CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Jaguar

3 MIN

El desarrollo del Jaguar C-X75 llega a su fin, la comercialización no es una opción

El Jaguar C-X75 culmina su programa de desarrollo mostrando su última evolución como prototipo. Vestido para la ocasión con un color azul ya visto en otros modelos «prestacionales» de la marca, Jaguar muestra una visión más esclarecedora del que podría haber sido el superdeportivo híbrido que llevaría a la firma británica a luchar de tú a tú frente a Ferrari, McLaren o Porsche.

La decisión de no comercialización sigue vigente en el Jaguar C-X75, una vez más nos lamentamos de dicha decisión en la nueva era Jaguar, pero el único consuelo podría llegar con la subasta o venta de una limitada edición con apenas un máximo de 3 o 4 unidades. Con mucho tiempo y kilómetros para analizar soluciones e invenciones desarrolladas para el C-X75, el prototipo deberá convertirse en un expositor donde descubrir la nueva era tecnológica que implementarán los futuros lanzamientos de Jaguar.

El superdeportivo híbrido que reafirmaría la nueva era Jaguar

Cabe recordar que el Jaguar C-X75 original fue concebido como un prototipo 100% eléctrico que instalaba un sistema extensor de autonomía a base de dos microturbinas de gas que serían las encargadas de impulsar el conjunto eléctrico y recargar las baterías. Con una decisión de rediseño enfocada en la producción de 200 unidades, el concepto de eléctrico de autonomía extendida se vería sustituido por un sistema híbrido enchufable más convencional.

El esquema actual recurre a dos propulsores eléctricos de 194 CV destinados a impulsar cada eje de forma completamente independiente. La energía eléctrica es almacenada en unas baterías de iones de Litio con 19 kWh. La autonomía en modo eléctrico alcanza los 64 kilómetros y las emisiones de CO2 se conforman con 89 gramos según el ciclo de homologación NEDC.

El motor gasolina empleado para el funcionamiento híbrido es de origen COSWORTH y se trata de un cuatro cilindros sobrealimentado (compresor + turbocompresor) con 1,6 litros, 502 CV de potencia y un techo de giro de 10.000 rpm. La transmisión empleada es de tipo manual con accionamiento robotizado y 7 relaciones. La potencia final combinada es de 850 CV permitiendo una velocidad punta por encima de los 354 Km/h y un 0-100 Km/h en menos de 3 segundos.

Jaguar sigue negando cualquier opción de comercialización a pesar de que las unidades fabricadas para los ensayos cuentan con todo lo necesario para hablar de un producto capaz de ofrecer viabilidad comercial. La negativa sigue defendiéndose con el complicado mercado actual para un vehículo que superaría fácilmente el Millón de Euros, añadiendo el factor competencia de la mano de las últimas creaciones salida de Maranello, Woking o Sttutgart.

Fuente: WCF En Tecmovia: Qué motiva a Jaguar para seguir desarrollando el C-X75 estando ya cancelado | Jaguar cancela el proyecto del C-X75