CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Ferrari

4 MIN

La negativa de Ferrari a los eléctricos continúa vigente ¿Hasta cuándo?

David Clavero | 4 Jun 2013

Ferrari, en palabras de su actual presidente Luca Cordero di Montezemolo, vuelve a subrayar la negativa a diseñar un modelo que esté únicamente propulsado por un motor eléctrico. Se trata de postura que no resulta extraña dado el talante elitista de la marca y de su concepción como fabricante de automóviles más allá de lo que representa un vehículo de cuatro ruedas con altas dosis de prestaciones.

Hasta cierto punto, es comprensible la negativa que ofrece Ferrari aludiendo a la falta de espíritu de tras ideas más allá de los corazones V12 y V8 que mueven a las máquinas firmadas por el cavallino. No es cuestión de querer o no querer, es más bien cuestión de reinventar una filosofía que ha llevado a la marca a crear una leyenda atemporal muy superior o sus logros en competición o sus creaciones más espectaculares.

¿Hata dónde alcanza la imagen de Ferrari?

El reciente LaFerrai ha sido el primer Ferrari en hacer gala de un sistema híbrido apoyado en el funcionamiento KERS que busque la potencia de un V12 de alto rendimiento y las cualidades de un apoyo eléctrico a merced de unas baterías. El resultado, a falta de conocer registros oficiales en pista, parece más que exitoso contando con un superdeportivo muy superior a todo lo conocido en la historia Ferrari.

¿Será el uso de gasolina una nueva forma de entender el lujo más exclusivo?

Con 963 CV, el diseño HY-KERS implementado se destapa como una obra de ingeniería que acerca al ciudadano de a pie, entendiéndose éste como aquel capaz de hacerse con un LaFerrari, al más puro estilo de competición con claras reminiscencias de la Formula 1. Todo ello es posible a través de un sistema híbrido, sí híbrido, lo cual se antoja como un primer paso hacia la electrificación.

Ferrari mira de reojo como la Comisión Europea aprieta cada vez más el cinturón a fabricantes en materia de emisiones, su respaldo bajo el paraguas del Grupo Fiat por el momento salvan al cavallino de verse obligado a reducir consumos y emisiones. Sin embargo, dado el énfasis del grupo parlamentario europeo en limitar la expulsión de CO2, parece que tarde o temprano los límites llegarán incluso a los fabricantes de reducida producción.

Ferrari y Lamborghini dicen no, McLaren y Porsche dicen por supuesto

Justamente, es Lamborghini como rival natural de Ferrari la que presenta una postura todavía más radical frente a la electrificación de la propulsión. Por el momento, en la fábrica de Sant’Agata Bolognese ni se plantean una tecnología de mayor repercusión que el Start/Stop, pues supondría desmitificar el carácter de modelos como el Aventador y marcar el final de la estirpe de motores V12.

Por otro lado, Porsche o McLaren muestran una postura completamente opuesta a Ferrari o Lamborghini. Británicos y alemanes no sólo ven viable la electrificación, sino que pretenden exprimir todas sus posibilidades fabricando coches como el Porsche 918 Spyder o el McLaren P1. De hecho, incluso son capaces de jactarse de ofrecer funcionamiento cero emisiones a través de un reducido margen de autonomía eléctrica.

¿Está Ferrari equivocada? difícil respuesta sin reconocer todo cuanto supone una marca que incluso en pleno crecimiento de ventas prefiere reducir su fabricación anual para conservar su elitismo. Ver un Ferrari 100% eléctrico será difícil por no decir imposible hasta un muy largo plazo de tiempo, mientras que por otro lado, la idea cada vez más implantada de que la quema de combustible pueda convertirse en una nueva forma de entender el lujo, bien pudiera ser una razón más que suficiente para conservar a Ferrari como esa marca dónde los clientes los elije la marca y no al revés.

Fuente: Autocar.co.uk En Tecmovia: LaFerrari: la deportividad extrema a través de un sistema HY-KERS de 963 CV | Superdeportivos híbridos: ¿Un brindis al sol? En Diariomotor: Ferrari dice no a los SUV, a las berlinas y a los eléctricos