Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

Mario Herraiz Un paseo por las versiones especiales de los V8 de Maranello Del Ferrari 348 Competizione al 458 Speciale

Los sueños nacen en Maranello. Por lo menos para no pocos apasionados del motor, entre los que debo incluirme. Nacen en Maranello y llevan por supuesto un cavallino rampante en su morro. En sus aletas delantera. Un cavallino al que le siguen sobre fondo amarillo las siglas SF recordándonos en todo momento que este nuestro sueño no sería nada sin Scuderia Ferrari, sin la competición, sin las victorias, los títulos mundiales y las rachas de sequía. Sin un equipo lleno de tradición, de broncas y de amor, de pasión, por ese escudo amarillo, por ese caballo negro… y precisamente, de ese nexo, de esa unión, de querer acercar a la calle la competición de la manera más fiel posible, de querer mostrar en el asfalto de una carretera lo aprendido en el circuito, lo ganado en la Fórmula 1… nacen las joyas más extremas de Maranello. Nacen los Challenge Stradale. Los Scuderia. Los Competizione… los Speciale.

Buscar la perfección, dentro de la perfección. Dar una vuelta de tuerca más a lo que se suponía ya extremadamente afinado. Más caballos. Menos peso. Una nueva puesta a punto. Menos segundos en Fiorano. Junto a sus creaciones más preciadas. Paralelamente, junto a los F40, F50, Enzo, LaFerrari, nos hemos ido encontrando con el Ferrari 348 GT Competizione, con el Ferrari 360 Challenge Stradale, con el Ferrari 430 Scuderia y ahora con el Ferrari 458 Speciale.

Una saga con un encanto particular… el encanto de no ser las creaciones más absolutas de la marca en su tiempo, de estar a la sombra de los grandes, del F50, del LaFerrari… pero al mismo tiempo no ser tampoco cavallinos “comunes”… si es que podemos llamar común a alguna de estas criaturas.

Ferrari 348 Competizione: ¿el origen de la Ferrari moderna?

Ferrari: del Competizione al Speciale

Al Ferrari 348 podemos considerarlo como uno de los primeros Ferrari de la era moderna de la marca Italiana. En el 84 nacía el Ferrari Testarossa, seguido por el Mondial. En el 87 lo hacía el F40 y tras él, en el 89, nace el Ferrari 348. 4 años más tarde, ya en la década de los 90, en 1993, se produce el colofón final de este modelo, antes de pasar al F355. Una puesta a punto generalizada de la gama del 348 con el GTB, un el GTS, con el Berlinetta, el Spider… y el Ferrari 348 GT Competizione.

El Ferrari 348 GT Competizione es al que hoy podemos considerar como la primera piedra del 458 Speciale. Al que podemos considerar como antepasado del Scuderia y el paso previo al 360 Challenge Stradale. Es a fin de cuentas el concepto de llevar aún más allá a su modelo “medio”, entendiendo por tal a aquellos que no pertenecían ni a la gama de Grandes Turismos ni a los especiales F40, F50 y compañía, el concepto de acercar la competición un paso más a la calle. De hacer aún más únicas sus creaciones. De dar un toque más de magia al mito.

Ferrari: del Competizione al Speciale

En el caso del Ferrari 348 GT Competizione sólo se crearon 50 unidades. 50 unidades dotadas de un V8 de 3.4 litros con una potencia de 320 caballos a 7.200 rpm y un par máximo de 324 Nm. 5 velocidades, manual, 4.23 metros de largo, 1.89 metros de ancho y 1.17 metros de alto. 1.180 kg. Llantas de 18 pulgadas. Un conjunto que se presentaba 190 Kg más ligero que el Ferrari 348 GTB del que estaba derivado… y del que sin embargo no tenemos cifras de prestaciones. Ni 0 a 100 km/h, ni 0 a 200 km/h, ni velocidad máxima… sí del GTB que marcaba un 0 a 100 km/h en 5.4 segundos y una velocidad máxima de 280 km/h.

Por aquel entonces, por los tempranos 90, el 348 GT Competizione se tenía que ver las caras con el Porsche 911 (964) Carrera RS… aunque por supuesto los niños de entonces sólo deberían tener ojos para un anaranjado Lamborghini Diablo.

Ferrari 360 Challenge Stradale: del circuito a casa sin remolque

Ferrari: del Competizione al Speciale

En 1989 nacía el Ferrari 348. En 1994, un año después de la llegada del 348 Competizione, se presentaba el Ferrari 355. Este no tuvo una variante “especial”. No hubo Scuderia, ni Competizione, aunque sí una versión Challenge adaptada a la competición, como también tuvo el Ferrari 348. Jaula de seguridad, aditivos aerodinámicos, asientos de competición… pero no ese toque de edición especial, de versión mimada.

