CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Mercedes

3 MIN

Mercedes ofrecerá en 2016 un importante avance de la pila de combustible

Mercedes-Benz confía de manera tajante en el futuro de la pila de combustible, una eterna alternativa al vehículo convencional, y en cierto modo también al vehículo eléctrico a baterías. Respecto a este último es con el que sufre una mayor comparación entre costes, facilidad de acceso y posibilidades. Aún así, lo que no alberga dudas es el hecho de que la pila de combustible de Hidrógeno puede tener mucho que decir en un futuro próximo, y en ese posible despliegue de la tecnología, la marca de la estrella quiere ser un protagonista de primer orden.

Hablamos de futuro próximo por la afirmación del propio fabricante de que la cuarta generación de esta tecnología hará su desembarco en 2016, mostrando un punto de inflexión que la convierta en un referente. Uno de los puntos que marcará esta ruptura con el pasado será una reducción de costes muy alta, Mercedes habla de equipararse a los vehículos de combustión, ofreciendo unas cifras que elevan el rendimiento energético del Hidrógeno como combustible hasta los 2.250 kWh/L.

Las declaraciones del fabricante con sede en Stuttgart hablan de perspectivas muy optimistas, contando con la inclusión de dos modelos en el mercado. Además del Mercedes Clase B F-Cell que actúa de showcar en todos los salones y presentaciones relacionadas con esta tecnología, se confirma el desarrollo de implementar el diseño de pila de combustible de Hidrógeno en una berlina, la futura generación de la Clase E para 2017 parece ser la elección perfecta para soportar este papel.

Obviamente las perspectivas de Mercedes se basan en dos pilares fundamentales para la llegada de esta tecnología: incremento del rendimiento y reducción de los costes. Siendo sinceros sería justo admitir que el factor más condicionante ha sido la superior contracción de los costes de desarrollo y producción de esta tecnología en serie. Entre algunos de los detalles que marcan esta reducción de costes, encontramos la casi completa desaparición del empleo de materiales muy costosos como el Platino, o la posibilidad de diseñar una misma plataforma para ubicar distintos tipos de propulsión sin por ello tener que ser adaptada con cada variante.

Las baterías, su estado actual y futuro inmediato, también establecen un importante aliciente para la pila de combustible. Su futuro a corto plazo no pretende hacer gala de un nivel de evolución que iguale la autonomía que puede ofrecer la pila de combustible, por no hablar de los tiempos de recarga que adolecen los sistemas de carga de baterías. La industria habla de no menos de 10 años para atisbar alguna mejora notable en los acumuladores, por lo que su competencia podría dejar de ser un duro rival.

Por último quedaría otro punto crítico del cual Mercedes no hace ningún tipo de comentario al respecto, hablamos de los puntos donde repostar el Hidrógeno que emplearemos como combustible. Quizás el mayor inconveniente de esta tecnología, y que además la convierte en mera anécdota incluso en aquellos territorios donde la apuesta por la propulsión alternativa es muy alta. Si las perspectivas del fabricante se cumplen tal cual anuncian en este momento, tan solo quedaría por delante solucionar el apartado de centros donde poder repostar. De cualquier modo, 2016-2017 parece ser la fecha que marcará el verdadero despegue de esta tecnología por parte del Grupo Daimler.

Fuente: GreenCarCongress En Tecmovia: Tecnología F-Cell aplicada al transporte urbano, nuevo Mercedes-Benz Citaro con pila de combustible | ¿Planea Mercedes una gama paralela de modelos ultra-eficientes al estilo “i” de BMW? | Hyundai fija en 2013 la llegada del Hidrógeno a su gama