27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Daimler y Toyota venden sus acciones de Tesla ¿Qué está pasando?

( @ClaveroD ) el

A comienzos de esta semana Daimler hacía el anuncio donde se daba a conocer que se deshacía del 4% de Tesla Motors por un valor de 780 Millones dólares. Hoy es Toyota quien habría seguido los pasos de Daimler vendiendo su parte del pastel en Tesla, un 2,5%. Descubrir estos movimientos nos ha pillado a todos de improvisto, y es que Tesla Motors sigue mostrando una volatilidad en bolsa más que preocupante, un valor muy influenciable sujeto a sus promesas y visiones de futuro.

Tesla Model S

Daimler salvó a Tesla en 2009 haciéndose con el 9,1% del fabricante. Ahora, Daimler vende su participación, siendo seguida por Toyota en una acción muy similar

Para comprender un poco mejor la actual etapa de Tesla Motors, el último mes, tenemos que recordar que la presentación del Tesla Model S P85D y la introducción de su sistema de conducción semiautónoma fue su última gran novedad. Justo antes de la presentación de estas novedades, Tesla Motors volvía a dispararse en bolsa a merced de las declaraciones de su CEO, Elon Musk, quien calentaba motores con ciertos aires de grandeza hablando de novedades que revolucionarían el automóvil.

Tras la presentación de las citadas novedades, el mercado no compartió la visión de Musk, castigando el valor de Tesla Motors con importantes caídas, pero que a día de hoy han recuperado gran parte del valor de semanas atrás. Tesla es una fabricante innovador, nadie tiene la menor duda, pero parece que su estrategia de negocio no le está funcionando también en las finanzas como en su imagen de marca. Tesla sigue sin quitarse la de encima la idea de adelantada a su tiempo con tintes de burbuja, pero la realidad es que sus ventas siguen funcionando bastante bien y sus previsiones de crecimiento parecen viables, aunque con el hándicap de un importante gasto en infraestructuras y desarrollo de forma unilateral.

Mercedes Clase B Electric Drive

Daimler ha sido una de las culpables de que Tesla sea hoy quien es. Su llegada en el momento más crítico de la firma en el plano económico, consiguió que Tesla pudiese afrontar la puesta en marcha de un negocio de semejante envergadura, consiguiendo para sí que los avances en tecnología de propulsión eléctrica pudiesen ser aplicados a modelos como el Mercedes Clase B Electric Drive.

Tesla parece que ahora tendrá que enfrentarse a una nueva etapa donde sus colaboraciones se reducen, también el apoyo visto lo visto, por lo que habrá que estar atento a la evolución de Tesla en las siguientes semanas.

En Tecmovia: 700 CV y tracción total: así habla de altas prestaciones Tesla | Tesla se queda a las puertas de vender coches autónomos