Poniendo fin a la década. En 1999, llegaba el Ferrari 360 Modena y con él un considerable salto en la línea de diseño respecto al Ferrari 355. Más curvas. Muchas más curvas… incluso un salto de diseño con el Ferrari 456, presente en la gama desde sólo un año antes. Empezaba lo que podemos considerar como una nueva etapa en la marca, cercana ya a la actual Ferrari.

Ferrari: del Competizione al Speciale

4 años más tarde de la llegada del 360, tal y como pasó con el Ferrari 348; un año después de la llegada del mito, de la llegada del coche con el nombre del padre, de la llegada del Ferrari Enzo, aparecía en escena el Ferrari 360 Challenge Stradale o lo que es lo mismo: la versión de competición del Ferrari 360… pero homologada para circular por las calles.

Con la bandera tricolor recorriendo su carrocería sobre fondo blanco nos encontrábamos ante un 360 que aumentaba su potencia en 25 caballos. De los 400 caballos originales se llegaba ahora a los 425 caballos a 8.500 rpm con un par de 373 Nm. Pero el aumento de potencia de su bloque V8 de 3.6 litros no era la única mejora. Contaba con una aerodinámica mejor. También con frenos carbocerámicos y el cambio F1…. y de nuevo su peso se veía reducido, de los 1.290 kg de la versión normal a los 1.180 kg de la versión Challenge Stradale, consiguiendo un 0 a 100 km/h en 4.1 segundos, 4.5 segundos en la versión normal, y una velocidad máxima de 300 km/h, ligeramente superior al 360 Modena.

Ferrari: del Competizione al Speciale

Por entonces ya aparecía en escena un joven Lamborghini Gallardo, con su V10, con rectas y superficies planas frente a las curvas del un Ferrari 360 que afrontaba sus últimos kilómetros. A día de hoy, 10 años después, seguimos conociendo ediciones especiales del Gallardo.

Ferrari 430 Scuderia: ¿Spider o coupé?

Ferrari: del Competizione al Speciale

Si el Ferrari 348 iniciaba la “Ferrari moderna” y el Ferrari 360 daba paso al lenguaje de diseño moderno, el Ferrari 430 se encargaba de reafirmar esta nueva línea, las curvas. Llegaba en 2004 y tras 3 años en el mercado, aparecía el Ferrari 430 Scuderia. Competizione, Challenge Stradale y ahora Scuderia, haciendo honor a lo que es Ferrari… una división de competición “obligada” a vender coches de calle para costearse su andadura en los circuitos.

Con el Ferrari 430 Scuderia, repitiendo el patrón de una franja recorriendo su carrocería, con unas llantas doradas, se presentaba un 430 donde el V8 de 4.3 litros se alzaba ahora 20 caballos por encima del 430 corriente para alcanzar los 510 caballos a 8.500 rpm, reduciendo de paso su peso en 100 kg para alcanzar los 1.250 kg. Nuevo sistema de escape, una caja de cambios actualizada, una nueva aerodinámica, 15 mm más bajo que el 430, dos sistemas, el E-Diff y el F1-Trac encargándose de su tracción… y una puesta a punto hecha por una leyenda ya no sólo para la marca… una leyenda para el automovilismo mundial.

Ferrari: del Competizione al Speciale

Si Ayrton Senna afinó el Honda NSX… Si podemos suponer la mano de Fernando Alonso dándole el toque final o al menos su opinión sobre la configuración final del Ferrari LaFerrari… la puesta a punto del Ferrari 430 Scuderia recaía en manos de Michael Schumacher… quien antes de encargarse del reglaje de este 430 había dado a la Scuderia 5 títulos mundiales de Fórmula 1 consecutivos. De 2000 a 2004 ¿qué mejor embajador para un modelo que lleva el apellido de la Scuderia?

Con un F430 capaz de marcar un 0 a 100 km/h en 4 segundos, con una velocidad máxima de 315 km/h, el F430 Scuderia reducía el 0 a 100 km/h en 4 décimas para marcar 3.6 segundos junto a una velocidad máxima de 320 km/h.

Ferrari: del Competizione al Speciale

Pero la historia del F430 Scuderia no termina aquí. Un año más tarde, en 2008, Ferrari presentaba al Ferrari 430 Scuderia Spider 16M, un modelo que nacía de la necesidad de celebrar el mundial de constructores de Fórmula 1 ganado en 2008, un modelo, que limitado a 499 unidades, se presentaba entonces como el Ferrari descapotable más rápido en el circuito de la marca, en Fiorano.

