El Warthog del videojuego Halo da el paso al mundo real

 |  @sergioalvarez88  | 

Todos aquellos que hayáis jugado a la saga de videojuegos Halo recordaréis el emblemático Warthog. Para aquellos que no conozcáis Halo, el Warthog es un todoterreno militar, además de tracción integral cuenta con un sistema de cuatro ruedas directrices para una movilidad óptima. Su aguerrido aspecto y su impresionante desempeño en todo tipo de situaciones – virtuales – le hicieron ganarse el cariño de muchos frikis aficionados, tanto que los neozelandeses de Weta Workshop han construido el primer Warthog real.

Para quienes no los conozcáis, Weta Workshop es un taller dedicado fundamentalmente al diseño de vestuario y en general a todo tipo de elementos de caracterización para la industria del cine. Ellos fueron los encargados de vestir a los orcos de la saga cinematográfica de El Señor de los Anillos y recientemente han creado un Warthog desde cero para su uso en eventos promocionales. El punto de partida para el equipo de ingenieros ha sido el chasis y la mecánica de un todoterreno Nissan Patrol.

El Warthog del videojuego Halo da el paso al mundo real

Pronto se dieron cuenta de las limitaciones de dicha base a la hora de diseñar el sistema de cuatro ruedas directrices y mantener las proporciones de manera exacta con el Warthog virtual. Por tanto se quedaron con los ejes, diferenciales y motor, construyendo el chasis y carrocería de manera artesanal. Para el propulsor, se dotó al rudo seis cilindros diésel de un turbocompresor, acoplándose a un sencillo cambio automático, encargado de enviar la potencia a un sistema de tracción integral permanente.

Incialmente se iba a emplear en una película de Halo, desafortundamente nunca paso de la fase guión, y ya que estaba construido se ha empleado en todo tipo de eventos. En cualquier caso, se impuso a Weta un plazo máximo de presentación de seis semanas. Según el equipo de ingenieros dirigido por Peter Osborne, habrían sido capaces de replicar las excepcionales cualidades off-road del Warthog si lo hubiesen dotado de suspensión independiente, pero por falta de tiempo se recurrió al tradicional eje rígido.

El Warthog del videojuego Halo da el paso al mundo real

A la hora de conducirlo – una revista especializada en la XBOX ha podido – resaltan que en la línea de visión del conductor coincide el pilar A, con lo que la visibilidad no es su fuerte. Sin embargo, el uso del cambio automático es sencillo y es una auténtica gozada utilizar los tres modos disponibles de giro: con las ruedas delanteras, con las cuatro ruedas y el modo cangrejo. En este modo, las ruedas de ambos ejes giran hacia el mismo lado, permitiendo desplazamientos laterales con un gran ángulo.

A pesar de las limitaciones de tiempo, el resultado final es ciertamente impresionante. Hasta el más mínimo detalle se ha recreado, desde pequeños impactos de proyectiles en su carrocería hasta una gran ametralladora situada sobre el habitáculo, pasando por su pintura militar y esos característicos tapacubos futuristas. Como complemento al Warthog, Weta ha caracterizado a un sufrido voluntario como marine del futuro, a juego con el todoterreno.

El Warthog del videojuego Halo da el paso al mundo real

Su principal pega es no disponer de un botón X gigante para darle la vuelta en caso de vuelco, pero no se puede pedir todo en esta vida.

El Warthog del videojuego Halo da el paso al mundo real

Vía: worldcarfans
En Diariomotor: El videojuego del BMW M3, aprende a pilotarlo antes de comprarlo, Suzuki SXBox Concept, pasión por los videojuegos, Nissan 200SX Track Car, impresionante proyecto artesanal

Lee a continuación: Porsche C88, el utilitario de bajo coste que nunca vio la luz