De lado con una Ford Transit con entrañas de Nissan Skyline

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Las furgonetas de reparto son una base atípica para vehículos de drifting, pero sorprendentemente popular. Hemos visto una Nissan Vanette con motor V8, y ahora tenemos aquí a una Ford Transit con el motor RB26DETT de un Nissan Skyline. Es la obra de unos chalados británicos, que han construido una furgoneta de tracción trasera, con 320 CV de potencia y una facilidad natural para quemar dosis ingentes de neumáticos. Su sonido es igualmente espectacular, hasta el punto de hacernos desear construir una de estas por nosotros mismos.

Lee a continuación: Aquellos maravillosos (y escalofriantes) crash-test del BMW 1800 en los años sesenta

Ver todos los comentarios 0