Renault Z.E. Concept

 |  @sergioalvarez88  | 

Juntos a los motores dCi y TCE, Renault también se dedica a innovar en coches eléctricos, como parte del compromiso del grupo Renault-Nissan de ofrecer soluciones de movilidad sostenible en un futuro cercano. Basada en la furgoneta compacta Kangoo be bop, el Z.E. (Zero Emission) Concept es la visión de futuro del fabricante francés en cuanto a un coche limpio, eficiente y fácil de usar. Captura el espíritu de los eléctricos pero al mismo tiempo no descuida el confort.

Con una longitud de 3.85 metros y una altura de 1.85 metros, los ocupantes irán cómodamente situados en un habitáculo biplaza. La razón de esta configuración es el hecho de que en el 90% de los desplazamientos urbanos el vehículo va ocupado por una sola personas, además se gana en espacio de carga. Mientras tanto un motor eléctrico de 70 kW (94 CV) y 226 Nm de par máximo impulsa sin esfuerzo y en silencio al Z.E. Concept.

Renault Z.E. Concept

El propósito primordial del Z.E. es para minimizar su consumo eléctrico. Para ello emplea soluciones innovadoras con futuro comercial. Una de ellas es el empleo de pintura refractaria y un aislamiento del habitáculo similar al de un Thermo – dos capas de material, un espacio con aire entre ellas -. Junto a los cristales tintados de verde, este excelente aislante ayuda a mantener el calor en invierno y a mantenernos frescos en verano, evitando el uso de los sistemas de climatización.

Al igual que en el Seat Exeo, paneles solares en el techo alimentan los sistemas de acondicionamiento de la temperatura, permitiendo una temperatura fresca en el interior del coche, ya esté detenido o en marcha, con un evidente ahorro energético. Renault juega con nuestra sensación térmica para ofrecernos bienestar incluso a bajas temperaturas. A 15ºC, un sistema de calefacción viene bien, pero si únicamente calentamos nuestras manos y cara la sensación de frío desaparece.

Renault Z.E. Concept

La energía que necesita usar por tanto la calefacción es mínima, un volante calefactado y un chorro de aire caliente hacia nuestra cara son suficientes. También se trabaja para evitar pérdidas de energía debido a la floja aerodinámica del vehículo. Se han suavizado bastantes superficies y se susitutyen elementos como los retrovisores por cámaras conectadas a una pantalla en el salpicadero. Se incluye una cámara de ayuda al aparcamiento.

Finalmente, los faros con bombilla se sustituyen por otros de tipo LED, mucho menos sedientos de electricidad. El Z.E. Concept proporciona una experiencia de conducción relajante e interactiva donde todo está diseñado para ser intuitivo. Tal amabilidad con sus usuarios se traduce en responsabilidad en cuanto a seguridad. Los ocupantes están excelentemente protegidos y en caso de atropello a un peatón se minimizan sus lesiones gracias a unos parachoques de gel de poliuretano.

Renault Z.E. Concept

Vía: worldcarfans
En Diariomotor: Dodge EV, un prototipo de coupé eléctrico, Dodge EV, un prototipo de coupé eléctrico, Nice MyCar, un eléctrico urbano muy equilibrado

Lee a continuación: Renault Mégane Coupé Trophy, 360 CV para un compacto de competición