Actualizado 17:21

Volvo XC90 o BMW X5, entre dos grandes de siete plazas

( @omiguel ) el

Pregunta

Estoy en duda entre el Bmw X5 3.0d y el Volvo XC90 d5.
¿Qué me aconsejáis en temas de seguridad, comodidad, prestaciones y seguridad? Creo que en temas de seguridad es mejor Volvo pero en motor es BMW.

Respuesta

Los dos SUVs que mencionas son algunos ejemplos de los más grandes que se pueden encontrar en el mercado. A pesar de que proceden de diferentes marcas sus orientaciones son muy similares, al igual que sus potencias y equipamientos. Ambos tienen potentes motores de entre 180 y 240 CV y capacidad para cinco o siete pasajeros.

Volvo XC90 2009

En primer lugar el modelo sueco es uno de los grandes desconocidos de nuestro mercado aunque cada vez se habla más de sus motores diésel. El D5 que comentas es un cinco cilindros con turbo-alimentación y que saca de sus 2.4 litros de desplazamiento 185 CV a 4.000 rpm. Proporcionalmente a su potencia ofrece un par máximo muy elevado, exactamente 440 Nm a las 2.750 rpm. Este tipo de bloque tiene un buen rendimiento y se marca un nivel de consumo muy razonable, con una media de sólo 8.2 litros /100 km.

Hay que tener en cuenta que el XC90 D5 tiene un peso de aproximadamente 2.058 kilogramos y que cuenta con la tracción total, factores que influyen notablemente en el consumo. Con sus 68 litros de capacidad en el depósito puedes alcanzar los teóricos 830 kilómetros, aunque es razonable alcanzar los 700 kilómetros. A nivel de respuesta su curva de par motor no hace que sus recuperaciones a bajas revoluciones sea especialmente rápidas. No obstante, permite ofrecer unas fuertes arrancadas a pesar de toda la masa que tiene que arrastrar y para lo que evidentemente la tracción integral juega un papel crucial.

El D5 se puede elegir con cambio manual de seis relaciones o uno automático Geartronic con el mismo número de marchas. En la elección manual el XC90 puede gastar sólo 10.9 segundos acelerando desde parado hasta los 100 km/h y elevar la aguja del velocímetro hasta los 195 km/h. Es decir, en prestaciones está a un muy buen nivel teniendo en cuenta su aerodinámica, peso y potencia.

Volvo XC90 2009

Sobre el XC90 comentar que su estética es inconfundible Volvo y que tiene muy buen aprovechado su espacio, teniendo en cuenta que puede contar con cinco o siete plazas. Se comenta mucho que la segunda fila de asientos, para tres pasajeros, no tiene un anchura demasiado amplia aunque la comodidad de la tercera fila de butacas no tiene discusión. Ambas filas tienen asientos abatibles en plano más el asiento del acompañante, lo que permite utilizar el XC90 de carga con objetos de hasta 2.5 metros de longitud. El maletero con cinco plazas tiene un volumen de carga de 613 litros, de los más altos del segmento.

Tienes el XC90 D5 con tracción total, cambio manual y la terminación Kinetic desde 48.735 euros. Éste te ofrece seis airbags, control de estabilidad y de tracción con función antivuelco o reposacabezas activos como lo más importante en seguridad. Además suma el climatizador bizona con aire acondicionado para las plazas traseras, el ordenador a bordo, volante multifunción en cuero, equipo de sonido con entrada exterior USB o llantas de aleación Neptune de 17” entre otras cosas.

Este acabado es el único que se instala con los cinco asientos. Con 7 asientos en este acabado el precio se eleva hasta los 50.527 euros. La siguiente terminación es la Momentum y tiene un precio 54.619 euros pero no aporta grandes novedades fuera del sensor de aparcamiento, los sensores de lluvia y de luces, los espejos retractables eléctricamente y los faros de xenón. Son diferentes ayudas y su precio no es excesivamente caro.

BMW X5 2009

Claramente el más conocido de los dos modelos que citas es el BMW X5. Es ligeramente más grande que el XC90, 4.85 metros de longitud frente a 4.8, y mantiene la opción de las siete plazas. También es más ancho y más alto, dimensiones que no se trasladan del todo al habitáculo, donde la sensación de espacio puede decaer para los pasajeros de la segunda fila. Ésta puede trasladarse longitudinalmente dando lugar a un mayor juego si hay pasajeros en la tercera fila. Lamentablemente esta última está muy limitada en altura y en espacio para las piernas, salvo que hablemos de personas con 1.60 metros de altura.

El gran problema del X5 es que con siete plazas, las tres plazas centrales no se pueden abatir con lo que se pierde esa capacidad de personalización. Obviamente el asiento del acompañante tampoco se puede abatir. Deshaciéndose de las plazas traseras, abatiéndolas formando una superficie plana, el maletero del X5 puede tener una capacidad de unos 620 litros, ligeramente superior a la del XC90. El X5 cuenta con la ventaja en este apartado de una hoja inferior que se extra en la base de la entrada del maletero para facilitar la colocación de bultos, incluso de hasta 250 kg.