La fórmula del 430 Scuderia Spider residía en una reducción de peso de 80 Kg respecto al Spider normal, siguiendo por otro lado las mejoras ya presentes en el modelo con carrocería coupé, con los respectivos 510 caballos.

Ferrari 458 Speciale: a la sombra del Ferrari LaFerrari

Ferrari: del Competizione al Speciale

Ficha técnica
  • Motor V8 4.5 atmosférico
  • Potencia total 605 CV
  • Par máximo 540 Nm
  • Peso 1.290 kg
  • 0 a 100 km/h 3 segundos

[ap_neumaticos_michelin neumatico=pilot-super-sport]

[ap_michelin centrado=si]

El último en llegar… y compartiendo año con el Ferrari LaFerrari, con lo que ello implica, estar a la sombra de lo mejor, del máximo de Maranello. El Ferrari 458 Speciale supone la evolución más extrema del Ferrari 458 Italia. Listo para debutar en el próximo Salón de Frankfurt. Menos peso. Más caballos. Mejor aerodinámica. El culmen prestacional de un diseño sublime, de unas curvas, de unas aristas, de una mirada digna de lo que son dignos todos los Ferrari… dignos de ser soñados.

Han cogido el V8 del Italia y lo han llevado 35 caballos más allá, lo han llevado hasta los 605 caballos para crear el V8 atmosférico de producción más potente de la historia de la marca. Han exprimido sus 4.5 litros para crear un 458 capaz de marcar un 0 a 100 km/h en sólo 3 segundos. Un 458 capaz de llegar desde parado a los 200 km/h en 9.1 segundos… una mejor aerodinámica, un menor peso y una mayor potencia que bien le vale el ser un segundo y medio más rápido que el 458 Italia en Fiorano, que bien le vale el 1’23”5 que es capaz de marcar.

Ferrari: del Competizione al Speciale


Suscríbete a
Altas
Prestaciones
Recibirás cada sábado en tu correo el artículo de Diariomotor Altas Prestaciones

Un nuevo frontal, con nuevos aletines. Nuevas taloneras en sus laterales. Una nueva zaga donde el característico sistema de escape con 3 salidas da paso a un nuevo sistema con sólo 2 salidas. Todo ello enmarcado por una franja blanquiazul que recorre de un extremo a otro la carrocería del Ferrari 458 Speciale.

Pero además, junto a la puesta a punto de su aerodinámica, junto al aumento de potencia de su propulsor y la reducción de peso, el Ferrari 458 Speciale cuenta como neumáticos exclusivos con los Michelin Pilot Sport Cup 2 que en unas medidas de 245/35 en eje delantero y de 305/30 en el eje trasero, ambos para llanta de 20 pulgadas, han sido desarrollados de manera conjunta a la puesta a punto del 458 speciale.

El 458 Italia es una obra de arte. Una obra sublime de diseño. El 458 Speciale es el culmen, el llevar las prestaciones, la eficacia unida al diseño a un nuevo nivel. Todo ello sin perder su esencia atmosférica. Sin perder ese característico toque. Porque el McLaren MP4-12C entrega 625 caballos sí. 20 caballos más que este 458 Speciale… 55 caballos más que el Italia… pero que el corazón de este italiano sea atmosférico es la guinda del pastel a su diseño, más aún cuando con este Speciale han conseguido crear el motor V8 atmosférico más potente de la marca… ¿veremos a un Ferrari 458 Speciale Spider?

20 años, el doble de potencia entre el 348 y el 458… pero la misma esencia

Ferrari: del Competizione al Speciale

Hoy, 20 años después del 348 GT Competizione nos encontramos con un 458 Speciale con casi el doble de potencia. Con el lógico paso de la evolución… pero con una esencia no tan diferente a lo que dos décadas atrás nos presentaba Ferrari. A lo que dos décadas atrás nacía como broche final del Ferrari 348.

Speciale, Scuderia, Challenge Stradale, Competizione… una saga que nos muestra la posibilidad de ir aún más allá, de perfeccionar ese nexo con el circuito, de sacar brillo y pecho. De hacer aún más especial lo especial, de darle un toque extra de magia ¿El siguiente paso? aún queda mucho para saberlo… pero ¿alguien duda de que será igual de especial que estos cuatro cavallinos que hoy nos han acompañado? Serán híbridos, su potencia crecerá aún más, cambiarán las curvas y la fibra de carbono dará paso a algún otro nuevo material como en su día ocurrió con el aluminio… pero la artesanía, el valor de la tradición, la esencia de Maranello… y esa capacidad para hacer soñar dudo que cambie.