Maserati Quattroporte Sports GT S

 |  @omiguel  | 

Maserati acaba de presentar su nueva versión Sport GT S del Quattroporte, basada en el lavado de cara que ha sufrido recientemente. Los cambios sobre la versión anterior son tan delicados como lo han sido para la berlina de base pero el mantener su imagen de marca italiana inigualable es uno de sus pilares básicos. El “poco más” sobre la ya deportiva variante S se traduce en un acabado exclusivo y muy elegante que se verá en directo en el NAIAS de Detroit del mes que viene.

El Sport GT S es señorial en todas sus líneas, con el brillante acabado de sus pinturas apoyado sobre unas soberbias llantas de aleación deportivas pero no extremistas. Torna ligeramente su cara con discretas pinceladas de oscurecimiento presentes en la tradicional parrilla y en los faros principales. Aunque el distintivo principal se encuentra en el interior, en el que las inserciones en madera se intercambia por unos ligeros y elegantes diseños en fibra de carbono. El tapizado general es recurrente pero no así el de los asientos para los cuales se ha elegido una correcta mezcla de piel tradicional y Alcantara.

Maserati Quattroporte Sports GT S

La progresión de potencia en el Maserati es discreta pero remarcable. En el Quattroporte convencional el motor V8 de 4.2 litros ofrece una potencia constante y ronroneante de 400 CV mientras que en el Quattroporte S su contundente energía crece hasta los 430 CV con su salto de cilindrada hasta los 4.700 cc. Este mismo bloque es el empleado en el Sport GT S para proporcionar 440 CV, con la utilización de un sistema de escape de mayor caudal que cuenta con una válvula ajustable en el silenciador.

Maserati Quattroporte Sports GT S

Este ocho cilindros permanece transmitiendo la fuerza a una caja de cambios ZF automática de seis marchas, que se ha depurado con un nuevo software de gestión que permite unos cambios de marcha más rápidos y con menor pérdida de potencia. La opción manual está permitida gracias a unas levas del cambio situadas detrás del volante, preparadas para un comportamiento más personal y deportivo. El Sport GT S también recibe un mejor apoyo en el asfalto con una renovada suspensión que produce una menor altura y una absorción más contundente de las imperfecciones en carretera.

Comparando con la anterior generación el Sport GT S ha ganado en potencia y ha mantenido la alta calidad del resto de características y equipamiento. Todo un acierto que mantiene el alto estatus de Maserati en el segmento de las berlinas superiores.

Maserati Quattroporte Sports GT S.

Vía: autoblog.nl

En Diariomotor: Maserati Quattroporte 2009, con nueva y potenciada versión S | Galería fotográfica de los Maserati Quattroporte S y Gran Turismo S

Lee a continuación: Galería fotográfica de los Maserati Quattroporte S y Gran Turismo S

Solicita tu oferta desde 109.900 €