Drifting en una base de misiles soviética con Ryan Tuerck: el mejor vídeo que verás hoy

 |  @sergioalvarez88  | 

Si eres medianamente aficionado al mundo del drifting, estoy seguro que conoces a Ryan Tuerck. El piloto americano es una de las estrellas internacionales del deporte, y es sin ir más lejos el propietario de cierto Toyota GT 86 con transplante de corazón – de un Ferrari 458 Italia para ser más exactos – del que os hemos hablado recientemente. Hoy, Ryan Tuerck vuelve a colaborar con Donut Media para traernos un vídeo cargado de emoción, en un escenario espectacular: una base soviética de misiles.

¿Qué mejor uso para una base militar abandonada que una brutal sesión de drifting improvisado?

Es una base abandonada, hoy por hoy, situada en Letonia. A pesar de estar abandonada desde hace más de 25 años, aún se respira entre sus muros un clima sombrío y serio. Nada que Ryan Tuerck, Kristaps Bluss – quizá te suene de este vídeo – y Matt Powers no puedan solucionar. Para ello, cuentan con tres monturas de altas prestaciones: un Nissan 350Z, un BMW M3 E46 y un BMW M3 E92. Los dos BMW montan motores LS V8 de origen General Motors sobrealimentados por compresor, mientras que el Nissan hace lo propio también con un LS sobrealimentado por dos turbos.

Entre los tres vehículos, suman aproximadamente 2.500 CV de potencia, todos ellos enfocados a la práctica del drifting. en monturas con puestas a punto especiales para dirección y suspensión. Las paredes de la base de misiles y sus caminos abandonados vuelven a bullir con vida y gritos de neumáticos torturados. Una exhibición de drifting sincronizado que te alegrará la tarde. Ya nos contaréis en la sección de comentarios qué os parecido el “momento Lenin”. Verdaderamente surrealista.

En Diariomotor:


  • X 2.0

    Espectacular sitio para hacer un video así. Increíble.