominación de la marca se convierte en un siguiente paso en dicha evolución, pero recibe una nueva nomenclatura al abandonar los metales como principal compuesto. En este caso todo el protagonismo recaerá en el diseño y los procesos de producción que den lugar a diferentes elementos fabricados en plásticos reforzados con fibra de carbono.

Audi no solo habla de sustitución de metales por materiales compuestos, sino que también piensa en un compuesto híbrido entre ambos

Pero Audi aún tiene más lejos sus puntos de mira, y es que la sustitución de algunos materiales metálicos por otros reforzados supone un paso adelante de bastante importancia, aún así todavía puede existir un método que ofrezca mayores posibilidades. Este proceso es denominado por Audi como un diseño de materiales híbridos, donde tanto el metal por su parte, como el plástico reforzado, son capaces de formar una pieza única con solo recurrir a un proceso de unión mediante el uso del moldeo por transferencia de resina (RTM).

Actualmente este proceso de producción se encuentra en fase de desarrollo para poder llevarlo a una fabricación en serie, pero Audi asegura que las posibilidades son muy altas ya que el implantar dicho proceso no implica grandes desafíos técnicos para poder convertirse en un proceso continuo de producción.

Muelles FRP: la prueba de que es posible sustituir al metal

Como se suele decir, no hay mejor muestra de la capacidad de una idea que la de verla en acción. Y este es el primer material híbrido fabricado por Audi, y que será empleado como elemento de serie en la suspensión de Audi R8 e-tron que hará su debut en un corto periodo de tiempo. Este muelle helicoidal sustituye el clásico diseño de muelle fabricado en acero ampliamente empleado en suspensiones de la práctica totalidad de vehículos en el mundo.

Los muelles FRP otorgan las mismas cualidades que un muelle de acero convencional, añadiendo un 40% de ahorro en el peso

Audi afirma que cada uno de los muelles que instala de origen un Audi A4 arroja un peso de 2,66 Kg, una cifra que se reduce hasta los 1,53 Kg en el caso del diseño FRP. La principal pregunta no es otra que la capacidad de igualar las cualidades del acero en cuanto a elasticidad, resistencia y deformación a lo largo del tiempo.

La respuesta de la marca es que no solo conserva las cualidades de los muelles fabricados en acero, sino que añade una mejor resistencia a la abrasión por productos químicos, no padece procesos de oxidación y soporta de mejor manera los daños producidos por piedras y diversos materiales expulsados por la rueda.

Tras la inclusión de este nuevo elemento en el primer deportivo eléctrico de Audi, la marca pretende comenzar a instalar estos muelles FRP en otros modelos de su gama a partir de 2013. Obviamente estos modelos privilegiados vendrán firmados por las siglas RS o S cuanto menos, aunque poco a poco iremos acudiendo a como la necesidad de una mayor eficiencia, puede hacer que este tipo de soluciones se implanten de estricta serie mucho antes de lo que cabría esperar en un principio.

Fuente: Audi
En Tecmovia: Volkswagen y Audi hablan sobre su futuro: diésel y reducción de peso antes que híbridos | Primeros detalles del próximo Audi R8: mejorar la eficiencia es un obligado | Tecnologías para el futuro de Audi: ópticas oled, estructuras en CFRP, pantallas multitouch…

Cargando...