27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

La frenada autónoma de emergencia reduce un 38% los accidentes por alcance

( @ClaveroD ) el

Los sistemas de frenada autónoma de emergencia (AEB) se han convertido en una de las grandes revoluciones en tanto a sistemas de seguridad activa. La posibilidad de que nuestro coche frene por nosotros en momentos de distracción o error, ha conseguido que algunos de los accidentes más habituales hayan reducido en hasta un 38% su presencia. Extendiendo poco a poco su uso por las diferentes gamas, los sistemas AEB han conseguido que los accidentes por alcance hayan encontrando la mejor herramienta para ser evitados.

Pedestrian detection in darkness

Aunque en estos momentos existen diferentes tecnologías para entender los sistemas de frenada autónoma de emergencia, el objetivo de todos estos sistemas es analizar la distancia que separa un coche del coche anterior para evaluar el riesgo de accidente. Estos sistemas basan su funcionamiento en el uso de algoritmos para calcular cuando los cambios de distancia y velocidad pueden provocar un posible choque, efectuando una frenada de emergencia sin necesidad de intervención por parte del conductor.

Los sistemas AEB más habituales se basan en el uso de radar, cámaras de vídeo o sistemas combinados basados en ambas soluciones. El grueso de estos sistemas permiten actuar a velocidades de hasta 30 o 50 Km/h, encontrando fabricantes como Volvo que ya hablan de sistemas capaces de trabajar a velocidades de hasta 70 Km/h. Aunque la detención total es la meta del sistema AEB, a mayor velocidad estos sistemas pierden capacidad para evitar la colisión, aunque siempre consiguen reducir la gravedad del impacto al actuar de forma independiente a la reacción del usuario.

The all-new Volvo XC90 - City Safety Intersection

Organismos como EuroNCAP no sólo han destacado el potencial de los sistemas AEB como herramienta efectiva para reducir accidentes, sino que han introducido la evaluación de estos sistemas dentro de la puntuación global de los test de impacto. Poco a poco estos sistemas están añadiendo nuevas funciones como es la posibilidad de realizar esquiva de obstáculos mediante el control de la dirección, o la intercomunicación con otros vehículos para evitar el choque mucho incluso antes de que ni siquiera el conductor se percate del peligro.

Fuente: GreenCarCongress
En Tecmovia: Esquiva Automática de vehículos y peatones desarrollada por Ford [Laboratoria Tecmovia] | ¿Cómo Volvo conseguirá evitar que se atropelle a un ciclista? |Frenada autónoma de emergencia: conoce la nueva prueba puntuable en EuroNCAP | ¡Ojo! que los sistemas de frenada de emergencia no son infalibles