Vídeo: si quieres acabar con la vida de tu motor, mete segunda a 150 km/h

 |  @sergioalvarez88  | 

Ocurrió en lo que parece Francia, o al menos, un país de habla francesa. Quizá el conductor de la Renault Master quería acabar con la vida de su motor, o quizá pensó que sería una buena idea meter segunda a 150 km/h, y ver qué pasaba. Lo que pasó fue que los pistones y las válvulas del motor hicieron su particular homenaje a esa pegadiza canción de los bolígrafos y las piñas. El resultado ha sido un motor completamente inservible. Explicamos la surrealista situación, desenvuelta en un vídeo de apenas 8 segundos.

Lo que ha sucedido es lo que comúnmente se conoce como “pasar de vueltas” el motor.

En el vídeo se puede a escuchar a un hombre decir, “voy en sexta a 150 km/h, voy a meter segunda”. Instantes después, mete segunda y el cuentavueltas llega a su tope, mientras el motor diésel de la furgoneta trata de imitar el régimen de giro de un rotativo Mazda. El resultado es lo que comúnmente es conocido como “pasar el motor de vueltas”, literalmente. El motor no está preparado para girar tan rápido, y el aplastamiento del tren de válvulas – entre otros desastres mecánicos – llega en cuestión de un par de segundos.

Algunos comentaristas en YouTube apuntan a que la furgoneta tenía como destino el desguace, o estaba mecánicamente dañada, debido a la luz de fallo de motor. Sea como fuere, además de ser mortal de necesidad para la mecánica, pasar a una marcha tan baja a tanta velocidad puede ser peligroso para los ocupantes del vehículo: se pueden bloquear las ruedas motrices, con la consiguiente pérdida del control del vehículo. Sólo nos queda emitir una recomendación obvia: no es buena idea meter segunda a 150 km/h en ningún coche.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Vídeo: y así es como un Skoda Octavia RS venció al Ferrari 458 Italia en Transfagarasan, la carretera más impresionante de Europa

  • Issam

    Ha puesto a prueba el articulo de David: (¿Sabías que revolucionar más el motor de tu diésel evita averías?), pero hablando seriamente importe el coche o no, ha puesto en peligro su integridad física y los de alrededor si estuviese alguien ahí.

  • Txesz

    Lo único encendido en el cuadro de mandos es el indicador de luz de cruce y el de una puerta mal cerrada, cosa que confirma el display del cuentakilómetros. La luz amarilla de fallo del motor se enciende con el primer golpe que se oye.

    A la temeridad de hacerlo en una vía pública, se añade el hecho de ser de noche, rodando por el carril izquierdo. Quiero creer que miró y remiró por los retrovisores para cerciorarse de que no veía a nadie por detrás. O si lo había, estaba lo bastante lejos. Pero yo me hubiese acercado al arcén para realizar tal experimento. Y a ser posible, tal vez cerca de un carril de deceleración, con luz iluminando la zona y la posibilidad de no dejar el vehículo en medio de la autopista. Y cuando llames a la grúa, le dices “estoy en tal salida”.

  • Pablo

    Sin comentarios. Lo hace con coches circulando en los dos sentidos. Y a saber si iba alguien detrás que seguro que sí porque este es tonto de remate.

  • Leonmafioso

    Oligofrenia en su estado más puro.