CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

5 MIN

Aston Martin DBS Volante

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 26 Feb 2009
Aston Martin DBS Volante
Aston Martin DBS Volante

No sólo Bentley representará a la élite de la industria automovilística inglesa en el Salón de Ginebra, Aston Martin nos mostrará el nuevo Aston Martin DBS Volante. Lo primero que me impresiona de este descapotable con techo de lona es su belleza, y creo que es uno de los pocos coches que nadie con un sentido de la estética medianamente desarrollado pueda denostar. Sus proporciones son casi perfectas, y su diseño – a pesar de llevar bastantes años en el mercado – no deja de cautivar miradas en todo el mundo.

La típica calandra Aston Martin enmarca un frontal sobriamente elegante, pero más deportivo que el que podríamos encontrar en un DB9 gracias a la profusión de tomas de aire. Si el frontal impresiona, la zaga – uno de los puntos conflictivos de muchos descapotables – para nada defrauda. Los pilotos traseros blancos enmarcan un conjunto logrado y distinguido. Es una de las ventajas de las capotas de lona frente a los techos duros plegables, no ocupan espacio y no dan lugar a abultados traseros.

Un mecanismo eléctrico pliega y despliega la ligera capota en únicamente 14 segundos, siendo operativo el sistema hasta velocidades de 48 km/h. El descapotable número 16 de los 95 años de historia de Aston Martin se fabrica artesanalmente en Inglaterra, así como su brillante propulsor. El DBS Volante posee un V12 atmosférico de 6 litros de cilindrada, capaz de desarrollar 517 sonoros CV a 6.500 rpm, acompañados de una cifra de par máximo que se eleva a 570 Nm a 5.750 rpm.

Esta progresiva unidad de doce cilindros posee el 85% de su fuerza máxima a partir de las 1.500 rpm y se asocia bien a una caja manual de seis velocidades o bien a una recientemente desarrollada caja automática ZF “Touchtronic 2”, también de seis velocidades. Esta última caja se ha estrenado en el DBS Coupé, y cuenta con un modo de funcionamiento deportivo que se encarga de acortar al máximo los cambios de marchas, minimizando también la retención del motor al bajar marchas.

Ambas van montadas en el eje trasero, favoreciendo un excelente reparto de pesos. Todos los DBS van dotados de serie con un diferencial autoblocante mecánico (LSD), lo que evidencia la orientación deportiva de la marca, superior a la de rivales como Bentley: el Volante, enfocado a un alto rendimiento dinámico, no podía ser una excepción. Las prestaciones anunciadas por el fabricante son impresionantes: los 100 km/h caen en únicamente 4.3 segundos, y su velocidad máxima se cifra en 307 km/h.

No será el cabrio más rápido del mundo pero a priori no creo que muchos de sus futuros dueños expriman tanto su mecánica ya que entre otros factores, sólo podrían hacerlo legalmente en las Autobahn alemanas o en un circuito cerrado. Aston Martin presume de un chasis dinámicamente ejemplar, en uno de los cabrios con mayor rigidez torsional del mercado. Esta es el 75% de la del coupé debido a la pérdida del techo, y los refuerzos que aseguran una rigidez de 20.000 Nm por grado son pesados.

La masa total se cifra en 1.810 kg, no es una mala cifra para un superdeportivo de 4.72 metros de longitud, pero debemos tener en cuenta que el coupé pesa 1.695 kg. Como elementos influyentes en el comportamiento del cabrio, destaca el Adaptive Damping System (ADS), un sistema de supensión activa que adapta la dureza de los amortiguadores en función de la conducción que el conductor esté practicando y las condiciones de la carretera. Cuenta con modos “Normal” y “Track”.

El control de estabilidad dinámico se conjuga con la suspensión adaptativa y es completamente desconectable, aunque no es recomendable hacerlo si no somos expertos, no queremos incidentes dignos de James Bond. Finalmente neumáticos Pirelli P Zero y un conjunto de frenos carbono-cerámicos ponen la guinda a un pastel sumamente atractivo. Su diámetro es de 398 mm – pinzas de seis pistones – en el eje delantero y 360 mm en el eje trasero – pinzas de cuatro pistones -.

Sentados en su cómodo habitáculo podemos disfrutar de la conducción, rodeados de los mejores materiales, como cuero de alta calidad o la fibra de carbono. Pero sólo si estamos sentados en las plazas delanteras, las traseras son tan sumamente pequeñas que apenas podría caber un niño, que al cabo de cinco minutos estaría deseando salir de su cubículo. Pero grandes o pequeños todos podrán disfrutar del sistema de sonido Bang&Olufsen BeoSound DBS con 13 altavoces y una calidad de sonido sin igual.

Y si se acaba la música, las dos tuberías de órgano situadas en la parte trasera del coche emiten un sonido celestial.

Equipamiento de serie

  • ABS + EBD
  • Control de tracción + control de estabilidad DSC
  • Suspensión adaptativa
  • Airbags frontales y laterales
  • Frenos carbono-cerámicos de alto rendimiento
  • Asientos calefactados
  • Ordenador de a bordo
  • Climatizador automático
  • Control de crucero
  • Manos libres Bluetooth
  • Navegador con disco duro integrado
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Control de presión de los neumáticos
  • Asientos deportivos de cuero
  • Sistema de sonido Bang & Olufsen BeoSound DBS
  • Conexión auxiliar de 3.5 mm, USB y compatibilidad con iPod
  • Paraguas en el maletero

Equipamiento opcional

  • Llantas de 20 pulgadas en acabado grafito o cromado
  • Encendedor y cenicero
  • Botiquín
  • Molduras en color negro brillante
  • Alarma volumétrica

Aston Martin DBS Volante

24
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vía: autoblog, motorpasion En Diariomotor: Arranca tu Aston Martin DBS a distancia con un reloj, Aston Martin DBS Volante, fotos espía del cabrio inglés, Aston Martin DBS, presentado el modelo de calle