CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Tesla

3 MIN

¿Conseguirá Tesla reinventar la industria del automóvil?

David Clavero | 11 Jun 2014

El fundador de Tesla, Elon Musk, tiene un sueño, algo así como una industria del automóvil de tipo open source. A poco que sepas algo de cómo se mueve este tejido industrial, te habrás percatado de que esta idea es la más temida por los fabricantes de toda la vida. Viajar hacia un modelo de negocio libre de patentes lo reinventaría todo, dejando por el camino una forma de hacer las cosas que hasta la fecha ha sido muy rentable para unos pocos.

Tesla y el desafío del coche eléctrico para todos los públicos

El caso es que Tesla Motors es ya una realidad tangible con su estrategia de producto muy definida, y con la seria convicción de poder ofrecer algo al consumidor que nunca antes nadie le había dado. Sí, lo suyo es fabricar coches eléctricos con enormes baterías, pero la realidad es que cada vez más fabricantes están apuntándose al estilo de Tesla donde el vehículo eléctrico es solo una parte más de un producto de movilidad.

Pero volvamos a la idea inicial, el vehículo de tipo open source. Bajo esta idea podría ser posible que cada cual se fabricase su propio coche partiendo de un esquema de construcción estandarizado, un coche a lo IKEA para que nos entendamos.

Tesla ha conseguido desarrollar una tecnología capaz de venderse como alternativa real a los vehículos convencionales, el Tesla Model S. Sus planes de expansión hablan sin tapujos de un futuro con más y mejores modelos, pero donde destaca sobremanera la seria intención de fabricar un coche «para el pueblo», entendiéndose éste como económicamente accesible para aquel que puede permitirse un BMW Serie 3 o similares.

Llegados a este punto, Elon Musk ha vuelto a hablar sobre la idea de compartir la tecnología de Tesla con otros fabricantes. Pero el caso es que tras esta idea no existen grupos inversores o fabricantes decididos a hacer el negocio del siglo, sino que el único y verdadero objetivo estaría en promover un cambio de rumbo en los fabricantes apoyándose en todo el camino andado ya por Tesla.

¿Pero dónde quedaría el negocio?

Cesión tecnológica pura y dura, para conseguir que la industria de el paso definitivo hacia el vehículo eléctrico. Aún así, Tesla seguiría teniendo para sí un jugoso negocio entre manos, la venta de baterías, la cual se destapa como el futuro gran mercado ante una demanda que no para de crecer para satisfacer la imparable electrificación del automóvil.

Fuente: BBC vía Autoblog En Tecmovia: La próxima gran revolución de Tesla | La revolución de Tesla Motors, el Model S y su red Supercharger, llega a Europa