27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Tesla se queda a las puertas de vender coches autónomos

( @ClaveroD ) el

El reciente evento organizado por Tesla para presentar la nueva variante del Model S con 700 CV y tracción total, tuvo titulares tanto o más importantes que esta especificación de altas prestaciones. Sin andarse con muchos rodeos, Elon Musk, CEO de Tesla, dio a conocer su nuevo sistema de conducción automatizada que aspira a convertirse en la referencia de este tipo de tecnologías en la industria. Este sistema es el paso previo al coche 100% autónomo, y de hecho no ofrece mayores capacidades por las limitaciones del marco legal, pues la tecnología ya está aquí.

El coche autónomo es real, pero las leyes no lo permiten

Tesla Model S

Podemos catalogar el sistema de tecnología de conducción semiautónoma, pues en su funcionamiento se permite que el vehículo ejecute un importante número de funciones de forma autónoma, aunque siempre con el conductor como obligado paso intermedio para recibir confirmación.

El sistema está basado en el uso de cámaras de vídeo, radar de proximidad e información recogida a través de la señal de posicionamiento GPS y su conexión a internet. Con estos sensores ofreciendo información en tiempo real, las condiciones físicas de la carretera pasan a un segundo plano, convirtiendo lluvia, niebla o tráfico en meras variables que no impiden que el coche sea capaz de ver mucho más allá de su posición actual. Hasta cierto punto, el Tesla Model S puede ahora informar sobre incidencias mucho antes de que lleguemos a ellas.

Tesla Model S

Partiendo de un control de crucero adaptativo que se basa en el reconocimiento de señales, el análisis del tráfico en tiempo real y la información recopilada a través de GPS, sensores e internet, el Tesla Model S es capaz de adaptar su velocidad de forma automática, permitiendo también cambiar de carril de forma automática con sólo indicar la dirección a través del uso del mando de los intermitentes integrado en la columna de dirección.

Tesla está decidida a vender coches autónomos, pues su vehículos ya son capaces de realizar un importante número de funciones, pero todavía el marco legal dista mucho de dar vía libre a la conducción autónoma lejos de las pruebas experimentales.

Fuente: Tesla
En Tecmovia: 700 CV y tracción total: así habla de altas prestaciones Tesla