La versión X5 xDrive30d es mucho más potente que la que mencionas para el Volvo. Hablamos de un motor de seis cilindros, con 3 litros de desplazamiento que desarrolla 235 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 520 Nm que se distribuye entre las 2.000 y las 2.750 rpm. Teniendo en cuenta el peso de este X5, en torno a 2.150 kilogramos, el poder de propulsor es fulgurante: 8.1 segundos para alcanzar los 100 km/h. Su tope máximo de velocidad se queda en unos lejanos 216 km/h.

Todo es más para este propulsor y sin embargo en consumo es menos. Su media homologada es de 8.2 litros/100 km, la misma que su rival pero con más potencia y más peso. En este punto tiene las de ganar en relación deportividad/gasto porque incluso la sonoridad que produce es más agradable, más ronca. Tiene más par que el D5 y además lo entrega desde revoluciones más bajas, asegurando recuperaciones muy constantes en marchas largas y mucha fuerza en los arranques.

BMW X5 2009

De serie este modelo diésel tiene un equipamiento más completo que el SUV sueco. Cuenta con airbags frontales, laterales delanteros y de cabeza para primera y segunda fila, ayudas a la estabilidad y a la tracción, testigo de presión de neumáticos, faros antiniebla, reposacabezas delanteros activos y luz de conducción diurna entre lo más destacable de su seguridad. Cuenta también con encendido automático de luces y del parabrisas, climatizador de dos zonas con paso de aire a la tercera fila, arranque del motor mediante botón, radio CD-MP3 con conexión auxiliar o el centro de control iDrive.

Estéticamente incluye detalles específicos como las inserciones de madera, la tapicería de tela Twill, el volante de cuero deportivo o las alfombrillas Velour, mientras que por fuera cuenta con detalles cromados y llantas de 18” de serie. El xDrive30d tiene un precio base de 60.800 euros, que se puede incrementar con distintos paquetes y opciones. Destaca el paquete “Edición Limitada” por 3.000 euros que suma faros de xenón, sensor de aparcamiento, navegador, control de velocidad de crucero y detalles estéticos como el cuero para los asientos o el techo panorámico. La otra opción interesante es el paquete M que decora el interior y el exterior de forma más deportiva, aunque su coste ya se eleva hasta los 5.862 euros.

Finalmente, ¿cuál es la mejor elección? Aparentemente si deseas apostar por la seguridad ambos modelos están muy igualados y claramente por motor el de BMW tiene mejores características, más caballaje y un consumo muy contenido para un modelo así. Si cuentas con un buen presupuesto el X5 es la elección más lógica aunque la elección del XC90 no es en absoluto descabellada a pesar de que las prestaciones sean ligeramente mejores. Para transportarte a ti y a seis pasajeros más el XC90 es un poco mejor pero para trabajar con algo de carga el X5 despunta.

Como recomendamos siempre, pruébalos e intenta revisar las sensaciones que te transmiten, el tacto de la dirección y lo que te aporta el tapizado y la comodidad de los asientos.

Volkswagen Touareg R5 TDI

Alternativas

En este rango de precios puedes considerar algunas alternativas. El Volkswage Touareg R5 es un buen ejemplo, aunque le pueden pesar sus menores dimensiones y que no puede tener 7 plazas. Este modelo en concreto tiene un propulsor de cinco cilindros diésel, 2.5 TDI exactamente, que proporciona 174 CV de potencia a las cuatro ruedas. Es más gastón que el Volvo o el BMW, en torno a un litro más de media, y el equipamiento de serie es ligeramente inferior. Su precio se encuentre en los 46.090 euros.

Con un tamaño superior, más allá de los cinco metros de longitud, y 7 plazas está el Audi Q7. Cuenta con un poderoso motor V6 TDI de 240 CV que asegura una gran fuerza aunque dadas sus dimensiones y su peso el consumo es más elevado que sus competidores, en torno a los 9 litros/100 km. Por supuesto cuentas con la tracción integral quattro que asegura muy buenos resultados. Tiene un precio elevado, 59.530 euros, pero en su equipamiento trae elementos como los faros bi-xenón, las luces diurnas o el encendido automático de luces y parabrisas que los anteriores dejan como opción. Eso sí si quieres llevar la tercera fila de asientos te costará 879 euros más y en ésta sólo se sentirán cómodos y tendrás sólo 330 litros de volumen en el maletero para jugar.

No convendría despreciar tampoco la opción del Porsche Cayenne diésel, tiene dimensiones similares aunque sólo cinco plazas. 240 CV diésel aunque con un consumo mayor (9.3 litros/100 km de media). Tiene mayor exclusividad pero también tiene un precio de partida de 64.193 euros. Obviamente la calidad interior y los equipamientos son más elevados.

En Diariomotor: Volvo XC90 Sport | Nuevo BMW X5, a fondo | Nuevo Volkswagen Touareg, fotos | Porsche Cayenne diésel, primeros datos