27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Faurecia se olvida del acero para fabricar coches

( @ClaveroD ) el

Nuestra visita al Salón del Automóvil de París también nos llevó al expositor de la firma francesa Faurecia, firma estrechamente ligada a proyectos como la tecnología Hybrid Air de Peugeot-Citroën. Este fabricante ha mostrado en París como la reducción de peso en los automóviles es una de las piezas clave para rebajar consumos, ofreciendo soluciones como son la sustitución de aceros por magnesio y materiales plásticos reforzados. Basándose en un Peugeot 208, las mejoras introducidas por Faurecia permiten ahorrar 45 Kg y hasta 1,3 l/100 en consumo.

Ahorro de peso diciendo adiós al acero

Faurecia

La idea más interesante propuesta por Faurecia tiene que ver con el desarrollo de una estructura de composite para el suelo del habitáculo, una estructura que sustituye a los aceros convencionales sin perjudicar el comportamiento del chasis en tanto a resistencia, pues se mantendría la estructura original, sustituyendo tan sólo los paneles inferiores y consiguiendo un ahorro de 16,5 kilogramos.

Faurecia

Ejemplos como el uso de polímeros reforzados con fibra de carbono (CFRP) en el portón posterior, tanto en su estructura como en su zona exterior, consiguen ofrecer hasta un 35% de ahorro de peso frente a la misma pieza fabricada en acero. El ahorro total de sustituir este nuevo portón posterior consigue reducir el peso en 9,5 kilogramos.

Faurecia

Pero todavía hay más, y es que Faurecia ha presentado un nuevo diseño de armazón para los asientos fabricado en Magnesio (ahorro de 4 Kg) que, junto con una nueva estructura y espuma para culminar el diseño final del asiento, permite que el ahorro de peso final ascienda hasta los 11 Kg y que el espacio disponible para las piernas de los pasajeros traseras se incremente en 3 cm.

Faurecia, además de apostar por el ahorro de peso, también ha mostrado en París la nueva generación de su sistema de recuperación de energía a partir de los gases de escape (EHRS). Este sistema se nutre del calor de gases de escape para alcanzar la temperatura de servicio del propulsor en un menor tiempo, permitiendo también aprovechar esta energía para calentar el aire del habitáculo. Según Faurecia, con el sistema EHRS se puede recuperar hasta un 60% de la energía que se pierde en forma de calor en los gases de escape.

Faurecia

En Tecmovia: Hasta 400 kg menos de peso si el acero pasa a un segundo plazo | Aprovechar los gases de escape para generar electricidad: 2,5% menos de consumo