ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

4 MIN

Formula E como verdadero laboratorio para el neumático de calle y competición

Sabemos que la Formula E avanza a paso firme hacia su debut el próximo mes de Septiembre, pero hasta ahora aún había elementos como sus neumáticos que estaban por definir al detalle. Michelin será el único suministrador de neumáticos para los 42 monoplazas que construirá Spark Racing Technologies, y en las especificaciones escogidas para las gomas se ha buscado ofrecer cesión tecnológica al mercado.

La Formula E utilizará llantas de 18″ y un único juego de neumáticos por sesión.

Desde que la Formula E fue presentada en sociedad, una de los valores más defendidos ha sido conservar la filosofía experimental que tiene la competición como razón de ser. Así, y con disciplinas como la Formula 1 donde la congelación de la evolución solo consigue un rotundo alejamiento de la industria automovilística real como es el caso de las llantas de 13″, la Formula E ha fomentado su condición de laboratorio para atraer al máximo de fabricantes.

El neumático en los eléctricos de competición

La Formula E se ha subido al carro del acercamiento tecnológico apostando por el uso de llantas en medidas de 18″, control individual de cada neumático mediante instalación de chip RFID, el uso de un único compuesto para seco y mojado y la cesión de un único juego de neumáticos para entretenamientos, otro para clasificación y un último para carrera.

Las condiciones de uso de los neumáticos en Formula E serán sumamente exigentes al tener que encontrar un difícil equilibrio entre resistencia y rendimiento. Recordemos que los Spark-Renault SRT_01E arrojarán una potencia máxima de 270 CV y una autonomía en torno a los 25 minutos que obligará a usar dos monoplazas por piloto con cambio de coche durante el transcurso de la carrera.

¿Qué podemos esperar en el futuro mercado?

Tendencias en el neumático del mañana: ¿Por qué más altos y menos anchos?

Las necesidades de los eléctricos con respecto a los neumáticos distan mucho de las exigencias de los vehículos convencionales. Principalmente es la eficiencia el aspecto que con más esmero se cuida para conseguir que las pérdidas por rozamiento sean mínimas. Dada la actual capacidad de las baterías, toda mejora en este punto consigue arañar Wh que pueden marcar las diferencias en autonomía.

Por otro lado tenemos uno de los factores más valorados, a la par que más complejo de tratar en el caso de eléctricos; la alta cifra de par disponibles desde parado. Con los propulsores eléctricos conectados al tren de tracción, lidiar con las altas cifras de par que se presuponen será un duro trabajo para limitar el desgaste.

El par motor de los eléctricos es instantáneo, de ahí que en competición los híbridos con tracción eléctrica bajo demanda estén causando furor para recortar tiempo en cada curva del circuito. Los monoplazas de Formula E llevará tracción sobre el tren posterior a través de una transmisión desarrollada por McLaren y gestionada de forma electrónica aunque estará prohibido el uso de control de tracción.

El objetivo de ofrecer un único compuesto y un único juego por sesión de gran premio es muy ambicioso, un reto que por seguro brindará grandes innovaciones de cara a ofrecer mejores soluciones en los eléctricos de calle.

Fuente: Formula E | Michelin
En Tecmovia: Los Spark-Renault SRT_01E de Formula E comienzan las pruebas en circuito | Michelin señala la oportunidad tecnológica que representa el Nissan ZEOD RC | Michelin Endurance LM P1: el neumático tras el récord de velocidad para coches eléctricos

Cargando...