CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Hidrógeno

3 MIN

Green GT H2: la pila de combustible de Hidrógeno quiere su plaza en Le Mans

Las carreras de resistencia, y más concretamente la cita que se celebra con motivo de las 24 horas de Le Mans, parece que van a abanderar el compromiso por las apuestas de propulsión alternativa. Fuera de estrictos reglamentos y categorías de escasa repercusión, solo el escenario de La Sarthe posee una plaza otorgada a propuestas de diversa índole que pretenden mostrarnos el camino que pudiera seguir la competición en un futuro.

El BOX número 56 es la plaza en la que puede debutar cualquier tipo de tecnología capaz de cumplir con los requisitos mínimos para disputar la carrera fuera de las categorías ya establecidas. Y aunque este año tenemos al peculiar Nissan Deltawing defendiendo esta posición, puede que el próximo año sea un prototipo eléctrico alimentado por pila de combustible de Hidrógeno el que luzca este dorsal mientras se adentra en la interminable recta de Mulsanne. El Green GT H2 no pretende ganar, todavía, pero si pretende mostrar que la propulsión eléctrica tiene mucho que decir a partir de ahora.

Su aspecto al más puro estilo prototipo LMP1 o LMP2 no es un casual, ya que aunque su rendimiento y efectividad no han sido mostrados en circuito más allá de exhibiciones, sus pretensiones sí: potencia de 460 CV transmitida a las ruedas traseras, sumando un par motor de 2.400 Nm controlados y transmitidos mediante un sistema de control vectorial electrónico. El peso del conjunto queda fijado en 1.240 Kg, por lo que los ingenieros hablan de una punta de velocidad cercana a los 300 Km/h.

Su sistema de pila de combustible cuenta con dos tanques de Hidrógeno situados a ambos lados del vehículo, siendo capaces de ofrecer 264 kWh en comparación con un sistema de acumuladores. El consumo de Hidrógeno es de 12.5 Kg/h, lo que equivale a un consumo de 36 litros de gasolina y ofrece una autonomía máxima de hasta 40 minutos. Entre otros detalles interesantes destaca el uso de dos turbocompresores eléctricos para la alimentación de oxígeno a la pila de combustible, evitando así el déficit de este elemento en la reacción electroquímica.

El proyecto pretende disputar su primera carrera en la próxima temporada del Campeonato Mundial de Resistencia, WEC 2013, y para ello se han propuesto una hoja de ruta para mejorar ciertos aspectos del prototipo. Los apartados más fundamentales de evolución hablan de reducir el peso por debajo de los 1.000 Kg y una autonomía superior a la hora de funcionamiento, algo que añadiría un importante extra de cara a disputar un buen papel en carrera. De hecho, es tal la confianza en el prototipo, que el equipo se ha fijado un tercer objetivo para la disputa de las míticas 24 horas, quedar entre los cuatro primeros de la clasificación.

Fuente: Technologicvehicles.com En Tecmovia: Nissan Deltawing: el futuro de la competición disputará Le Mans este mismo 2012 | Le Mans verá aún más limitaciones para los híbridos de Audi y Toyota