27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

¡Ojo! que los sistemas de frenada de emergencia no son infalibles

( @ClaveroD ) el

¿Te suenan esos sistemas de frenada autónoma de emergencia que se anuncian a bombo y platillo en todos los nuevos lanzamientos de coches? Pues aunque parezca mentira, es un buen momento para recordar que la tecnología no es infalible y, por esa misma razón, no hay que olvidarse de que nuestra integridad siempre dependerá de nuestras habilidades como única y verdadera fórmula para evitar males mayores.

Y te preguntarás a qué viene todo esto. Pues bien, resulta que Mazda ha lanzado un comunicado en el que congela todas las pruebas de producto con relación al sistema Smart City Brake Support (SCBS) de frenada autónoma de emergencia tras suceder un accidente el pasado día 10 de Noviembre durante una de estas pruebas para clientes. El sistema no evitó la colisión, y cliente y vendedor sufrieron esguince cervical y fractura de brazo respectivamente.

A menudo confundimos asistencia con sustitución

¡Ojo! que los sistemas de frenada de emergencia no son infalibles

No se trata de un suceso que deba alentar la aparición de un estado de pánico, pues a grandes rasgos hablamos de un sistema diseñado para paliar nuestra puntual falta de atención. Una herramienta de seguridad activa que está ahí para mitigar o evitar el atropello o la colisión a baja velocidad.

Mazda se ha lamentado del suceso acaecido durante estas pruebas enfocadas a clientes, subrayando igualmente que estos eventos se organizan teniendo muy en cuenta las variables que necesita la tecnología para funcionar correctamente. Aún así, no hay que olvidar que el objetivo de estas muestras no es otro que forzar la situación de emergencia para convencer a futuros clientes sobre el potencial tecnológico del vehículo, lo que ocurre es que se ha demostrado que la tecnología a veces falla.

Mazda CX-5

Descubre en Laboratorio Tecmovia el funcionamiento de otros sistemas AEB:
* Ford Active City Stop
* Volvo City Safety
* Mercedes Active Brake Assist 2
* Honda City-Brake Active System

Justamente es en las indicaciones de Mazda donde encontramos una interesante cura de humildad, pues la tecnología se basa en un sistema de medición por haz infrarrojo que trabaja bajo unas condiciones y circunstancias muy concretas – velocidades entre 4 y 30 Km/h – para conseguir ofrecer una respuesta rápida tras identificar una situación de riesgo. Esto se traduce en que la tecnología se comporta como asistencia y no como sustitutivo del conductor, una idea muy obvia, pero que cada vez es más olvidada por los conductores.

Cada día hablamos más y más de un futuro plagado de coches autónomos, una idea cada vez más real y posible gracias a los avances de la tecnología. Pero no conviene olvidar que el conductor ha sido, es y seguirá siendo el único y verdadero protagonista, pues el camino hasta esa meta necesita de una importante madurez por parte de la tecnología y, por qué no decirlo, madurez por parte del conductor.

Fuente: Mazda | GreenCarCongress
En Tecmovia: Frenada autónoma de emergencia: conoce la nueva prueba puntuable en EuroNCAP | Mazda CX-5, sistema de frenada en ciudad [Laboratorio Tecmovia]

Comentarios...

No está permitido comentar.