Hoy no verás nada más loco que este “Ferrari Enzo” con dos reactores de avión

 |  @davidvillarreal  | 

El más difícil todavía. Nos encantan los trasplantes de motor, tomar una base modesta y dotarla de un motor muy bruto, crear un sleeper, un lobo con piel de cordero. Pero ni el más bestia de los trasplantes, o swaps, como prefieras llamarlos, que recuerdes será comparable a este. Se trata de una creación casera, diseñada y construida por un canadiense en su propio garaje en Sherwood Park. Un “Ferrari Enzo” – nótese el entrecomillado – que equipa dos reactores de avión Rolls-Royce y que consume 400 litros de combustible en solo dos minutos pisando el acelerador a fondo, lo cual sería digno de premio Darwing, porque mucho antes de que agotase tal cantidad de combustible ya habría superado con creces los 650 km/h.

Su creador asegura que ha estado trabajando 12 años en el proyecto, que le ha costado unos 90.000 dólares canadienses, algo más de 62.000 euros.

Pero lo más impresionante no es eso, sino el hecho de que Ryan McQueen, el artífice de esta obra, comenzase a crearla hace más de una década sin tener ningún conocimiento de ingeniería, soldadura, o técnicas de trabajo con metal, fibra de vidrio, fibra de carbono, ni motores de avión.

Según asegura el propio Ryan, en una entrevista a la CBC canadiense, todas las técnicas aplicadas en este coche las aprendió leyendo, buscando en Google y viendo vídeos en Youtube. Tal vez por eso el proyecto se haya dilatado tanto tiempo y a día de hoy reconozca que aún está comenzando a conseguir que su “coche” consiga ganar tracción al poner en marcha sus reactores.

La motivación para tal empresa la halló en algunas carreras de aceleración de vehículos a reacción a las que acudió en 2004. Fue entonces cuando decidió vender su preciado Corvette y ponerse manos a la obra para crear una bestia artesanal con dos motores Rolls-Royce, que además de fabricar imponentes coches de lujo, es uno de los principales proveedores mecánicos de la aviación.

Este “coche”, por cierto, no es un verdadero Ferrari Enzo. El propio Ryan se puso manos a la obra para crear un armazón de acero, y a moldear un cuerpo de fibra de vidrio y fibra de carbono, para conseguir que se asemejase en la medida de lo posible al famoso Ferrari Enzo.

Fuente: Ryan McQueen | CBC.ca | Vía: Autoblog.nl
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Qué demonios sucedió con el Ferrari Enzo que acumulaba polvo en Dubái?

  • alex.remsen

    macho, fue ver la imagen del artículo y echarme a reír a carcajadas. menudo engendro, tio!

  • X 2.0

    Al principio me asustó porque pensé que habían desguazado un autentico Ferrari Enzo, pero veo que es una carrocería de fibra bastante bien conseguida por cierto.

    Pues es admirable que con sus bajos conocimientos haya podido llegar tan lejos con su proyecto, es increíble la verdad. Ahora necesita una buena pista donde probar y demostrar hasta que punto está bien construido. Cuando halla video, publicarlo.