CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

1 MIN

¿Convertirías un Rolls-Royce del año 1936 en un rat rod tan cromado como extravagante?

Es lo que han hecho en Estados Unidos, partiendo de la base de un Rolls-Royce clásico. El equipo de mecánicos liderado por Sam Hard, de Hard Up Garage, lo construyó en un periodo de varios meses. Conservaron partes del chasis, la calandra, el interior o sus asientos, pero transformaron el resto al completo. Fijaos en las soldaduras expuestas de su carrocería recortada o el humeante motor V8 americano, soplando a escape libre. No es - como los bombones Ferrero Rocher - la expresión del buen gusto, pero llama la atención poderosamente.