No debería dolerte ver un Ferrari 250 GTO/64 valorado en decenas de millones de euros irse contra las barreras

 |  @sergioalvarez88  | 

Porque al menos se ha estrellado haciendo lo que debería hacer: correr en circuito con otros valiosísimos clásicos. Ocurrió en el Goodwood Revival, y fue el resultado de la inesperada frenada de otro Ferrari. El precioso Ferrari 250 GTO/64 de Andy Newall trató de evitar la colisión y perdió el control del coche, que se deslizó sobre la hierba y terminó impactando contra las protecciones del circuito. A pesar de tener su lateral claramente dañado, pudo conducirlo hasta uno de los lados de la carretera. ¿Las buenas noticias? Que será reparado y volverá a dar guerra el año que viene. Como un coche así debería hacer.

Lee a continuación: ¡Bombazo! Este vídeo demuestra que mañana conoceremos al primer Audi R8 de tracción trasera